Las proporciones del pantalón clásico y forma de trazar el patrón para señora y niños

logo CC1C def gran

Las proporciones del pantalón clásico y forma de trazar el patrón para señora y niños

En este post analizaremos las proporciones del pantalón clásico para poderlas utilizar en las planchas de niños, cadetes y mujeres.

El pantalón nació como prenda masculina que luego vistió la mujer,  los sastres que en principio no realizaban prendas femeninas empezaron a coser para las mujeres para realizar prendas de amazona o equitación. Empezaron con las americanas y las faldas de amazona (a las que dedicaremos un post por separado por su interesante y curioso trazado de corte). Luego empezaron a coser pantalones.

Como señalé en el post “La mujer femenina, concepto machista” (que encontraréis en el menú superior bajo la rúbrica Reflexiones), la mujer no se decidió masivamente a vestir pantalones hasta después de 1931 en que el doctor Earle C Hass consiguió patentar su diseño de tampón higiénico y hacerlo comercializar por Tampax.

Morfológicamente la mayor diferencia en las medidas entre el hombre y la mujer en las prendas de cintura, es precisamente el contorno de ésta. La mujer tiene una diferencia mayor que el hombre entre cintura y cadera, por lo que la diferencia esencial en el trazado del pantalón básico la encontraremos en el re-pinzamiento de cintura.

En los post relativos a la falda ya hablamos profusamente de esta diferencia así como en  varios apartados sobre el sistema de pinzas. como por ejemplo: Gradación de la falda (3). Consideración sobre el “sistema de pinzas” y la gradación de la falda.

Re-pinzar la entera diferencia entre la cadera y la cintura en la costura lateral, medio delante, medio detrás y una gran pinza en la parte posterior no daría resultados idóneos. Para englobar esta diferencia de medidas es mejor incluir un par de pinzas más una en el delantero (para dar forma al bajo vientre de la mujer) y un par en la parte posterior para poder moldear correctamente los glúteos (recordemos que en el corte del pantalón clásico para caballero ya incluíamos una pinza en la hoja trasera del pantalón a nivel de cintura).

Si recordamos la falda, en concreto el canesú de la falda, vemos que para dar la forma correcta al patrón dimos una pinza de 1.5 en el delantero y un par en la parte posterior (una de 2 cm y otra de 3 cm) re-pinzando así 6.5 cm fijos de diferencia entre la media cintura y la cadera, acabando de ajustar el re-pinzamiento con la forma de la costura de cadera (re-pinzamiento lateral)

Fuera de este incremento de pinzas, la forma del patrón base de pantalón para mujer será muy aproximado al masculino. (Ver Patrón base del pantalón clásico  de caballero: conformación normal, atlética y junior.)

En el caso de los patrones de niños encontraremos que la diferencia entre cadera y cintura suele tener la misma estructura que una conformación obesa o  robusta en el patronaje de caballero (consultar epígrafe tallas en el menú superior). Las holguras y posicionamientos fijos de los derechos hilos y otros elementos en el patronaje infantil y juvenil evidentemente cambiará.

La razón de este post es la de analizar las líneas de corte del pantalón clásico de caballero para poder realizar sobre aquella base los patrones tanto femeninos como de niños y niñas.

La distribución de la línea de largo de pierna y de las líneas de cintura, cadera, entrepierna, rodilla y suelo o línea de bajos será idéntica con la salvedad de que las medidas serán diferentes.

Acortaremos la línea de cintura y de entrepierna por medio de dos líneas paralelas al largo de pierna que distarán entre ellas de la medida de media cadera.

Alargaremos de un doceavo de cadera la línea de entrepierna en el lado en que hayamos decido poner la mitad delante (si recordamos en el post “Patrón base del pantalón clásico de caballero conformación normal atlética y junior” dimos un valor de 4.5 cm que se corresponde milímetro más o menos con el doceavo de cadera) a partir de la mitad delante marcaremos en la línea de cintura la mitad del recorrido del rectángulo de cuerpo menos la mitad del valor de la horquilla, o sea la mitad de un doceavo del cadera, por lo tanto un veinticuatroavo de cadera ( en su día en el post arriba citado dimos como valor 2.5 cm que es aproximadamente la mitad del valor que dimos a la horquilla delante).

Desde este punto hallado a la mitad del rectángulo –(K/24) trazaremos una perpendicular hasta el suelo: esta línea será nuestro RH.

Este veinticuatroavo de cadera tiene por única función situar el RH en la mitad exacta del patrón, con la punta de horquilla hemos alargado el patrón de un doceavo de cadera y ahora reestablecemos la mitad del patrón quitándole de la mitad del cuadrado un doceavo de cadera.

A caballo de la línea de suelo y de rodilla fijaremos la mitad de los contornos de bajo y de rodilla menos 1 cm. El centímetro que quitamos en el delantero es debido a que daremos a hoja del detrás como mínimo un par de centímetros más, uno a cada lado de la pernera: uno en concepto de holgura y el otro el que acabamos de quitar del delantero. La hoja de la pernera del detrás ha de ser forzosamente más ancha ya que deberemos englobar el desarrollo de los glúteos en la línea de cadera y evidentemente es mucho más voluminosa que parte del delantero. En los trazados de adultos la diferencia suele ser de 4 cm, un par por cada lado de la pernera, de otra forma las líneas del patrón se ven muy forzadas.Estos centímetros de diferencia nos ayudan a re-situar el aplomo de la costura lateral y de entrepierna.

Podríamos preguntarnos si se tiene que reducir la holgura en los patrones de niños. No hace falta ya que  a pesar de que el contorno de cadera es mucho menor también el recorrido para llegar al bajo determinado también es menor por lo que este centímetro de holgura nos ayudara a dulcificar las líneas del patrón.

Para el aplomo de la costura también funciona el par de centímetros más de la pernera del detrás. En el caso de las primeras tallas de niños y niñas podemos dar 0.75 de holgura  y 0.75 de desplazamiento de la costura reduciendo así los 2 cm a 1.5.

Para el trazo del pantalón femenino acabaremos el delantero re-pinzando 0.75 de la mitad delante/cintura y subiremos de 2/3 de la medida (0.5), 2 cm de cintura/costura lateral  subiremos de 2/3 de la medida (1.33) y dándole a la pinza del delantero una fuerza de 1.5 a 2 cm según el sangrado de la cintura.

Los delanteros del patrón del pantalón femenino de esta forma estarán acabados.

Para la parte posterior prolongaremos la punta de la horquilla del delantero de dos veces su valor, completando así entre el delantero y la parte posterior el valor total de la horquilla, desde este punto descontaremos hacia el RH el valor total de la horquilla o lo que es lo mismo detraeremos en el cuerpo el valor de la horquilla del delantero.  Desde este último punto subiremos una perpendicular a la línea de entrepierna hasta que se corte con la línea de cadera para fijar el pivote de la costura de fondo.

Añadiremos la holgura de la punta de atrás y bajaremos el vértice de la punta de la horquilla detrás de un valor que oscilará desde la mitad del valor de holgura hasta su valor entero.

Al tercio de recorrido entre el RH y la mitad delante  sobre la línea de cintura marcaremos el segundo punto para determinar la inclinación de la costura de fondo.

A k/24 cm por encima de la intersección costura de fondo con línea de cadera del delantero, marcaremos el primer punto de la línea de cadera de la espalda. Trazaremos la línea de cadera de la espalda juntando este último punto con la intersección costura lateral del delantero con la línea de cadera del delantero. Acotaremos esta línea desde la costura de fondo con la medida de media cadera. Este punto será el primer pivote para encontrar la cintura de la parte posterior del patrón.

Prolongaremos la costura de fondo del pantalón por encima de la línea de cintura del valor de un doceavo de cadera y hallaremos el segundo pivote para cerrar la cintura de la parte posterior.

Para cerrar la cintura procederemos de la misma forma que en el pantalón de caballero, pivotando desde la punta de la costura de fondo y la punta de la línea de cadera de la parte detrás. Para el radio del arco de cintura restaremos del total del recorrido de la cintura el recorrido de  la cintura delante (descontando en el caso de la mujer la pinza del delantero) y le sumaremos el valor de las pinzas de la parte del detrás ( que podemos mantener las que establecimos en el sistema de pinzas de la falda: 2 cm para la pinza más hacia la costura lateral y tres cm para la pinza más cercana a la costura de fondo).  El centro de las pinzas lo situaremos en el tercio de recorrido de la cintura de la parte posterior.

Para el arco de la costura lateral el radio será igual a la longitud de la costura lateral del delantero desde la costura de cintura hasta la línea de cadera.

En el caso del patronaje infantil se procederá en lo que respecta al sistema de pinzas como en los obesos: no se re-pinzará en la mitad delante y de dará una pinza en la parte posterior de unos 2 cm (variable según la diferencia de cadera cintura y de la talla de que se trate).

En muchos casos en el patronaje infantil se prefiere no re-pinzar y poner una goma elástica o una beta interior que pueda regularse durante el crecimiento del niño/a. En el caso en que se realice la pinza, si es excesiva nos daremos cuenta por la gran basculación de la parte de la cintura del detrás y viceversa.

En los próximos post daremos ejemplos prácticos de este post teórico, dando ejemplos concretos de  planchas de trazado de niños/as de varias edades y de pantalones femeninos en varias tallas.

Este post sigue en “Pantalón base clásico infantil

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Cargando ... Cargando ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *