Casar líneas y cuadros

Cómo cubrir un cuerpo

Casar líneas y cuadros

En este post hablaremos de cómo hacer casar las líneas y los cudaros en la americana sastre recta de mujer dentro de la serie de post que iniciamos con “Americana sastre femenina”, “Plastrones de la americana recta sastre femenina”, “Puesta a punto de la americana mujer sastre femenina”, “El cuello picado”, “Armado de los plastrones” “Colocación de los plastrones  1” y “Colocación de los plastrones  2”.  Todos ellos los podéis encontrar en el índice de nuestro blog en el epígrafe “N.- Patrón de la americana”

Quisiera hacer un inciso sobre el delantero de la americana, para que más adelante, en un post sucesivo, cuando enseñemos a cortar la americana directamente encima del paño sin patrón no se cree confusión entre las partes :

El costadillo técnicamente forma parte del delantero. En sus orígenes las chaquetas contaban sólo de dos partes: la espalda y el delantero. La espalda llegaba hasta la línea de sisa y el delantero comprendía las actuales dos piezas que hoy llamamos delantero y costadillo. La línea de avance de costadillo servía para acomodar las conformaciones: la conformación obesa y robusta presentaban una gran pinza, la conformación normal una pinza que generalmente rondaba entre los 1.5 y los 3,5 cm y la conformación junior disminuía e incluso en algunos casos desaparecía.

En la próxima imagen vemos un diagrama de corte de los últimos años del 800.

casasr-cuadros-y-líneas-del-cuerpo-00

Tradicionalmente el sastre cortaba, y aún hay quien lo hace, el paño directamente aplicando las medidas. Poco a poco a medida que había más demanda de chaquetas y muchos de los operarios de sastrería se establecieron como sastres empezaron a reproducir en papel el corte que les servía para despiezar el paño. Por comodidad rompieron el patrón del delantero sacando una pieza, el costadillo. Para las conformaciones copiaban el delantero actual y a partir del borde de la costura de esta misma pieza, en el avance de costadillo contaban el valor de obesidad en la cintura y colocaban la nueva pieza del costadillo a partir del valor de obesidad, marcaban con una tiza en el paño la parte del bajo, de la costura de costado, sisa y a partir de la punta de sisa con la línea de avance de costadillo abrían la gran pinza que se patrona para las americanas de los obesos.

Por comodidad, acabó separándose el  costadillo del delantero: dejando un re largo suficiente se podían preparar delanteros la misma talla que en el momento de la prueba se podían ajustar a varias conformaciones, por otra parte los pieceros (personas que se encargaban de la manipulación de cada una de las piezas) podían acelerar su trabajo al trabajar con piezas más pequeñas. Si el piecero se cargaba la pieza,  el paño a sustituir del delantero (sin el costadillo)era menor: el sastre se ahorraba un tercio de la tela. Por último en el caso de calcular mal la pinza de obesidad, el cliente no se daba cuenta al ver aparecer una costura que no esperaba a mitad de los vivos del bolsillo.

Si nos referimos al sastre de las mujeres, el costadillo servía para entallar y seguir el cuerpo de la mujer que en aquel entonces vestía el corsé “sablier”. El corsé sablier o reloj de arena repartía ecuánimemente las “carnes” de la señora  por lo que en el costado y en la mitad delante se tenía que trazar una pinza importante (algunos métodos la calculaban con un octavo de pecho) por lo que necesitaban de la costura de avance de costadillo para vestir la diferencia entre cadera y  cintura.  Cuando la mujer dejó de llevar el “sablier” y pasó a vestir el “droit devant” el costadillo ya se había emancipado. Y desde entonces, como joven que sale de la casa paterna, se ajunta con el actual delantero, pero conserva su fuero de independencia. 

He querido hacer este pequeño inciso histórico por dos motivos: uno para alertar a la gente que quiera o por su trabajo deba dar vida a modelos de hace más de un siglo y por otra parte para explicar si veis diagramas antiguos de corte que no os sorprenda de ver el costadillo aún en “casa de los padres”.

Ahora explicaremos de cómo cortar el resto del paño del cuerpo para que las líneas casen.

Hablamos en el post “Colocación de los plastrones 1” De cómo cortar los dos delanteros para que la línea de mitad delante coincidiera en ambos lados.

En este post enseñaremos la forma de casar las líneas de las piezas en uno de los lados del paño doblado al  lomo, una vez las piezas dispuestas de forma en que casen las líneas, encararemos las piezas de la forma en que enseñamos para el delantero.

En la primera imagen de este post mostramos las piezas cortadas en un paño de cuadros, sobre esta ilustración explicaremos cómo hacer casar las líneas. Luego veremos cómo hacer casar las líneas en el montaje.

casasr-cuadros-y-líneas-del-cuerpo-01

Si nos fijamos en el dibujo podemos ver que:

a.- Las líneas verticales del dibujo siguen el RH

b.- Una línea vertical pasa por la mitad delante (hemos evidenciado la línea de botonera o mitad delante con una flecha. La línea de mitad delante recordemos en el trazado está a 1.5 cm más adentro que el canto de la americana.

c.- La vista está encarada con el delantero tanto en las líneas horizontales como en las verticales, por lo que la línea de mitad delante o de botonera está sobre una de las líneas verticales que define un cuadro.

d.- Vemos que las líneas por encima de la pinza de pecho siguen rectas  desde la solapa hasta la sisa

e.- El antiguo entalle del delantero lo partimos en dos partes, una la superior que la juntamos desde la punta del pecho hasta la costura del hombro, la otra (la inferior) la juntamos desde el nivel del bolsillo hasta el bajo.

Si nos fijamos en la ilustración las líneas situadas por debajo del bolsillo siguen desde la mitad delante hasta la costura del lado  (que corresponden a la parte inferior de la pieza de entalle del delantero)

La parte superior del antiguo entalle no seguirán el antiguo RH del entalle del delantero, sino que habrán quedado en un falso bies por lo que harán espiga tanto en la costura del bolsillo como en la pinza de pecho

Mostramos en la siguiente ilustración el delantero con la pinza cerrada.

casasr-cuadros-y-líneas-del-cuerpo-02

Al cerrar la pinza del pecho vemos que no quedan alineadas con la mitad delante.

A la hora de casar las líneas tendremos en cuenta la costura de avance de costadillo del delantero sólo desde la apertura del bolsillo hasta el bajo.

Si volvemos a mirar el primera ilustración de este post veremos que las líneas horizontales casan en todo el cuerpo excepto en la parte superior al bolsillo de la costura de avance de costadillo de la pieza del delantero.

casasr-cuadros-y-líneas-del-cuerpo-03

Hemos evidenciado líneas iguales con flechas de doble punta rojas.

Ahora ya tenemos casadas todas las líneas horizontales.

Las líneas verticales de la vista están casadas con las líneas verticales del cuerpo ya que lo hemos cortado siguiendo las mismas líneas en el paño:

Si ponemos la vista encima del delantero veremos que la cuadrícula sigue en las dos piezas.

casasr-cuadros-y-líneas-del-cuerpo-04

Ahora faltará hacer casar las líneas verticales entre el delantero el costadillo y la espalda.

casasr-cuadros-y-líneas-del-cuerpo-05

En el caso de la americana todas las piezas tienen forma. Podemos tener la precaución de que en  la parte más ancha una pieza que esté en contacto con la pieza sucesiva en sentido horizontal tenga la misma posición respecto a las líneas verticales más exteriores y cercana de la costura de la pieza anterior  (como indicamos con las flechas de color azul), sin embargo sólo en el recorrido perpendicular a las líneas bases horizontales la línea se mantendrá derecha.  la línea no es perpendicular a las líneas bases de construcción de la americana, la espiga que realizarán las líneas verticales al entallarse serán simétricas y convergerán en el mismo punto en el caso en que el entalle sea igual y simétrico.

Una vez cortada de esta forma la americana en este caso, la prenda en general, la mayoría de líneas casarán.

Con los dibujos en las prendas estampadas y los jacquards se cortan de la misma manera si son estampados o labrados de dos direcciones. Pero sobre ello ya profundizaremos en otro post.

En el ensamblaje del costadillo al delantero enseñaremos a cómo intentar casar las espigas de las líneas verticales en los entalles asimétricos.

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Cargando ... Cargando ...

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *