Montaje de la espalda

Cómo cubrir un cuerpoMontaje de la espalda

En este post enseñaremos como preparar y entretelar la espalda de nuestra de una americana sastre.

Este post forma parte de una serie de post que son una monografía de cómo patronar y montar a la sastre una americana sastre recta de mujer. La serie de post inicia con “Americana sastre femenina” y continúa con: “Plastrones de la americana recta sastre femenina”, “Puesta a punto de la americana mujer sastre femenina”, “El cuello picado”, “Armado de los plastrones”, “Colocación de los plastrones  1”, “Colocación de los plastrones  2”, “Casar líneas y cuadros”, “ Ensamblaje del delantero 1”, “Ensamblaje del delantero 2” , “Montaje de los bolsillos de vivos o de cartera 1”,   “Montaje de los bolsillos de vivos 2”, “ Ensamblaje de la vista” y “Ensamblaje de la vista 2”.

En la primera imagen de este post mostramos las dos piezas que nos atañen. Las dos piezas de la espada de la americana sastre.

montaje-de-la-espalda-01

El primer paso será hilvanar derecho con derecho las dos hojas de la espalda de la americana y coseremos por la costura.

En la próxima imagen hemos representado el hilván mediante una línea continua de color verde  y la costura mediante una línea continua de color rojo.

montaje-de-la-espalda-02

Sacaremos el hilván. Luego abriremos la costura de la forma que hemos enseñado en los post precedentes: con el trapo húmedo y la plancha sin vapor. Para poder abrir las costuras hasta el fondo es muy aconsejable usar el cojín de plancha o en su defecto un plancha-mangas.

montaje-de-la-espalda-03

Una vez abierta la costura pasaremos un punto de cruz para sujetar los relargos de  las costuras abiertas al paño. El punto de cruz será flojo para que no marque en el paño exterior y sólo pillaremos un hilo del paño mientras que pillaremos el relargo completo.

En la próxima ilustración hemos representado el punto de cruz con trazados de color rojo.

montaje-de-la-espalda-04

Una vez realizado el punto de cruz colocaremos la entretela de la espalda.

Esta pieza tiene varias funciones: en primer lugar impide que se deforme la parte de la espalda de la americana, en un segundo lugar da una capa más en la parte alta de la espalda y por lo tanto impedirá que se marque la hombrera americana, así como los re-largos de los plastrones.

Esta pieza se cortará de una percalina de algodón rigurosamente al bies. Se corta al bies por varias razones: la primera para que se amolde a la espalda y sobre todo para que no tengamos que hacer un bajo. El bajo de la entretela de espalda es perpendicular al RH de la pieza de la americana, si el RH de la americana se convierte en pleno bies en la pieza y el bajo es perpendicular a éste, el bajo de la pieza de entretela seguirá siendo al pleno bies.

El pleno bies como sabemos no se deshilacha por lo que nos evitará de hacer un bajo a la pieza que quedará flotando o en su caso con puntos de cruz muy flojos.

El bajo que sería necesario si cortáramos esta pieza al RH no cedería y marcaría su grueso en el paño de la espalda una vez acabada la americana.

Para entretelar la espalda colocaremos la parte superior de la americana encima del cojín de plancha.

Recordemos que la espalda al vestirla quitamos 0.25 cm de la línea de construcción de la espalda y juntamos este punto a la línea de construcción de espalda a la altura del montante de espalda o si preferimos a medio recorrido entre la séptima cervical y la línea de sisa. Esta primera parte de la costurar de la espalda está trazada con una línea recta que podemos convertirla en lomo en la pieza de entretela o refuerzo de la espalda.

En su momento marcamos una línea horizontal en el patrón. Pues bien será esta línea, la de montante de espalda de la americana que nos servirá como bajo de esta pieza.

Posaremos el paño para que se amolde al cojín de sastre hasta el  nivel de la línea de montante, luego colocaremos encima  una banda de percalina cortada al bies cuyo ancho sea suficiente para cubrir el área requerida.

Dejaremos unos de los cortes de la banda como bajo y sujetaremos con un hilván en el margen de costura del paño de la espalda. Antes de pasar todos los hilvanes y para asegurarnos que el pleno bies queda en su sitio pasaremos un primer hilván por la costura de mitad de espalda.

En la próxima ilustración hemos evidenciado la pieza de percalina al bies con un área de color amarillo y los hilvanes correspondientes con un trazo discontinuo de color rojo.

montaje-de-la-espalda-06

Hay quienes dejan libre el bajo de esta pieza, hay  quienes pasan un punto de cruz. En el caso de pasar un punto de cruz debe ser muy, pero que muy flojo para que no marque a prenda acabada.

Hemos decidido mostrar el punto de cruz de la pieza aunque no somos partidarios del mismo, porque  si no se deja muy flojo este punto de cruz puede tirar una vez acabada la americana.

montaje-de-la-espalda-07

Luego gansearemos el bajo de la americana de la forma que mostramos en los post anteriores.

En la siguiente ilustración hemos representado la forma de gansear el bajo con la percalina a modo de recordatorio.

montaje-de-la-espalda-08

Luego doblaremos el bajo por la marca del hilván. Podemos sujetar con hilvanes la parte de la pestaña o bien acabarla ya con un punto de cruz teniendo en cuenta de no llegar hasta el canto para cuando debamos juntar la espalda con el costadillo.

montaje-de-la-espalda-09

En el próximo post enseñaremos cómo se forra la espalda. En sastrería tradicional se forran por separado la espalda y el costadillo-delantero antes de juntar el cuerpo.

Debido a su sencillez no mostraremos las fotos de este post y mostraremos la espalda acabada a este punto en el próximo post cuando hablemos de cómo forrar la espalda.

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Cargando ... Cargando ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *