Patrón de la falda 3 Trazado del vuelo de la falda

logo CC1C def gran

Patrón de la falda 3 Trazado del vuelo de la falda

130520_01

El vuelo de las faldas.

Si  al canesú de la falda le unimos un par de rectángulos cuyas bases sean iguales a los anchos de cada una de las piezas del canesú y su altura es igual a la diferencia entre el montante y el largo de la pierna detrás obtendremos el patrón base de una falda recta.

Si convertimos el rectángulo en un trapecio rectángulo acortando o alargando la base del mismo en el lado de la costura lateral obtendremos una falda entubada o de vuelo respectivamente.

Podemos unir el vuelo al canesú por medio de una costura entre el canesú y el vuelo o unirlos por patronaje (borrando la línea común entre las dos piezas)

Consideración del vuelo positivo en la falda cortada mediante trapecios rectángulos.

En post anteriores hablamos de las pirámides y de los conos.

A pesar que hasta ahora hayamos identificado los resultados a efectos didácticos a partir de ahora los vamos a diferenciar.

Es cierto que tanto un trapecio rectángulo, así como un sector circular nos darán  vuelo positivo a la falda, pero el resultado no será el mismo. Según el efecto que queramos ver en el bajo de la falda deberemos cortarla o con trapecios o con sectores circulares.

Las áreas que mostramos a continuación miden lo mismo tanto en la cintura como en el bajo, una está cortada con un sector circular y la otra mediante un trapecio rectángulo.

1300520_3

Si unimos dos piezas iguales por la costura lateral y enderezamos la costura de la cadera en una línea recta, la apariencia  será la siguiente.

130520_04

En el caso del trapecio vemos que el vuelo se concentra toda en un punto, en el punto a partir de dónde hemos dado el suplemento, mientras que el vuelo en el sector circular se va a repartir de forma uniforme por todo el bajo.

Otra observación a hacer es que el trapecio lo hemos hecho acabar en curva. Ello se debe para no provocar un pico en el momento de coser la falda y para dar el mismo recorrido a la costura lateral que a la  mitad delante y a la mitad detrás.

130520_4

Esta necesidad de redondear aumenta cuando la pieza a la que le da volumen es larga, en el caso del canesú que hemos patronado anteriormente la altura de cadera tenía unos 15 cm, en el caso del largo de una pierna desde la cadera al suelo estamos hablando de unos 90 cm. En el primer caso la diferencia sal ser casi 10 veces menos no se tiene ni en cuenta, en el caso de piezas largas no podemos hacer la vista gorda.

El redondeo del que hablamos en el canesú, era precisamente la forma de “limar” este problema en las piezas pequeñas.

Si analizamos la segunda forma, a la que le hemos llamado con forma de trapecio, veremos que en realidad es un rectángulo unido a un sector circular. Esta forma circular la podemos patronar unida a la pieza o bien incluirla con una costura.

Este suplemento de vuelo que se concentra en un solo punto se llama nesga aunque es mucho más popular en su término francés godet.

Este post sigue en “Las faldas de capa y porciones de la misma

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Cargando ... Cargando ...

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *