El bustier el fourreau o el vestido palabra de honor

logo CC1C def gran

El bustier el fourreau o el vestido “palabra de honor”

Llamaremos bustier en este blog (y sus blogs derivados: “Cómo patronar un cuerpo” y “Cómo se cubrió un cuerpo”) al corsé que da forma a un vestido y que forma parte de él.

Hay dos tipos de bustiers, el bustier-corsé y el bustier-percha.

Llamaremos bustier- corsé al corseé que sirve como base del tórax de un vestido completo y bustier-percha al que tiene la función de “colgar” un vestido de su escote.

Los dos corsés tienen algo en común: los dos son interiores, o sea no se ven en el exterior de la prenda.

El primero, el bustier-corsé aunque es una parte interior del vestido y no lo vemos, arma el tórax y el busto de la persona que lo lleva, está recubierto de drapeados, bouillonées plisados o simplemente de la parte superior de un vestido que mágicamente se mantiene desde la cintura hasta cubrir el pecho por la parte delantera y que se abre caprichosamente en la espalda desafiando las leyes de la gravedad. La cinturilla es la justa de la persona que lo viste y a partir de ésta cuelga la parte inferior del vestido.

En el segundo caso el bustier-percha suple la función del tirante, podemos colgar una prenda de su escote sin necesidad de tirante/s que nos mantengan la tela a nivel de pecho y espalda en su sitio.  A diferencia del primero, el bustier-percha nos permitirá colgar un vestido que flote alrededor del cuerpo de la clienta dejando adivinar su cintura sin tener que marcarla, este hecho estilizará muchísimo la silueta.

El prêt à porter ha hecho algunas incursiones en los modelos de los bustiers-corsé sin muy buenos resultados, menos veces se ha atrevido a pisar el terreno del bustier-percha que es uno de las joyas de la alta costura strictu sensu.

La idea del “flou” de lo vaporoso a la hora de construir un vestido es uno de los ideales más puros de belleza y seguramente uno de los grandes pilares de la alta costura ( siempre hablando strictu sensu): el poder cubrir un cuerpo desnudándolo.

Quiero recordar, si me lo permitís un gran profesor que tuve en Paris en Les Écoles de la Chambre Syndicale de la Haute Couture Parisienne, Mr. Marco, quien definía que la más alta creación del vestir consistía en dar la apariencia a un vestido a la de una tela tirada encima de un cuerpo desnudo y conservar la forma del cuerpo y la naturalidad del trapo encima de aquél.

Esta forma de vestir desnudando o de desnudar vistiendo sólo la podemos conseguir  siguiendo la silueta de un cuerpo  sin nunca tocarlo, dejando moverse la tela alrededor de él.  El vestido que cuelga de un bustier rozando el cuerpo pero sin nunca sujetarlo dando esa idea de ligereza y voluptuosidad se llama en francés fourreau que traducido al castellano literalmente es “funda”, “vaina” o “tubo”.

En este post vamos a enseñar cómo transformar un corsé para que sirva como bustier en un fourreau.

Partiremos del patrón base del corsé femenino (que podéis revisar en el post “Trazado base del corsé femenino”).

Print

Los  bustiers terminan en línea de cintura de la clienta por lo que cortaremos  el patrón por la línea de cintura.

Si nos fijamos en el patrón que hicimos, no observamos las variaciones de las diferentes alturas de la cintura ya que dijimos que lo dejábamos como base para ulteriores variaciones. En este post daremos las alturas justas ya que la prenda ajustada podría causar incomodidad en las crestas ilíacas de la clienta.

Para hacerlo debemos saber las variaciones respecto a la mitad de espalda. Supongamos que las variaciones entre el largo de mitad de espalda y lado es de +1.5 y que de mitad de espalda a mitad delante es de -0.5.

Print

Print

La cinturilla de la clienta tendría el siguiente aspecto.

Print

El bustier  está  ya a punto para la prueba, tradicionalmente se corta en glasilla y se prueba encima de la clienta antes de en-varillar.

Se hacen los retoques pertinentes, se regulan sobre todo las dos alturas laterales ya que cada persona tiene una cresta ilíaca más alta que la otra y se marca la mitad detrás real en la prueba de la glasilla.

Ahora tenemos que patronar el vestido.

Para patronar la base del vestido des-entallaremos los dos cm que dimos de menos a la cintura y según la tela que utilicemos y el efecto deseado incrementaremos esta holgura. En este cao sacaremos 0.50 cm de cada costura exceptuando la mitad delante y la mitad detrás.

Re-trazaremos a partir de las piezas del bustier una falda, en este caso hasta los pies, dando un cm de holgura en la cadera.

Para ello reconstruiremos la cintura original del corsé y trazaremos una paralela igual al largo de la pierna detrás, en este caso 99,5 (recordemos que trazamos el bustier en base a las medidas 38N160 que podéis encontrar en la tabla de medidas del menú superior).

Seguiremos con la prolongación de las líneas del busier de la mitad delante y de la mitad detrás que serán inamovibles.

Luego centraremos el RH de cada mitad tomando como referencia el ancho de cada pieza.

Los trazos evidenciados en rojo serán las costuras verticales del cuerpo del vestido des-entallado,  mientras que las líneas negras serán las del bustier.

Print

Colocaremos cada una de las piezas  de manera que se reconstruya la fuerza de pinzas de la falda.

En el entalle “a” entre las piezas  I y II  dejaremos a nivel de cintura 3 cm

En el entalle “b” entre las piezas  II y III dejaremos a  nivel de cintura 2 cm

En el entalle “e” entre las piezas  V y Vi dejaremosw un entalle de 1.5 cm. En el momento en que coloquemos la piezas V y VI dejando entre las puntos e veremos que  la parte superior del patrón se cruza. Es normal qua que como hablamos en su momento la mujer tiene el desarrollo de pecho.

Para saber cuánto nos falta de cadera, si no tenemos ganas de contar demasiado, juntaremos los puntos  “c” y “d” como enseñamos en la siguiente ilustración.

Print

Sobre la línea de cadera pondremos la medida de la misma el exceso de medida entre la cintura y la cadera lo deberemos repartir entre las costuras los entalles “c” y “d”.­­ en nuestro caso nos da un exceso de 7.5 o sea que separaremos los puntos “c” y “d” de la mitad de este valor, 3.75

Print

Trazaremos las costuras y las pinzas.

Print

Por último separaremos las piezas. La plancha completa por el modelo es:

Print

El bustier se cortará 4x de tela  y  2x de forro, el vestido 1 x tela, 1x forro.

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Cargando ... Cargando ...

2 Comentarios

  1. deseo comprar un libro que contenga técnicas de transformación de un patrón base
    y muchas gracias por la ayuda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *