Ensamblaje del cuello de la americana

Cómo cubrir un cuerpo

Ensamblaje del cuello de la americana

En este post enseñaremos como colocar y coser el cuello de la americana.

Este post forma parte de una serie de post que son una monografía de cómo patronar y montar a la sastre una americana sastre recta de mujer. La serie de post inicia con “Americana sastre femenina” y continúa con: “Plastrones de la americana recta sastre femenina”, “Puesta a punto de la americana mujer sastre femenina”, “El cuello picado”, “Armado de los plastrones”, “Colocación de los plastrones  1”, “Colocación de los plastrones  2”, “Casar líneas y cuadros”, “ Ensamblaje del delantero 1”, “Ensamblaje del delantero 2” , “Montaje de los bolsillos de vivos o de cartera 1”,   “Montaje de los bolsillos de vivos 2”, “ Ensamblaje de la vista” , “Ensamblaje de la vista 2”, “Montaje de la espalda”,  “Forro de espalda de la americana sastre”, ”Forro de espalda de la americana sastre 2”, “ Forro delantero de la americana sastre”, “Ensamblaje del delantero y espada de la americana” y “Ensamblaje de los hombros de la americana sastre”. Todos ellos los podéis encontrar en el índice de la página.

Iniciaremos este post con la última ilustración del post anterior: “Ensamblaje de los hombros de la americana sastre

ensamblaje-del-cuello_01

Sobre esta primera imagen marcaremos la costura del cuello desde la muesca de la inglesa de un lado hasta el otro, trazo que hemos evidenciado mediante una línea continua de color negro gruesa.

ensamblaje-del-cuello_02

Sobre esta línea marcaremos varios puntos: el punto “0” nos dará la posición de la mitad detrás. El “1” y su correspondiente “-1” nos indicarán la intersección de la costura de cuello con la costura de hombro (el piquete de cuello). El punto “3” y “-3” nos marcarán el punto en que comienza el cuello: el final de la muesca y el punto en que encontraremos la contrainglesa.

En la parte inferior de la ilustración anterior vemos un esquema de los puntos. Hemos trazado la costura del cuello como una línea recta y hemos reportado los puntos encima de ésta.

En el fondo de este esquema hemos reproducido los cuadros del paño: el cuello se montará sobre el derecho de la prenda.

En los primeros post dejamos el cuello de la americana picado, reproducimos aquí la imagen del cuello picado del derecho y del revés que dimos en el post “El cuello picado

ensamblaje-del-cuello_03

Hemos añadido los puntos que hemos marcado en el cuerpo en la las imágenes de la ilustración. Recordemos que el área gris clara representa la entretela en el que vemos en punto de picado evidenciado en rojo  y que el área gris oscura, ilustración inferior representa el fieltro del cuello.

El primer paso será recortar el cuello por el trazado exterior de línea discontinua que nos da la forma del cuello sin costuras. En el montaje sastre tradicional el cuello picado, la pieza de fieltro no lleva costuras.

ensamblaje-del-cuello_04

En la ilustración anterior mostramos el cuello recortado de la parte del fieltro, en el que se ve el picado que hemos realizado.

En la próxima ilustración hemos representado el cuello puesto encima del cuerpo. La costura del cuerpo se alarga por debajo de la pieza del cuello, hemos marcado dónde se acaba la costura del cuerpo por una línea discontinua de color banco.

ensamblaje-del-cuello_05

Este re-largo será el que servirá para fijar el cuello al cuerpo. Recordemos que de las dos piezas del cuello, la de paño y la de fieltro, la que propiamente es el cuello es la pieza picada de fieltro, la de paño se le llama tapeta del cuello porque sólo es un “forro” que se ve: una “tapa” para embellecer el cuello.

Pasaremos un hilván por el quiebre del cuello, que habremos transportado del patrón o podemos trazarlo midiendo de la costura del pie de cuello en valor del pie de cuello, generalmente de 2,5 cm. El quiebre del cuello y su piquete tiene que coincidir con el quiebre de la solapa y con el piquete del quiebre que encontramos en la inglesa.

Hemos aprovechado esta imagen para dar la nomenclatura de esta zona de la americana:

La inglesa, es la costura y borde dónde acaba la solapa. Se llama inglesa porque esta costura fue inventada por los sastres ingleses, en la sastrería francesa el cuello era siempre de tira y no se doblaba, fueron los ingleses que inventaron el cuello con quiebre de dos piezas cosido a la solapa.

Pie de cuello es la costura que une el cuello al cuerpo sin contar la costura inglesa (muchas veces se llama pie de cuello a la suma de las dos costuras inglesas y de la costura de pie de cuello propiamente dicha) la punta de la solapa en la parte superior antes de que se ataque el cuello a ésta se llama muesca. La contrainglesa es el borde del cuello perpendicular a la inglesa el batiente del cuello es la parte opuesta del cuello al pie de cuello (valga la redundancia)

Las líneas que parten de los puntos 1 y 1’ son las costuras de los hombros del cuerpo y la que parte de 0 es la costura de mitad espalda.

ensamblaje-del-cuello_06

El próximo paso será el de pasar un hilván para fijar el cuello al cuerpo. En la ilustración anterior lo hemos representado mediante una línea discontinua de color azul, vemos en la ilustración que el hilván azul está en el interior del relargo de la costura del cuerpo que hemos representado mediante una línea discontinua de color blanco.

El próximo paso será pasar un punto de cruz muy junto con torzal de seda del mismo color que el fieltro (generalmente negro o gris antracita),  pillando tanto el cuello como el cuerpo. Este punto de cruz debe ser muy regular que será visto y la intersección de la X deberá situarse justo allí dónde acaba el fieltro. Este punto de cruz deberá quedar como un bordón, que no deje ver el final del cuello.

Una vez acabado este punto de cruz daremos la vuelta a la prenda y daremos otro punto de cruz en el revés para fijar el cuerpo al cuello, este punto de cruz lo hemos representado en un trazo discontinuo fino de color blanco.

ensamblaje-del-cuello_07

Una vez terminado de fijar el cuello al cuerpo cortaremos la tapeta. Es aconsejable cortarla al bies, mientras que se pueda, en el caso en que el paño tenga listas o cuadros podremos hacer una costura en la mitad detrás para provocar una espiga uniendo los bieses de las dos partes del cuello cortados en direcciones opuestas.

La tapeta del cuello debe tener las dimensiones del cuello más un cm y medio o dos centímetros de relargo: la tapeta del cuello sí que lleva costura.

Hemos representado en la siguiente imagen la tapeta con un área de color rojo, la línea discontinua que vemos por debajo de la costura inglesa y la costura del pie de cuello representará el lugar dónde termina la tapeta del cuello.

ensamblaje-del-cuello_08

Pasaremos un hilván que una el cuello con su tapeta por la línea del quiebre, En la ilustración lo hemos representado con el mismo hilván de color rojo que marcaba el quiebre del cuello, una vez pasado este hilván podemos quitar el que marcamos del cuello para sólo dejar uno de los dos.

El segundo hilván lo pasaremos pillando tanto la tapeta como el cuello paralelos a las inglesas y al pie de cuello en la ilustración lo hemos representado con una línea de color amarillo discontinua, una vez sujetadas las inglesas y el pie de cuello doblaremos este y pasaremos el último hilván que será el paralelo al cayente del cuello, a un par de centímetros de su borde.

Doblaremos el cuello para dar el desarrollo necesario de la tela de la tapeta para que una vez doblado el cuello a prenda acabada no tire (el desarrollo suele ser entre los dos y tres milímetros).

Acabaos todos estos procesos, doblaremos la tela de la tapeta y la esconderemos entre la tapeta y el cuello dejando sobresalir el paño de la tapeta de 1 mm. Empezaremos por el cayente. Podremos remeter la tela de la tapeta ya que el hilván al borde del cayente lo hemos retirado de un par de centímetros. Hilvanaremos la parte que acabamos de remeter del cayente.

Luego doblaremos las puntas de la contrainglesa y remeteremos las contrainglesas de la misma forma. Hilvanaremos las contrainglesas.

Los hilvanes que mantienen tanto el cayente de cuello como las contrainglesas los hemos evidenciado con una línea de color verde discontinuo.

ensamblaje-del-cuello_09

Por último pasaremos un punto de cruz estrecho por la parte del cuello que pille tanto el paño como el fieltro por el cayente y la contrainglesa, este punto de cruz hacerse muy junto para que el aspecto sea de un bordado como el de pie de cuello. Este punto de cruz se realizará con torzal de seda y será del mismo color que el de pie de cuello y que el fieltro que hayamos utilizado para el cuello de la americana sastre. Hemos evidenciado este punto de cruz con trazo contínuo de color naranja.

Más adelante enseñaremos, pero no en esta serie de montar el cuello con tres piezas: la tercera pieza se llama “banana” por su forma que asemeja a tal fruta. Esta pieza fuerza al cuello al contrario de su posición natural por lo que arma mucho más el pie de cuello.

Para ello deberemos hablar antes de los procesos de plancha de sastrería cosa que haremos más adelante en los post que dedicaremos al retoque de la americana, y retoques del pantalón sastre.

 

Ahora sólo nos quedará coser las contrainglesas, fijar el pie de cuello y cerrar el cuerpo de la americana, pero de ello hablaremos en el próximo post.

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Cargando ... Cargando ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *