Americana femenina por delante y por detrás

Cómo cubrir un cuerpo

Americana femenina por delante y por detrás

Tomaremos un patrón de base de americana, en nuestro caso hemos tomado el del post “Patrón base de la americana femenina” y su respectiva manga que trazamos en el post “La manga de la americana femenina

En este post trazaremos una americana femenina sin costuras en el hombro y evitaremos todas las costuras verticales del cuerpo. Tendrá un delantero recto de tres botones y la solapa quebrará en la línea de pecho. En la parte posterior tendrá otra apertura de dos botones y solapa que quebrará al nivel del segundo botón del delantero.

Abriremos costura en el montante de espalda para poder evitar la costura del hombro.

Para empezar marcaremos sobre el patrón base los cortes horizontales que realizaremos. El bajo de la americana estará al nivel de la línea de petites hanches.

Separaremos las piezas

Juntaremos la parte superior e inferior tal y como se muestra en la ilustración que sigue:

Luego juntaremos las piezas del nivel intermedio, al juntarlas vemos que por fuerza deberemos desentallar la americana: recordemos que en el trazado hemos subido el entalle de la cintura entre la pieza de entalle del delantero y el costadillo de 1 cm para albergar la cresta ilíaca. Al juntar las piezas vemos que desentallamos en esta costura de un cm y medio. Vide la próxima ilustración.

Si queremos que la americana quede más entallada podemos provocar otro corte a  modo de martingala cosida en la cintura.

Nosotros hemos preferido hacer un corte de más para que la americana conserve al máximo su holgura original.

Hemos provocado las líneas de corte que hemos evidenciado en rojo, hemos separado las partes y hemos unido las partes entre sí.

Podemos observar que ahora el incremento de holgura se reduce a la mitad.

En la próxima ilustración mostramos las cuatro piezas del cuerpo de nuestra americana. Los rectos hilos de las piezas conservarán los originales de las piezas de mitad delante.

Juntaremos las piezas reconstruyendo la espalda original.

Para ello hemos duplicado la parte superior (en violeta) para poder tener el canesú de la espalda.

Vemos en la próxima ilustración cada una de las piezas evidenciadas con un color diferente para no crear confusión.

La pieza de color negro y violeta son la misma: en el trazado violeta vemos que hemos dado un trazo discontinuo a toda la pieza menos a la parte del canesú, en la pieza duplicada de color negro vemos que toda la pieza es de color continuo exceptuando la parte del canesú.

Procederemos a patronar las solapas de la parte de la espalda para ello sacaremos de la punta de la caja de espalda 2 cm para fijar el quiebre, daremos 1,5 cm en la parte de la mitad de espalda (en este caso hemos conservado la forma curva de los riñones) y hemos marcado los botones, al nivel del botón superior intersección del canto detrás hemos marcado el segundo punto que fijará la línea de quiebre.

Por último hemos dibujado la inglesa y la contrainglesa como ya referimos en post anteriores a los que nos remitimos para esta parte del trazado. Y hemos marcado el ancho de la muesca que lo hemos hecho igual que la del delantero.

Empezaremos a patronar el cuello fijando los anchos del pie de cuello  y del cayente a 2.5 y tres cm respectivamente en una doble escuadra sobre la línea de quiebre como enseñamos a hacer en post anteriores a los cuales nos remitimos.

Retomaresmos el cuello original del patrón base que estamos utilizando para la transformación, buscaremos los puntos que acabamos de hallar en el cuello de la espalda que estamos patronando, o sea el punto que corresponde a la costura de cuello intersección con la costura de pie de cuello y su correspondiente del cayente de cuello (que evidentemente estará escuadrado sobre la primera parte del quiebre de la pieza del cuello), cortaremos el cuello de delante por esta línea para juntarlo por patronaje al cuello de la espalda, patronaremos la  contrainglesa del cuello de la espalda que tendrá la misma inclinación que la del delantero y la misma longitud para igualar los dos cuellos.

En esta imagen vemos el cuello del delantero ya cortado evidenciado de color verde.

Situamos el cuello del delantero en su posición y acabamos de patronar la parte del cuello de la espalda.

Separaremos el cuello y redondearemos el dibujo del canto del cayente como mostramos en la próxima ilustración.

Aprovecharemos para sacar los plastrones de la parte de la espalda. El plastrón mayor lo vemos evidenciado con una línea discontinua roja y el menor con una línea discontinua azul.

Separaremos las piezas de la americana, recordemos que tenemos una pieza duplicada, que es la superior que contiene el canesú de espalda, separaremos el canesú de espalda y lo reproduciremos en la pieza que corresponde, la del delantero en que hemos trazado el quiebre de la solapa trasera.

Separaremos los plastrones de la espalda.

En la siguiente ilustración hemos colocado conforme al RH del delantero las piezas de la americana, hemos marcado los plastrones con sus plenos bieses.

Tomaremos el patrón original antes de cortarlo para sacarle las vistas de la parte trasera  y el forro. Previamente reproduciremos la solapa de espalda en la parte de la espalda

Hemos evidenciado el corte de la vista con un trazo de color rojo. La vista del delantero la haremos coincidir con la pieza de mitad delante, mientras que la pieza de entalle del delantero la cortaremos directamente en forro.

Patronaremos los plastrones  y separaremos las piezas de la solapa de espalda.

El despiece completo de la americana que hemos patronado es el siguiente.

Las mangas las hemos dejado igual que en el patrón original.

En post anteriores hablamos de algunas transformaciones de la manga si queréis modificarlas, podéis hacerlo con toda libertad ya que no afectan a la sisa, a no ser que sea una manga martillo, una ranglán, una kimono o una japonesa.

Si queréis una americana tradicional con las costuras verticales con una doble solapa, una delante y otra detrás sólo tenéis que recuperar  la parte del forro y vistas, la manga las entretelas y la espalda antes de cortarla:

Podéis ver otra transformación de la americana femenina en “El Spencer femenino

  

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Cargando ... Cargando ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *