Montaje de bolsillos de vivo o de cartera

Cómo cubrir un cuerpo

Montaje de bolsillos de vivo o de cartera

Este post forma parte de una serie de post que son una monografía de cómo patronar y montar a la sastre la americana sastre recta de mujer. La serie de post inicia con “Americana sastre femenina” y continúa con: “Plastrones de la americana recta sastre femenina”, “Puesta a punto de la americana mujer sastre femenina”, “El cuello picado”, “Armado de los plastrones”, “Colocación de los plastrones  1”, “Colocación de los plastrones  2”, “Casar líneas y cuadros”, “ Ensamblaje del delantero 1” y “Ensamblaje del delantero 2”.

En este post partiremos de la última ilustración que presentamos  en el post “Ensamblaje del costadillo 1” que hemos reproducido a continuación. Presentamos junto a esta imagen que representa el revés de la prenda, una imagen que representa el derecho (en la parte derecha de la próxima ilustración).

Montaje_bolsillo_vivos_01

En el derecho de la pieza del delantero-costadillo hemos evidenciado con un trazado continuo de color negro la pinza cerrada, con otra línea continua de color negro hemos marcado la costura del costadillo. La apertura del bolsillo que hemos fijado en 16 cm lo hemos evidenciado con un trazo continuo de color rojo.

Hay muchas formas de montar un bolsillo de vivos. En este post enseñaremos una que no es la más rápida.

Esta forma tiene la particularidad de que podremos regular los vivos de la altura que queramos, podremos encararlos y casarlos fácilmente entre ellos y con el derecho del delantero.

Por otra parte en el revés de la pieza podremos determinar el re-largo que queramos, lo cual nos permite escalar los gruesos de las costuras interiores para evitar que se marquen debido a su volumen en el derecho de la prenda.

Determinar la altura del vivo acabado, no sólo es una  cuestión estética: según el paño que trabajemos el vivo deberá ser más o menos ancho. En nuestro caso, al trabajar una lana gruesa, deberemos programar un vivo grueso, en nuestro caso nos hemos decidido por un vivo de 0.75 cm acabado.

Los vivos deberán ser más anchos que el corte del bolsillo, sabemos que el corte del bolsillo será de 16 cm por lo que cortaremos unos vivos de unos 20 cm para dejar unos 2 cm de margen por cada lado.

El ancho de cada vivo deberá tener el doble de la anchura decidida más la costura y el re-largo.

Mostramos en la próxima ilustración un esquema:

Montaje_bolsillo_vivos_02

En la imagen anterior vemos sobre un fondo gris que representa el paño de la americana una línea de color rojo, la línea roja representa la apertura del bolsillo.

Paralela a ésta, trazaremos una línea una por encima y otra por debajo. En la ilustración las hemos evidenciado  de color azul, la distancia entre la línea roja y la línea azul superior representará el ancho del vivo acabado de la parte superior y el valor de la costura del vivo. De la misma forma la distancia entre la línea roja y la línea azul inferior representará el ancho del vivo inferior de la americana y el valor de su costura.

Si nos fijamos la longitud de las tres líneas será igual.  Ya que el vivo deberá tener una longitud igual a la apertura del bolsillo, en nuestro caso 16 cm.

Trazaremos dos paralelas a las líneas azules una por encima de la línea azul superior, otra por debajo de la línea azul inferior ambas paralelas deberán tener la misma distancia que hay entre la línea roja y la azul superior o inferior. Hemos trazado esta línea con un  trazo discontinuo de color azul. Esta línea representa el doblez del vivo acabado.

Montaje_bolsillo_vivos_03

Trazaremos dos paralelas más exteriores a estas últimas líneas discontinuas a la misma distancia del ancho de los vivos, estas líneas las hemos representado con un trazo discontinuo de punto raya punto.

Montaje_bolsillo_vivos_04

Esta línea representará el lugar dónde el vivo una vez doblado recibirá la costura.

A partir de esta línea daremos un re-largo que será el que fijaremos más tarde con un punto de cruz en el interior del delantero-costadillo de la americana.

Dejaremos dos o tres centímetros. Dos bastarán en el caso en que el bolsillo no lleve tapeta, en el caso en que queramos poner una tapeta al bolsillo será interesante que el re-largo del vivo superior tenga al menos  3 cm, para poder escalar los gruesos del vivo y de la tapeta.

Montaje_bolsillo_vivos_05

Nosotros hemos dejado en nuestro esquema el mismo re-largo para el vivo superior que para el vivo inferior. Hemos evidenciado estas líneas con dos trazos continuos de color verde.

Ahora ya tenemos determinado los largos de las piezas de los vivos: será la distancia desde la línea roja hasta la línea verde superior por lo que se refiere al vivo superior y desde la línea roja hasta la línea verde inferior por lo que al vivo inferior se refiere.

Para determinar el ancho dejaremos unos 2 cm de cada lado de la apertura del bolsillo, en la próxima ilustración hemos representado las líneas que nos marcarán el ancho de los vivos con trazos continuos de color negro.

Montaje_bolsillo_vivos_06

Hemos cerrado el rectángulo que forman los vivos: rectángulo delimitado por las líneas verdes y las negras. También hemos prolongado la línea de color rojo que representa la línea de corte para separar las dos piezas de los dos vivos que coincide con la línea de corte del bolsillo de la americana.

Resumiendo, las piezas de los vivos las cortaremos de un largo igual al triplo del ancho del vivo acabado más el re-largo que queramos dejar, siempre superior a 2 y un ancho igual a la apertura del bolsillo más 4 o 6 cm (dos o tres por cada lado de la apertura)

Los vivos los podemos cortar al bies o al RH.

En el caso en que los cortemos al RH deberemos casar las líneas si el paño es rayado o de cuadros con las líneas del delantero que estén al RH.

En nuestro caso podremos casar desde el inicio del bolsillo hasta la pinza de pecho en la parte superior y toda la parte inferior del bolsillo.

Si cortamos los dos vivos juntos tal y como hemos explicado las líneas entre ellos casarán perfectamente entre ellos.

Para casar las líneas con el tejido del delantero-costadillo deberemos ver a partir de la comisura del corte dónde se sitúa una línea y marcarla en nuestro patrón, tal y como mostramos en la siguiente ilustración.

El medio centímetro de descenso de la apertura del bolsillo en su recorrido a no ser que la lista, o el cuadro en su caso, sea muy pequeño no causará problemas.

Montaje_bolsillo_vivos_07

En el esquema que hemos presentado vemos que hacemos coincidir la línea del corte con una línea. Hemos marcado encima del vivo la primera línea vertical a partir de la comisura.

Para facilitar el montaje del vivo deberemos entretelarlos con friselina autoadhesiva.

Tanto si los vivos están cortados al RH como si los vivos están cortados al bies la friselina la cortaremos al RH.

En la próxima ilustración vemos la pieza de los dos vivos entretelados con la friselina que la representaremos con un área de color amarillo.

Montaje_bolsillo_vivos_08

Hemos dejado un pico vuelto para que nos demos cuenta de cuál es el derecho y cuál es el revés ( el que hemos entretelado con la friselina amarilla).

De todas las líneas que nos sirvieron para el trazado sólo utilizaremos las dos que nos marcan las líneas para casar.

Deberemos marcar la línea de apertura del bolsillo en el caso en que no sea la misma que el de la línea horizontal y deberemos marcar dónde empieza y acaba el bolsillo.

En nuestro caso la línea horizontal del cuadro y la línea del bolsillo coinciden por lo que sólo marcaremos una línea.

Montaje_bolsillo_vivos_09

En la próxima ilustración hemos marcado la línea de corte del bolsillo (que coincide en nuestro caso con la línea de las líneas horizontales) y la línea de que deberemos casar con las líneas verticales y  el punto de inicio y fin del bolsillo.

Una vez llegados a este punto, partiremos los dos vivos teniendo en cuenta de no perder las marcas que nos sitúan el comienzo y el final del bolsillo.

No hemos cortado antes los dos vivos porque en el proceso de pegar la friselina, al utilizar la plancha es más fácil deformar una pieza pequeña que una pieza grande

En la próxima ilustración mostramos los dos vivos separados.

Montaje_bolsillo_vivos_10

Ahora será el momento de preparar los vivos encima del delantero-costadillo de la americana.

Colocaremos uno de los dos vivos encima del derecho del delantero-costadillo de la americana, haciendo coincidir los puntos de comienzo y final de la apertura, y casando las líneas.

Tal y como enseñamos en la ilustración siguiente.

La ilustración del delantero-costadillo representa el otro lado de la americana por lo que la raya del vivo la vemos en el otro lado.

Vemos que la línea del vivo vertical se desplaza de un pelín hacia la derecha, ello es debido a la inclinación del bolsillo, pero en el ancho del vivo no se va a notar.

Pasaremos un hilván paralelo a las bases del rectángulo del vivo, en la siguiente ilustración lo hemos representado con unas líneas discontinuas de color violeta, para sujetar el primer vivo en su sitio.

Montaje_bolsillo_vivos_11

 Luego colocaremos el segundo vivo, haremos coincidir los puntos de la apertura del bolsillo que  evidentemente coincidirán así como la línea vertical entre los dos vivos. Hilvanaremos tal y como hemos hecho en el primer vivo.

Debemos ser muy cuidadosos a la hora de hilvanar estas dos piezas ya que deben quedar totalmente juntas y el hilván debe ser lo suficientemente prieto para que cuando cosamos con la máquina, los dientes no tiren más de la tela del delantero-costadillo y nos provoque un desfase.

Marcaremos a caballo de las dos piezas el ancho del vivo, trazando dos paralelas a la línea de apertura del bolsillo.

Perpendicularmente a la línea de apertura del bolsillo trazaremos los puntos de comienzo i fin del vivo.

En la siguiente ilustración hemos marcado las líneas antes descritas con un trazo continuo de color rojo. Es muy importante trazar estas líneas de forma exacta, así como los ángulos del rectángulo que se formará. De ello depende el resultado final del vivo acabado.

En la próxima ilustración hemos evidenciado las esquinas con un punto de color rojo.

Montaje_bolsillo_vivos_12

Coseremos por las líneas rojas largas rematando exactamente en los puntos que hemos trazado anteriormente.

Hemos representado la costura por una línea discontinua de color negro grueso.

Montaje_bolsillo_vivos_13

El próximo paso será volver a abrir el bolsillo del delantero-costadillo. Realizaremos un corte, que acabado tendrá la forma que hemos descrito con un trazo de color verde continuo en la próxima ilustración.

Montaje_bolsillo_vivos_14

Para realizar este corte debemos proceder de la siguiente manera:

Primero introduciremos la cuchilla con punta de las tijeras en la mitad de la línea que representa la apertura del bolsillo. Pellizcaremos en una de las direcciones hasta que podamos cortar normalmente hacia uno de los lados. La “V” que deberemos cortar en los extremos debe llegar hasta la última puntada pero no debemos cortarla el hilo de la costura, la V debe describir más o menos un triángulo equilátero.

Una vez hayamos abierto uno de los lados procederemos de igual forma para la otra mitad de la apertura del bolsillo.

Deshilvanaremos los vivos.

El próximo paso será pasar los vivos hacia el interior, los dos triángulos se doblarán también hacia el interior.

Cuesta un poco pero con paciencia se hace.

Acto seguido pasaremos un hilván por el derecho del delantero-costadillo a lo largo de los vivos para fijarlos en la parte de atrás, mientras que pasamos el hilván deberemos estar atentos de que los vivos sean de la misma altura en todo su recorrido y que los dos vivos tengan el mismo ancho.

Luego acomodaremos las V para que queden bien dobladas y las sujetaremos con otro hilván.

Montaje_bolsillo_vivos_15

Este es el aspecto del revés del delantero.

Montaje_bolsillo_vivos_16

En la imagen anterior vemos el re-largo de los vivos en la parte del revés de la pieza. La línea discontinua nos marca el hilván del vivo visto desde el revés de la pieza.

Montaje_bolsillo_vivos_17

Cerraremos los dos vivos con un punto de cruz en la parte del delantero.

Plancharemos con el trapo húmedo y la plancha sastre dando presión a los vivos para que se asienten en la forma correcta.

Finalmente sujetaremos los dos re-largos de los vivos con un punto de cruz.

Recortaremos el vivo superior si hiciera falta para que quede dentro del área en que hemos pegado la friselina, de esta forma será más difícil que se pudieran marcar las puntadas en el caso en que los bolsillos estuvieran llenos.

Montaje_bolsillo_vivos_18

Luego colocaremos hoja del fondo de bolsillo del vivo inferior, para ello la sujetaremos con un hilván la pieza doblada  en su parte superior de más menos un cm, con el doblez para la parte del delantero-costadillo para que quede pulido el interior del bolsillo y luego coseremos su recorrido superior.  Hemos evidenciado esta costura con una línea discontinua de color blanco.

El ancho de este primer fondo de bolsillo debe ser casi igual a la del vivo podemos hacerlo de un cm o un cm y medio más corto que el ancho de los vivos.

El largo de este primer fondo de bolsillo no deberá pasar del nivel del dobladillo del bajo de la americana, en nuestro caso hemos dejado un dobladillo de 5 cm por lo que deberá acabarse antes de los 10 cm del final de la pestaña del delantero.

Montaje_bolsillo_vivos_19

Una vez cosida la costura al borde superior del fondo colocaremos la tapeta.

La tapeta suele tener unos 4 ó 5 cm de altura y un recorrido algo menor que la apertura del bolsillo, para que sea cómoda esconderla en el caso en que queramos meterla dentro del bolsillo. Un centímetro menos que el recorrido total de la apertura del bolsillo será suficiente.

Las tapetas de los bolsillos irán entreteladas con entretela sastre o con friselina y es recomendable hacer la parte interior con forro para que resbale.

Una vez terminadas las tapetas, las situaremos en su posición exacta contando a partir de la apertura del bolsillo los cm que hayamos calculado para su altura, el resto nos servirá para fijarlo en el relargo del vivo superior.

Cortaremos el relargo de la tapeta si fuera demasiado largo, hilvanaremos y pasaremos unas puntadas para fijarlo desde el derecho de la pieza atravesando todas las capas. Estas puntadas deben quedar siempre dentro de la costura del vivo para que no se vean.

Desguarneceremos la tapeta de sus capas para que a la hora de fijarla no provoque gruesos, luego,  fijaremos las capas mediante un punto de cruz.

Montaje_bolsillo_vivos_20

Luego, colocaremos el segunda hoja del fondo de bolsillo que deberá ser sensiblemente más corta y más estrecha que la primera para poder sujetar ésta a aquélla.  El primer paso será el de hacer la costura para fijar el fondo en la costura del vivo tal y como hemos hecho con el primera foja del fondo de bolsillo.

Montaje_bolsillo_vivos_21

Acto seguido, ayudados por una tiza marcaremos dónde acaba la tapeta. Coseremos los dos fondos cerrando el bolsillo, aconsejamos de redondear los bordes para evitar que en las esquinas de los bolsillos sean difíciles de limpiar.

Montaje_bolsillo_vivos_22

Una vez cerrado el fondo de bolsillo, fijaremos la hoja superior del fondo de bolsillo a la inferior y la inferior a la pieza del delantero mediante puntos de cruz.

Montaje_bolsillo_vivos_23

Cuando fijemos la primera hoja del fondo de bolsillo que hemos colocado deberemos fijarla con punto prieto de cruz a las costuras abiertas, a la pinza de pecho y en todo el área de los plastrones, siempre con cuidado que la puntada no se vea desde el derecho.

En las otras zonas el punto de cruz no debe ser prieto sino muy lacio, de otra manera se marcaría en el derecho.

Para conseguir esta doble sujeción cuando lleguemos de un punto de cruz flojo a una zona que podamos sujetarla bien daremos dos puntadas seguidas, como si rematáramos una costura. Una vez sujeto el hilo podemos dar más tensión en los próximos puntos hasta encontrarnos en la próxima zona en que el punto deba ser “flojo”, para cambiar la tensión del punto deberemos sujetar otra vez  la basta con un doble punto y seguir con la puntada floja.

El próximo paso será el de colocar la vista, pero esto lo dejamos para otro post.

En el próximo post mostraremos con fotografías todo este proceso que ahora hemos explicado mediante ilustraciones.

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Cargando ... Cargando ...

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *