Moulage o modelaje II Procedimiento de colocación de los bolducs

logo CC1C def granMoulage o modelaje II Procedimiento de colocación de los bolducs

Recomendamos leer el primer post de la serie, antes de abordar este segundo: “Moulage o modelaje (I). Cómo empezar” que encontraréis en el menú principal de esta página o bien clicando sobre el enlace del título.

Colocados encima del maniquí, los bolducs representan las líneas de aplomo necesarias para la construcción de una prenda mediante la técnica de moulage. A pesar que sólo es necesario ponerlos en la mitad del cuerpo, es interesante colocarlos en todo el contorno del cuerpo. Nos serán muy útiles en el caso en que realicemos prendas asimétricas.

En las dos imágenes que siguen representan los bolducs, en la primera imagen vemos desglosados los bolducs horizontales mientras que en la segunda vemos el desglose de los verticales.

Print

Print

Determinación de la talla del maniquí.

Averiguaremos cuál es la talla del maniquí. Para ellos consultaremos una lista de tallas normalizadas, (en nuestro caso utilizaremos las tallas normalizadas que podéis encontrar en el menú superior de la página principal de Cómo Cubrir Un Cuerpo).

Es interesante saber la talla más aproximada al maniquí que utilizaremos sobretodo si luego queremos utilizar la toile o glasilla para sacar patrones proporcionales. Anotaremos las diferencias entre el maniquí y la talla que más se le parezca de la tabla que utilizaremos. No nos debemos contentar con la talla que reza impresa en el maniquí porque como ya hemos dicho la nomenclatura del tallaje es algo aleatorio.

Colocando el primer bolduc: la línea de mitad delante.

Nos aseguraremos que la línea de mitad delante del maniquí está en el justo centro. Según qué maniquí tengamos puede ser que la costura de la mitad delante del forro no coincida con el aplomo de mitad de cuerpo que buscamos.

Para fijar el punto de partida, mediremos el ancho del delantero desde la punta de un hombro a la punta del otro y buscaremos su punto medio. Marcaremos este punto medio con un alfiler.

 

Print

 

Pincharemos en la marca del alfiler el centro de un bolduc rojo, ya que queremos situar un aplomo vertical, la línea de mitad delante. Por encima de dónde pinchemos debemos dar un margen suficiente para que la parte superior del bolduc llegue a la costura del cuello y tenga un re-largo de al menos un cm para doblar sobre sí la cinta con la última aguja.

Print

 

Colgaremos unas tijeras de la punta del bolduc como indica la siguiente ilustración para improvisar un aplomo.

Print

Acabaremos de clavar el primer alfiler hasta su cabeza. El alfiler, excepto la cabeza, debe quedar entre la base del maniquí y el forro del mismo.

La punta inferior no puede volver a salir: podríamos pincharnos, sangrar y manchar la prenda o la glasilla y el maniquí. Los alfileres mientras se pueda se deben colocar de forma vertical, siguiendo la dirección del bolduc. Este primer alfiler debe mantener el peso del aplomo por lo que la punta deberemos colocarla hacia abajo.

Cuando coloquemos alfileres­­­ encima del bolduc, uno lo colocaremos hacia abajo y el siguiente hacia arriba para fijar la cinta. Si colocamos los alfileres todos hacia la misma dirección, en el caso en que tiráramos del bolduc los alfileres se desclavarían del maniquí y habríamos perdido todo el trabajo hecho hasta el momento.

 

Una vez clavado el bolduc en la mitad de delante si vemos el maniquí de lado veremos que el aplomo se apoya en el esternón y a partir de ese punto cae sin tocar al maniquí, según la curvatura de espaldas del maniquí y la diferencia de pecho y cadera puede ser que repose en la línea de cadera. Lo que es seguro es que quedará distanciado de la cintura (la parte más cóncava del perfil del maniquí)

Print

El segundo alfiler, siempre con la punta hacia abajo, lo colocaremos en la cintura, para ello con la punta del dedo llevaremos el bolduc hacia el maniquí con cuidado de mantener el aplomo. Cuando obliguemos con la ayuda del dedo al bolduc a llegar a la cintura, lógicamente antes de llegar a ésta tocará con la línea de cadera.

Print

A partir de este momento usaremos la uña del dedo pulgar de la otra guía para no perder el aplomo a nivel de la línea de cadera y seguiremos con el índice de la mano derecha acercando el bolduc a la cintura hasta su contacto.

Print

Repetiremos la operación sin soltar el dedo  para  colocar un alfiler a un centímetro o centímetro y medio antes del borde del maniquí y cortaremos el bolduc.

Print

Print

Para saber si el bolduc está bien posicionado lo mejor es mirarlo a través de un espejo situado a un metro más o menos del maniquí. Al mirar el reflejo se ven los defectos casi inmediatamente.

Print

Si el bolduc está bien colocado  doblaremos las puntas en las dos extremidades y lo fijaremos con alfileres.

El alfiler de la parte inferior del maniquí irá con la punta hacia arriba y el de la parte superior con la punta hacia abajo.

Alfiletearemos el bolduc capicuando el sentido de los alfileres, uno hacia arriba y el otro hacia abajo. La distancia entre las cabezas colocadas debe ser entre tres o cuatro centímetros.

El bolduc de mitad delante acabado deberá presentar el siguiente aspecto.

Print

Este post continúa en “Procedimiento de colocación de los bolducs. Moulage o modelaje (III)

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Cargando ... Cargando ...

2 Comentarios

  1. Pingback: UNIDAD I PREPARACIÓN DEL MANIQUÍ | neusgarciafaro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *