Trazado base del patrón del corsé femenino

logo CC1C def gran

Trazado base del patrón del corsé femenino.

Para trazar el corsé necesario que hayáis leído y entendido el post anterior: “Trazado base del patrón del corsé masculino” ya que es el punto de partida para trazar el corsé femenino.

Para este trazado utilizaremos las medidas que podéis encontrar en el post “Tabla medidas para señora

Utilizaremos para este post la talla 38/160, cuyas medidas son: Pecho: 43,5;  Cintura:34;  Cadera 47.5;  Ancho espalda 35; Largo espalda 38.75; Largo delante : 43,5; Largo pierna: 97.5; Entrepierna: 73

De estas medidas deduciremos:

Desarrollo vertical de pecho:  43.5 – 38.75 =  6.75 cm

Desarrollo horizontal de pecho:  3.38 cm

Montante de pantalón:  97.5 – 73 = 24.5 cm

Altura de cadera: 24.5*2/3 = 16.33 cm

Tórax: 43.5 – 3.38 = 40.12 cm

Mitad de ancho espalda:  17.5 cm

Profundidad sisa:  (40.12/3)+8= 18.3 cm, si disponemos de la medida exacta aplicaremos la medida tomada sobre la cliente  

Recordemos que el tórax femenino es la medida teórica de pecho sin los senos, o sea el teórico pecho de hombre de la mujer.

Empezamos el trazado del corsé femenino como lo hicimos en el trazado del corsé masculino; trazando la mitad de espalda, la línea de cuello detrás y colocando todas las líneas horizontales en su sitio.

Luego paralela a la mitad de espalda el valor del tórax para cerrar el patrón, la mitad del valor del tórax para fijar la mitad del cuerpo ( el lado), el valor del ancho de espalda para fijar la línea de costadillo y el mismo valor desde la mitad delante para fijar la línea de avance de costadillo.

Trazaremos la línea de entalle de la espalda en la mitad de cuadrado de la espalda, o sea a mitad del recorrido del ancho de espalda.

Print

En este momento tenemos las líneas bases de un corsé de hombre, no hemos puesto la línea de entalle delante ya que al incluir el pecho ésta se desplazará.

En las dos próximos trazados convertiremos el patrón de hombre en patrón de mujer: le pondremos el pecho.  En primer lugar aplicaremos el valor del contorno de pecho a partir de la mitad de espalda, o lo que es lo mismo añadiremos a partir de la mitad delante el valor del desarrollo horizontal de pecho evidenciado con una línea continua roja.

Luego añadiremos a partir de la línea de cintura el talle delante, o lo que es lo mismo en el cuadrado del delantero añadiremos el desarrollo vertical de pecho. Evidenciado con una línea azul.

Print

Re-trazaremos el delantero de nuestro patrón integrando estas dos líneas en el trazado.

La línea de final de tórax y la línea de cuello detrás de la parte del delantero la hemos evidenciado con líneas discontinuas.

Hemos evidenciado con color sólido naranja la ampliación del área  del patrón que representa el pecho. Ahora ya hemos acabado la transformación de las líneas bases del corsé masculino en un corsé femenino.

Print

La plusvalía del pecho no nos interesa tenerla en los lados del patrón ya que el volumen del pecho lo encontraremos en la mitad del delantero.

Trazaremos la línea de entalle del delantero, teniendo en consideración la nueva línea del delantero.

Y distribuiremos a caballo de ésta el valor del desarrollo horizontal de pecho.

Print

El incremento del desarrollo vertical de pecho lo trasladaremos a la línea de sisa para poder abrir la pinza.

Print

Ahora tendremos ya bien repartido el incremento de los desarrollos de pecho encima del patrón masculino.

Borraremos las líneas que no nos sirven (la de la espalda detrás en el cuadrado delante y la de la mitad del delantero sin contar el desarrollo horizontal de pecho).

Fijaremos la caída de pecho desde la parte superior de la línea de cuello del delantero, o la subida de pecho desde la cintura  (descontando la caída de pecho  del valor del busto delante)  el pezón se situará en una conformación normal a 1.5 cm por debajo de la línea de sisa. Hemos evidenciado el pezón con un punto rojo.

Nuestro trazado tendrá la siguiente forma:

Print

Trazaremos a partir del pezón una circunferencia de la mitad del diámetro del ancho del seno, para una conformación normal será de unos 7.5 cm de radio. Esta circunferencia nos servirá para saber dónde iniciar la copa del seno a partir de la cintura. Trazaremos la pinza del seno desde la base de la circunferencia hasta la punta del seno y desde éste hasta la línea de cuello. Hemos evidenciado el trazo en azul.

Con ello hemos ya utilizado el  desarrollo horizontal de pecho, ahora nos faltará abrir una segunda pinza para hacer desaparecer el desarrollo vertical de pecho.

Por ahora nuestro trazado tendrá la siguiente forma :

Print

Para provocar la segunda pinza  dibujaremos un círculo que tenga el radio igual al segmento que separa la intersección de la línea de avance de sisa con la costura de sisa hasta el pezón, evidenciado en color rojo. Este segmento será el primer labio de la pinza, el segundo será el segmento desde el pezón hasta intersección de esta circunferencia con la línea superior del desarrollo vertical de pecho, evidenciada en color verde.

Print

Borraremos la línea de entalle del delantero. La línea del desarrollo superior de pecho, la segunda circunferencia que hemos trazado y las áreas sombreadas de los desarrollo horizontales y verticales de pecho. Reforzaremos el trazado de la pinza vertical y la separaremos del trazado en la línea de los hombros.

Borraremos en este trazado algunas líneas que nos podrían confundir como la  de avance de costadillo por encima de la línea de sisa, la de mitad cuerpo y reduciremos la longitud de la línea de cuello de espalda hasta el cuadrado de espalda. También borraremos la línea del hombro delante  ya que lo que nos interesa es el ángulo de patrón que tememos que cerrar.

El área de la pinza que tendremos que cerrar lo hemos evidenciado en azul.

Nuestro trazado tendrá el siguiente aspecto.

Print

Cerraremos la pinza  rotándola en el pezón.

Print

Luego borraremos las líneas de los trazados auxiliares, nuestro trazado tendrá el siguiente aspecto.

Print

Ahora que las pinzas de pecho ya se han cerrado (no han desaparecido como decía el director de la Academia de la Ignorancia, ya que las pinzas se pueden trasladar pero no hacerlas desaparecer), nuestra bella señorita se vuelve a convertir en un hombre.

Acabaremos el trazado como en el post anterior, evidentemente siguiendo las medidas en este caso del cuerpo femenino.

Lo primero que haremos es recordar el sistema de pinzas de la mujer, recordamos que en un cuerpo de conformación normal de una talla central, un sistema de pinzas válido podría ser de 1,5 en el entalle del delantero y 2 y 3 cm en el entalle detrás, dos para la pinza más cercana a la mitad de cuerpo y 3 a la más cercana a la mitad detrás.

Empezaremos por la parte posterior. Hemos  trazado hasta ahora, como en el caso del hombre una sola línea de entalle, necesitamos dos por lo que repartiremos el cuadrado de mitad de espalda en tres trozos iguales.  En el siguiente trazado hemos sustituido la de  entalle de hombre (discontinua negra) por las líneas continuas azules.

Abriremos los entalles de 3 y 2 cm respectivamente  a partir de la mitad de espalda, los vértices de cada entalle se encontrarán en la línea de cadera y en la línea de sisa.

Para no liarnos borraremos la línea de cintura, cadera y entrepierna  en el entalle delantero.

Print

Si esta mujer no tuviera pechos, tendría un Drop de (4 – 40.12, o sea cintura -tórax) 6.12 cm. Por ahora le hemos quitado 3+2= 5 cm  por lo que en la pinza del delantero le deberemos quitar 1.2 si queremos que se ajusten  las de pecho y cintura. El sistema de pinzas de la falda nos daba una pinza de 1,5 por lo tanto concuerda, quitaremos de la mitad delante 1.5 cm (si estrechamos la cintura de 3m más no pasa nada ya que la prenda precisamente lo que pretende es esto, por otra parte un entalle de 0.6 cm es irrisorio)

Re-pinzaremos desde la línea de cintura hasta base de copa de pecho y de cintura a línea de cadera 1.5 cm, o sea 0.75 de cada lado.

Tal y como hicimos en el corsé de hombre quitaremos una talla de cintura, o sea 3 cm (recordemos que la ratio de cintura de mujer según nuestras tablas es de 3 cm) por lo que re-pinzaremos a cada lado del costadillo 1.5 cm por ahora sólo trazaremos las pinzas desde la cintura hasta la línea de sisa.

Print

La diferencia entre el valor de tórax y cadera será de: 40.12 – 47.5 =  7.38 cm  por lo que deberemos dar a nivel de la línea de cadera de 7.38 cm. Tenemos 2 costuras para dar el re-largo por lo que en cada costura daremos 3.69 cm.

El cruce de las costuras de cadera lo realizaremos a la mitad del recorrido entre la línea de cintura y cadera, o sea en el primer tercio del montante.  Hemos trazado una línea discontinua a la altura de un tercio de montante para mostrar  el punto de cruce de las costuras de cadera.

Print

Borraremos las líneas de trazado y los ejes de los entalles.

Dibujaremos el borde superior del corsé antes de separar las piezas. Hemos evidenciado el borde superior con color rojo.

En la mitad delante no es aconsejable llegar hasta la línea de sisa ya que descubriríamos el pecho  de forma un tanto “espectacular”.

A nivel de sisa nos debemos mantener lo más altos posibles.

La altura de la copa podemos fijarla dónde queramos, sabemos cuál es la altura del pezón y cuál es la altura de la cazuela de pecho (la circunferencia discontínua que nos ha seguido hasta aquí nos lo marca.

Desde el cuadrado de sisa hasta la mitad de espalda podemos abrir  hasta cintura si el que montará el corsé sabe hacerlo.  Más vale ser prudentes y descubrir un poco menos si no estamos muy seguros de quien lo va a montar.

Debemos acabar entregando el corte de espalda en 90 grados debido al panel de modestia, en el caso de realizar un corsé. Al atar las lazadas si un corsé no acaba perpendicular a la mitad detrás , podríamos ver el panel de modestia que asoma por algún lado, cosa que es harto desagradable. Pero de ello ya hablaremos en post sucesivos.

Print

El paso siguiente será el de regular el corte superior para que no aparezcan muescas durante el montaje, numerar las piezas , marcar los piquetes colocar los resctos hilos y separar las partes del patrón. No dibujamos en este caso la parte inferior del corsé antes de separarlo ya que es un tanto lioso hacerlo con un par de cruces.

Print

Trazaremos la línea del bajo, para ello lo mejor es juntar al máximo los patrones, nosotros los pondremos de forma que coincida la línea de cadera en todas las piezas aunque la parte del pecho del delantero se cruce.

Trazaremos la línea del bajo. Evidenciada con color rojo.

Print

Regularemos la línea del bajo para que no queden muescas en el montaje, separaremos las piezas y borraremos las partes del patrón que no sirven.

131026 corse_fem_ 38N160

Hemos acabado el primer patrón de un corsé. En esta primera ocasión es un bustier típico de trajes de novia o de vestidos de noche. Este modelo  se mantiene bastante cerrado hasta la axila y descubre la espalda con un profundo escote en forma de U.

Queremos hacer notar que no hemos dado las tres medidas de la cintura y que no hemos alzado la cresta ilíaca. Hemos dejado la cintura en su sitio teórico a causa de las sucesivas transformaciones que sufrirá este patrón base.

En el caso de patronar un corsé para montarlo tened en cuenta de subir la cinturilla lateral y en su caso de bajar la cinturilla delante, de la forma en que enseñamos en el trazado del corsé masculino.

Este post continua en “El Tihgtlacing: uso y abuso del corsé

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Cargando ... Cargando ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *