Patronaje versus Moulage o Modelaje

logo CC1C def gran

Patronaje versus Moulage o Modelaje

Hasta ahora hemos hablado de patronaje y gradación en este blog.

El patronaje es la técnica que nos permite mediante una serie de trazados bidimensionales determinar una serie de áreas que unidas entre sí cubren una parte  de un cuerpo mediante una serie de medidas.

La gradación o escalado es la técnica que nos permite, a partir de un patrón dado que llamaremos patrón base, trazar patrones de tallas superiores e inferiores a éste, siendo los patrones resultantes idénticos al base pero de tallas (medidas) diferentes.

La transformación del patrón base a los patrones resultados se consigue mediante el estudio de las proporciones y las medidas utilizadas para trazar el patrón base y las medidas a disposición para los nuevos trazados.

El moulage  o modelaje es la técnica por la que se realizan directamente vestidos en tres dimensiones moldeándolos encima de un maniquí o sobre el cliente directamente.

La moda, actualmente, considera el cuerpo simétrico y estandarizado y nosotros nos adaptamos a las prendas hechas para nadie y para todos. En realidad el cuerpo es asimétrico y sigue hasta cierto punto una serie de proporciones. Por ello a modo de excepciones las tablas de medidas se multiplican en tablas de conformaciones y tablas de síntesis según conformaciones, edades y medidas principales.

El fenómeno de globalización al que estamos asistiendo desde finales del siglo pasado conlleva una masificación en lo que a la producción de prendas se refiere. Generalmente las producciones de prêt à porter se realizan en países subdesarrollados o en vías de desarrollo para abaratar costes (por lo que a veces llevamos prendas que han sido realizadas a un coste óptimo gracias a la vulneración de los derechos básicos del derecho laboral de los países en vía de desarrollo o gracias al trabajo infantil o a la semi-esclavitud de los trabajadores). …Ojos que no ven… corazón que no siente. Lamentablemente cerramos los ojos ante estas realidades y no pensamos que comprando este tipo de productos ayudamos a que esta situación siga creciendo y aumentando.

La otra cara de la moneda es que la población capacitada para realizar estas tareas en los países desarrollados y observantes a las legislaciones progresistas queda mano sobre mano aumentando el grupo de desempleados.

A pesar nuestro, no es este blog el apropiado para estos temas, nuestro objetivo es el de cubrir un cuerpo: como cubrirlo, como se cubrió y desarrollar patrones de ejemplo (el contenido base de nuestras tres páginas)

He hablado de la globalización ya que incide directamente en la forma de vestir y en la inobservancia de la simetría del cuerpo.

Actualmente asistimos a una regresión importante en lo que al vestir se refiere. Las nuevas maquinarias, los nuevos tejidos, el patronaje por ordenador, la robotización de las tareas de producción y tantos otros avances se han dirigido a aumentar la producción de unas pocas grandes empresas que generan una ingente cantidad de prendas a bajo coste de la forma en que hemos comentado. La oferta de prendas en las tiendas se reduce a las producciones de estas firmas.

Las modistas y los artesanos del vestir están desapareciendo y con ellos su trabajo que no sólo obedece a una función estética.

La modistería (que parte del patrón bidimensional), adapta en las pruebas el patrón ajustándolo y haciendo posible la observancia de la asimetría del cuerpo humano concreto. En mayor medida observa las peculiaridades de un cuerpo la alta costura o lo que llamaremos a partir de ahora los artesanos del vestir (término que nos sacamos de la manga para desvincular esa especie de circo de pluma y lentejuelas que la gente identifica actualmente con la alta costura).

Lo que nosotros llamamos Alta Costura, en mayúsculas o strictu sensu,  a lo que a partir de ahora llamaremos los artesanos del vestir, es la técnica que moldea el modelo directamente sobre el cuerpo de la clienta o sobre un maniquí que reproduce exactamente el cuerpo de la clienta. Tradicionalmente el montaje se hacía completamente a mano y sólo se permitía la utilización de la máquina en las “costuras rectas”. Todos los acabos deben ser realizados a mano. La alta costura es a la mujer lo que la Alta sastrería es al hombre. Entendemos por alta sastrería a la sastrería clásica que moldea los trajes de hombre encima del cliente y está realizada a mano. Para diferenciar la Sastrería de la sastrería la incluiremos como se merece en los artesanos del vestir.

Como decíamos, las ofertas que encontramos en las tiendas provienen de esas mega-firmas que producen gran cantidad de prendas que visten a nadie y a todos los cuerpos a unos precios sin competencia. Esas prendas serán las que se llevarán porque son ellos con sus políticas de precios y de marketing que nos las imponen y nosotros tomamos lo se nos ofrece, no lo que queremos.

Hace dos mil años era lo que sucedía, la gente tomaba lo que había. Si recordamos un texto por muchos conocido, unos soldados se repartieron las prendas de un ajusticiado y la túnica que era de aquellas tejidas de una sola pieza se la jugaron a los dados (la túnica que era de una sola pieza no la pudieron repartir ya que se hubiera deshecho al estar tejida con un solo hilo trenzado) La cita del nuevo testamento (Juan:23-24 http://www.biblegateway.com/passage/?search=Juan+19%3A23-24&version=RVR1995) no es inusual ya que las prendas de vestir eran costosas, pensemos que en la edad media cuando se hacían unas braies se cortaban con el paño entero en el caso en que se cortara para jóvenes se realizaba ya para adulto para que creciera dentro.

Quiero recordar en este post a una cliente y amiga que ya no está entre nosotros, J.G. Era locutora de radio, la voz más exquisita que nunca he oído. Le conocí en un evento de poesía y música que se realizó en un importante auditorio de mi ciudad. J.G. fue voz y sentimiento y sobretodo un corazón, un corazón tan grande como ella. A lo mejor para albergarlo su cuerpo fue como era. Dos roturas de la columna vertebral daban a su columna una forma encorvada con dos puntas. Su circunferencia de pecho excedía de los 160 cm, tenía una cintura de avispa en proporción a su pecho y cadera. Sus senos eran muy abundantes.

Todas las prendas que llevaba eran hechas a medida ya que ninguna tabla de proporciones se adaptaba a las suyas.

Hice amistad con J.G. que es una de las personas más exquisita con quien me he cruzado. Yo por aquel entonces tenía un taller de costura. Un día le hice una encerrona: dando la excusa de que necesitaba sus medidas para arreglarle una túnica (únicas prendas que podía llevar, o faldas engomadas y un blusón tipo túnica), le corté un traje chaqueta ya que ella, en una cena, recordó que hacía 20 años que no podía ponerse un traje chaqueta.

Según me contó varias modistas que habían intentado cortarle una americana no lo habían conseguido. Recuerdo que uno de sus hombros bajaba más de 8 centímetros respecto al otro y uno de los dos quiebres de su espalda, el inferior le provocaba una joroba en el lado izquierdo. Le llamé una tarde para probar. Antes de que llegara tenía miedo, ya que la glasilla de la americana era totalmente contra-hecha y parecía no tener ningún tipo de aplomo, era imposible colgarla en un maniquí. Tuve miedo que mi buena intención quedara en una grotesca burla de esa persona a quien tanto estimaba. Llegó, probé y gracias a Dios la prenda cubrió su cuerpo como debía, evidentemente hubo retoques pero era  una glasilla de americana para ella, algo que durante tanto tiempo había anhelado y soñado. Mi primera recompensa por ello fueron sus lágrimas de felicidad.

A prenda acabada, negándome a recibir ninguna compensación a cambio, ya que me había pagado con creces con su emoción, me pagó de forma más excelsa: sin decir nada quedó inmóvil, cerró los ojos y recitó una poesía. “Cant espiritual” de Joan Maragall. (podéis encontrar su traducción y el original en catalán en el siguiente link http://www.visat.cat/traduccions-literatura-catalana/cat/fragments/57/19/cat/3/0/joan-maragall.htm).

Os he contado esta anécdota ya que fue gracias a técnicas muy alejadas al prêt à porter que se pudo realizar esa prenda.

La pérdida del oficio tanto de sastre como de modista conlleva que esta función social de poder cubrir toda clase de cuerpos de forma digna que es tan beneficiosa para la autoestima de las personas corporalmente diferentes se pierda. Recordemos que el principal deber de nuestro oficio es la de cubrir un cuerpo y por ello debemos atender las diversidades. Ello no lo conseguiremos con un patronaje y un escalado industrial por lo que en como cubrir un cuerpo se interesará también en estos oficios en vías de desaparición.

El dominio que nos darán estás técnicas revertirán evidentemente en la creación pura, ya que si aprendemos a moldear un cuerpo como si fuera una escultura podremos realizar los modelos que soñemos y volveremos a dar a la moda el atributo de arte que cada día está perdiendo más y más.

Si con nuestra contribución podemos dar aliento a artesanos ya experimentados y gente que quiera aventurarse en este sendero, daremos la oportunidad de regalar a la gente el aspecto que ellos quieran y que su carta de presentación, su forma de vestir, no sea una tarjeta de visita impresa, sino un billete doblado en cuatro, personalizado y con ese lacre que lo sellaba que ya ha desaparecido por completo de nuestros escritorios.

Todos los avances según como se utilizan pueden provocar retrocesos. En este período de revolución informática pretendemos dar un grano de arena para globalizar conocimientos, dar oportunidades y preservar el legado de nuestros artesanos que están en vías de desaparición con técnicas nuevas que retomen las enseñanzas de nuestros antepasados, de ahí nuestra sección de Cómo se cubrió un cuerpo. La creación es el ave Fénix que arde y renace de sus propias cenizas, no podemos renegar de nuestro pasado ya que nosotros mismos somos pasado y presente, pero no futuro.

Por ello, a partir de ahora vamos a abrir otro frente en nuestra página principal dedicado al modelaje y ver sus virtudes, sus carencias y su utilidad para la creación de moda y la corrección de la técnica de patronaje.

Podéis encontrar una transformación tipo costura y parte de su despiece en el post publicado en Cómo patronar un cuerpo: Fourreau entallado o palabra de honor con lazo posterior. Mod.C2013-002-131105 (http://www.comocubriruncuerpo.org/planchas-de-patronaje/patrones-planchas-de-patronaje/fourreau-entallado-o-palabra-de-honor-con-lazo-posterior-mod-c2013-002-131105/). Como podéis ver la tipología de patronaje es totalmente diferente de la de prêt à porter, de la misma forma su forma de montaje que también abordaremos en este blog.

4 Comentarios

  1. Pingback: TÉCNICA DEL MOULAGE | neusgarciafaro

  2. Para mi esta lectura ha sido maravillosa. Cierto es que unas cuantas firmas han acaparado el mercado de la moda explotando inmisericordemente a los trabajadores con trabajo esclavo o semiesclavo y enriqueciéndose a costa de éstos. Comparto el punto de vista de que somos artesanos de la costura y que este oficio debe ser revalorado. Es muy significativo para mi el conocer la anécdota de J.G., esto me alienta en seguir el aprendizaje y el perfeccionamiento de este mi segundo oficio. Muchas gracias por compartir esto y por compartir sus conocimientos. En hora buena. Un abrazo.
    • María muchas gracias por tu comentario, te animo a seguir con tu segundo oficio y a que hagas más aportaciones.
      Un abrazo
      Cómo cubrir un cuerpo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *