Escalado del pantalón clásico femenino: Ejemplo de dos delanteros con ratios diferentes de cintura y de cadera.

logo CC1C def granEscalado del pantalón clásico femenino:

Ejemplo de dos delanteros con ratios diferentes de cintura y de cadera.

En el post anterior, “Gradación del pantalón con ratios diferentes de cintura y cadera”, estuvimos hablando de los efectos de gradar el pantalón desde un punto u otro de ancla, para ser más precisos de cómo repartir la ratio de cintura que es mayor que la de la cadera.

El trazado ha sido realizado tomando como talla base la 38 y hemos aplicado el sistema semi-proporcional de pinzas del que hablamos.

La gama de las tallas abarca de la 34 hasta la 54: Tallas 34,36, 38, 40, 42, 44, 46, 48, 50, 51, 52, 53 y 54 o sea 12 tallas más la talla base.

131009

En esta gradación hemos utilizado el corte del pantalón base totalmente proporcional, por lo que la punta de la horquilla delante y detrás son proporcionales a la cadera. El sistema de pinzas es semiproporcional tal y como hablamos en el post anterior.

El bajo también es proporcional y el crecimiento de la pernera de la parte de atrás es de K/12.

La ratio de cintura es de 2 cm y la ratio de cadera es de 1,5 cm

De la comparación podemos sacar varias conclusiones:

1.- Los dos pantalones son idénticos desde la línea de cadera hasta los pies

2.- Ambos pantalones compartirán la misma espalda ya que el valor de la cintura del delante es la misma y la posición de la costura de fondo su altura y los puntos de pivote para cerrar la cintura trasera son calculados únicamente en base de la cadera y de la línea de construcción de mitad delante. La cintura delante y la forma de repartirla no influyen para nada en la parte posterior del patrón.

3.- Ambos patrones sufren deformaciones en las tallas superiores de la 50 en adelante debido a que el sistema de pinzas a pesar de ser proporcional no puede seguir el crecimiento galopante de la cintura.

4.- Ambas planchas presentan una apertura de la parte superior del patrón en forma de “abanico” debido al mayor desarrollo de la cintura , cuando gradamos a partir de la mitad de cuerpo lo encontraremos en la bragueta, cuando lo escalamos desde la intersección costura mitad delante línea de caderas el abanico lo  encontramos en el lado.

Esta apertura en “abanico” que encontramos en la bragueta en el caso de gradarlo con el punto de anclaje en la mitad del rectángulo de cuerpo es la forma lógica de reflejar la barriga en la parte delantera del pantalón, sería lo que vimos en el trazado del pantalón de la conformación obesa.

En las imágenes que siguen hemos tomado como talla base del escalado la talla 36.

La importancia de la talla base del escalado

La elección de la talla base del escalado es importante. En este trazado hemos elegido  la talla 36, si hubiéramos elegido la talla 52 o la talla 44 las planchas de gradación hubieran cambiado. Esta es otra de las consecuencias de las ratios diferentes de cintura y de cadera.

El sistema de pinzas lo hemos proporcionado en este caso a partir de la talla 38 ya que hemos tomado como base esta talla. Evidentemente el sistema de pinza idóneo para la talla 38 puede ser diferente al elegido para la talla 52 o 44.

Pongamos por ejemplo que elegimos la talla 52 como base del escalado. La talla 52 tiene como diferencia entre cintura y cadera 9.5 cm, frente a los 13.50 que tiene la talla 38

En el caso de cortar una falda para una cliente de la talla 52 con una diferencia de 9.5 cm entre cintura y cadera seguramente  rectificaremos el sistema de pinzas. Un sistema de pinzas lógico será: 0.50 de entrada del delantero, 1.5 de entrada del lado y un cm o máximo un cm y medio para la pinza del delantero  con lo que el re-pinzado del delantero será igual a 3 cm , en la espalda dejaremos sólo una pinza, por ejemplo de 2.5cm con lo que el re-pinzado total será de 5,5 dejando los otros 4 para la cadera de detrás.

Si proporcionamos este sistema de pinzas y hacemos una gradación desde la talla 34 hasta la 54 la primera talla tendrá una cerrada de espalda alucinante  ya que los 5 cm de diferencia de entre cintura y cadera que encontramos al comparar las dos tallas los deberemos dar en la espalda.

Este es otro de los problemas de las gradaciones de ratios diferentes entre cadera y cintura: si no queremos que se nos deforme el patrón las planchas de gradación deben ser cortas, aconsejamos un máximo de un par o tres de tallas superiores y un par o tres de tallas inferiores, si nos fijamos en la ilustración de este blog la estructura del patrón se mantiene en las dos o tres tallas superiores. Por ello muchos eligen tablas de igual ratio entre cintura y cadera ya que el escalado de la prenda es constante y sin este tipo de deformaciones, pero ya advertimos que  el cuerpo femenino se ajusta más a las tablas de ratio diferenciada entre cintura y cadera.

Para mitigar este problema aconsejamos poner a punto el patrón de la talla central de la gama que queramos gradar y a partir de éste hacer gradaciones cortas, máximo de tres tallas superiores e inferiores.

En post sucesivos enseñaremos la plancha de gradación del pantalón de mujer con ratios progresivas en base a dos tablas diferentes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *