Traje de caballero de 1855. Las medidas

Cómo cubrir un cuerpo

Traje de caballero de 1855.

Abrimos una serie de cuatro post en el que explicaremos cómo trazar el cuerpo de traje caballero de 1855. Las explicaciones provienen del método de Leclaire, editado en 1855: “L’Art du tailleur où théorie explicative et pratique de tout ce qui concerne les vêtements civils, militaires, amazones, robes de dames, habillements d’enfants et tous les genres du costume »

Traje de caballero de 1855

L’Art du tailleur où théorie explicative et pratique de tout ce qui concerne les vêtements civils, militaires, amazones, robes de dames, habillements d’enfants et tous les genres du costume de Leclaire. París 1855.

Para la reconstrucción de la parte inferior de la manga del traje de caballero de 1855 ha sido muy útil el poder consultar entre otros “The cut of men’s clothes 1600-1900” de Norah Waugh, libro increíble, editado por Faber and Faber.

Podemos preguntarnos, ¿de qué sirve ir a rebuscar en métodos antiguos la forma de cortar?

Las respuestas son múltiples, y las daremos tanto en la página de historia de Cómo se cubrió un cuerpo, así como en ésta, Cómo cubrir un cuerpo.

El patronaje y diferentes modelos los publicaremos en Cómo patronar un cuerpo.

Queremos enseñar cómo se cortaban los trajes de caballero y de mujer antes de establecer cómo aconsejamos cortarlos, ya que en estas páginas antiguas hay nociones muy interesantes y proporciones corporales que necesitaremos para aplicarlas al patronaje industrial.

Vamos paso a paso, abriremos hoy este nuevo frente, el del traje masculino, un tanto añejo, pero muy interesante.

Traje de caballero de 1855. Las medidas

Para abordar adecuadamente este post deberemos hablar de las medidas necesarias para cortar un traje de hombre.

Nos remitimos al método para las medidas   

1.- Arqueo de espalda: Para tomar este largo mediremos desde la séptima vértebra cervical, descendiendo por la columna vertebral hasta el arqueo que forma ésta a la altura de los riñones en la espalda, que se corresponde con dos a cuatro centímetros por encima del largo de la línea de la cintura detrás.

Esta medida no tiene un punto fijo, podemos situarla más arriba o más abajo, pero nunca debemos hacerla coincidir con el largo de busto, o sea con la línea de cintura.

La medida de arqueo de espalda nos servirá únicamente para dar un punto fijo a la curvatura del delante.

2.- Largo de cintura: seguiremos la medida anterior hasta el nivel dónde queramos situar la cintura: por ejemplo, 46 centímetros, a partir de esta medida seguiremos hasta  el final del faldón o de la falda que fijaremos en nuestro ejemplo en 90 cm. Estas tres medidas deben tomarse al mismo tiempo, sin soltar la cinta métrica de la séptima vertebra.

3.- Arqueo delante: colocamos la punta del centímetro sobre la séptima vertebra, pasando por  debajo de la axila, hasta reunirse  al punto que hemos situado en el arqueo de espalda, para una talla central supongamos unos 65 cm.

4.- Altura de los omoplatos: Tomamos esta medida colocando el centímetro siempre en la séptima vértebra, descendemos recto por la columna vertebral hasta encontrarnos el nivel más saliente de los omoplatos.

Esta medida nos servirá para dar un punto  fijo a la medida del ancho de delante para encajarla en esta parte y para asegurarse de la redondez que debemos dar a los lados o costadillos del traje.

Hay quien tiene los omoplatos muy salidos y otros que ni se les nota, hay otros  que tienen la espalda redonda  o abombada y aún otros que son jorobados. Es para el nivel de estas deformaciones que debemos marcar esta medida.

5.- Ancho del omoplato delante: Para tomar esta medida, colocaremos el centímetro sobre la séptima vértebra y haremos pasar la cinta métrica por la axila del cliente hasta llegar a la marca que hemos hecho a nivel de omoplatos.

6.- Largo de codo y puño: colocaremos la cinta métrica en la columna vertebral en la línea de ancho de espaldas,  desde este punto tomaremos la medida del codo y seguiremos hacia la medida del puño. Estas medidas deben ser tomadas haciendo levantar  y poner en 90 grados el brazo al cliente

7.- Altura de cresta ilíaca: desde la axila hasta la cresta ilíaca. (25cm)

8.- Contorno de pecho: contorno tomado en el punto más saliente del pecho. Tomaremos la precaución que el cliente no inspire. Por ejemplo 96 cm.

9.- Contorno de cintura: Tomamos esta medida en el contorno del tronco donde su perímetro es más estrecho. Por ejemplo 80 cm.

 División de la medida del pecho: llamaremos a la medida de pecho a la mitad de su contorno, en nuestro ejemplo serán 48 cm. ya que su contorno es de 96 cm.:

Utilizaremos de esta medida la mitad, la cuarta parte, octava y dieciseisava parte.  O sea  24, 12, 6 y 3cm.

Con estas medidas y tomadas de la forma especificada podremos trazar el patrón de delante, detrás y las mangas del traje de caballero de 1855, que podremos ver en los sucesivos post de Cómo cubrir un cuerpo.

Este post continúa en “Trazado de la espalda del traje de caballero de 1855 “

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Cargando ... Cargando ...

3 Comentarios

  1. COMO SE PUEDE LLEGAR AL SER, A TRAVÉS DE LAS PALABRAS Y DE ESA MISMA MANERA UN BUEN VESTIR, (DICE Y EXPRESA MUCHO), EN SERIO ME LLENA DE REGOCIJO TANTA PASIÓN EN LA MANERA COMO EXPRESAN SU SENTIR. CREO QUE EL SENTIDO A LA VIDA ES JUSTAMENTE SER HUMILDEMENTE GRANDES MANIFESTANDO LA EXCELENCIA QUE SE MANIFIESTA EN EL AMOR QUE LE PONGAS A LO MÍNIMO QUE HAGAMOS Y ENTREGUEMOS.
  2. soy un actor juglaresco (callejero) que siguiendo su oficio ha comprendido la necesidad de ser un tanto interdisciplinario e integral en las artes complementarias con las que me auxilio para mis caracterizaciones cómicas. Así que por lo regular confecciono mi vestuario, con resultados más tragicómicos de lo que quisiera. Así que ahora que puedo aprovechar este medio y visualizar su grandiosa perspectiva didáctica, he empezado a consultar acerca del arte del corte y confección para vestir mis personajes más apropiadamente. En cuanto a mi comentario con respecto a mi lectura inicial de su exposición, encuentro el tema grandioso y es un real privilegio tener a mi alcance tan vasto universo. Me costara asimilar el sistema pero me despierta verdadero interés aprender, además de ser muy claro y ciertamente considerado en la explicación, con bondad pedagógica. Gracias.
    • El arte integral, bonitas palabras, a veces hacen incluso daño…
      Si los atuendos con los que vistes a tus personajes son “trágico-cómicos”, has dado en el clavo ya que si el TEATRO (y lo escribo en mayúscula) no es más que una hiper-realidad de la vida consigues ya con sólo el vestuario concretizar la quintaesencia de la vida: su dicotomía (entre lo alegre lo triste, el blanco y el negro, el amor y el odio y todas las cosas que nos rodean y que existen porque son opuestas).
      Me han agradado mucho tus palabras y espero en serio que puedas encontrar en este humilde trabajo de hormiguita algo para hacer una cosa mucho más grande: transmitir emociones en el teatro más difícil y bello: la calle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *