Ensamblaje del cuello de la americana

Cómo cubrir un cuerpo

Ensamblaje del cuello de la americana

En este post enseñaremos como colocar y coser el cuello de la americana.

Este post forma parte de una serie de post que son una monografía de cómo patronar y montar a la sastre una americana sastre recta de mujer. La serie de post inicia con “Americana sastre femenina” y continúa con: “Plastrones de la americana recta sastre femenina”, “Puesta a punto de la americana mujer sastre femenina”, “El cuello picado”, “Armado de los plastrones”, “Colocación de los plastrones  1”, “Colocación de los plastrones  2”, “Casar líneas y cuadros”, “ Ensamblaje del delantero 1”, “Ensamblaje del delantero 2” , “Montaje de los bolsillos de vivos o de cartera 1”,   “Montaje de los bolsillos de vivos 2”, “ Ensamblaje de la vista” , “Ensamblaje de la vista 2”, “Montaje de la espalda”,  “Forro de espalda de la americana sastre”, ”Forro de espalda de la americana sastre 2”, “ Forro delantero de la americana sastre”, “Ensamblaje del delantero y espada de la americana” y “Ensamblaje de los hombros de la americana sastre”. Todos ellos los podéis encontrar en el índice de la página.

Iniciaremos este post con la última ilustración del post anterior: “Ensamblaje de los hombros de la americana sastre

ensamblaje-del-cuello_01

Sobre esta primera imagen marcaremos la costura del cuello desde la muesca de la inglesa de un lado hasta el otro, trazo que hemos evidenciado mediante una línea continua de color negro gruesa.

ensamblaje-del-cuello_02

Sobre esta línea marcaremos varios puntos: el punto “0” nos dará la posición de la mitad detrás. El “1” y su correspondiente “-1” nos indicarán la intersección de la costura de cuello con la costura de hombro (el piquete de cuello). El punto “3” y “-3” nos marcarán el punto en que comienza el cuello: el final de la muesca y el punto en que encontraremos la contrainglesa.

En la parte inferior de la ilustración anterior vemos un esquema de los puntos. Hemos trazado la costura del cuello como una línea recta y hemos reportado los puntos encima de ésta.

En el fondo de este esquema hemos reproducido los cuadros del paño: el cuello se montará sobre el derecho de la prenda.

En los primeros post dejamos el cuello de la americana picado, reproducimos aquí la imagen del cuello picado del derecho y del revés que dimos en el post “El cuello picado

ensamblaje-del-cuello_03

Hemos añadido los puntos que hemos marcado en el cuerpo en la las imágenes de la ilustración. Recordemos que el área gris clara representa la entretela en el que vemos en punto de picado evidenciado en rojo  y que el área gris oscura, ilustración inferior representa el fieltro del cuello.

El primer paso será recortar el cuello por el trazado exterior de línea discontinua que nos da la forma del cuello sin costuras. En el montaje sastre tradicional el cuello picado, la pieza de fieltro no lleva costuras.

ensamblaje-del-cuello_04

En la ilustración anterior mostramos el cuello recortado de la parte del fieltro, en el que se ve el picado que hemos realizado.

En la próxima ilustración hemos representado el cuello puesto encima del cuerpo. La costura del cuerpo se alarga por debajo de la pieza del cuello, hemos marcado dónde se acaba la costura del cuerpo por una línea discontinua de color banco.

ensamblaje-del-cuello_05

Este re-largo será el que servirá para fijar el cuello al cuerpo. Recordemos que de las dos piezas del cuello, la de paño y la de fieltro, la que propiamente es el cuello es la pieza picada de fieltro, la de paño se le llama tapeta del cuello porque sólo es un “forro” que se ve: una “tapa” para embellecer el cuello.

Pasaremos un hilván por el quiebre del cuello, que habremos transportado del patrón o podemos trazarlo midiendo de la costura del pie de cuello en valor del pie de cuello, generalmente de 2,5 cm. El quiebre del cuello y su piquete tiene que coincidir con el quiebre de la solapa y con el piquete del quiebre que encontramos en la inglesa.

Hemos aprovechado esta imagen para dar la nomenclatura de esta zona de la americana:

La inglesa, es la costura y borde dónde acaba la solapa. Se llama inglesa porque esta costura fue inventada por los sastres ingleses, en la sastrería francesa el cuello era siempre de tira y no se doblaba, fueron los ingleses que inventaron el cuello con quiebre de dos piezas cosido a la solapa.

Pie de cuello es la costura que une el cuello al cuerpo sin contar la costura inglesa (muchas veces se llama pie de cuello a la suma de las dos costuras inglesas y de la costura de pie de cuello propiamente dicha) la punta de la solapa en la parte superior antes de que se ataque el cuello a ésta se llama muesca. La contrainglesa es el borde del cuello perpendicular a la inglesa el batiente del cuello es la parte opuesta del cuello al pie de cuello (valga la redundancia)

Las líneas que parten de los puntos 1 y 1’ son las costuras de los hombros del cuerpo y la que parte de 0 es la costura de mitad espalda.

ensamblaje-del-cuello_06

El próximo paso será el de pasar un hilván para fijar el cuello al cuerpo. En la ilustración anterior lo hemos representado mediante una línea discontinua de color azul, vemos en la ilustración que el hilván azul está en el interior del relargo de la costura del cuerpo que hemos representado mediante una línea discontinua de color blanco.

El próximo paso será pasar un punto de cruz muy junto con torzal de seda del mismo color que el fieltro (generalmente negro o gris antracita),  pillando tanto el cuello como el cuerpo. Este punto de cruz debe ser muy regular que será visto y la intersección de la X deberá situarse justo allí dónde acaba el fieltro. Este punto de cruz deberá quedar como un bordón, que no deje ver el final del cuello.

Una vez acabado este punto de cruz daremos la vuelta a la prenda y daremos otro punto de cruz en el revés para fijar el cuerpo al cuello, este punto de cruz lo hemos representado en un trazo discontinuo fino de color blanco.

ensamblaje-del-cuello_07

Una vez terminado de fijar el cuello al cuerpo cortaremos la tapeta. Es aconsejable cortarla al bies, mientras que se pueda, en el caso en que el paño tenga listas o cuadros podremos hacer una costura en la mitad detrás para provocar una espiga uniendo los bieses de las dos partes del cuello cortados en direcciones opuestas.

La tapeta del cuello debe tener las dimensiones del cuello más un cm y medio o dos centímetros de relargo: la tapeta del cuello sí que lleva costura.

Hemos representado en la siguiente imagen la tapeta con un área de color rojo, la línea discontinua que vemos por debajo de la costura inglesa y la costura del pie de cuello representará el lugar dónde termina la tapeta del cuello.

ensamblaje-del-cuello_08

Pasaremos un hilván que una el cuello con su tapeta por la línea del quiebre, En la ilustración lo hemos representado con el mismo hilván de color rojo que marcaba el quiebre del cuello, una vez pasado este hilván podemos quitar el que marcamos del cuello para sólo dejar uno de los dos.

El segundo hilván lo pasaremos pillando tanto la tapeta como el cuello paralelos a las inglesas y al pie de cuello en la ilustración lo hemos representado con una línea de color amarillo discontinua, una vez sujetadas las inglesas y el pie de cuello doblaremos este y pasaremos el último hilván que será el paralelo al cayente del cuello, a un par de centímetros de su borde.

Doblaremos el cuello para dar el desarrollo necesario de la tela de la tapeta para que una vez doblado el cuello a prenda acabada no tire (el desarrollo suele ser entre los dos y tres milímetros).

Acabaos todos estos procesos, doblaremos la tela de la tapeta y la esconderemos entre la tapeta y el cuello dejando sobresalir el paño de la tapeta de 1 mm. Empezaremos por el cayente. Podremos remeter la tela de la tapeta ya que el hilván al borde del cayente lo hemos retirado de un par de centímetros. Hilvanaremos la parte que acabamos de remeter del cayente.

Luego doblaremos las puntas de la contrainglesa y remeteremos las contrainglesas de la misma forma. Hilvanaremos las contrainglesas.

Los hilvanes que mantienen tanto el cayente de cuello como las contrainglesas los hemos evidenciado con una línea de color verde discontinuo.

ensamblaje-del-cuello_09

Por último pasaremos un punto de cruz estrecho por la parte del cuello que pille tanto el paño como el fieltro por el cayente y la contrainglesa, este punto de cruz hacerse muy junto para que el aspecto sea de un bordado como el de pie de cuello. Este punto de cruz se realizará con torzal de seda y será del mismo color que el de pie de cuello y que el fieltro que hayamos utilizado para el cuello de la americana sastre. Hemos evidenciado este punto de cruz con trazo contínuo de color naranja.

Más adelante enseñaremos, pero no en esta serie de montar el cuello con tres piezas: la tercera pieza se llama “banana” por su forma que asemeja a tal fruta. Esta pieza fuerza al cuello al contrario de su posición natural por lo que arma mucho más el pie de cuello.

Para ello deberemos hablar antes de los procesos de plancha de sastrería cosa que haremos más adelante en los post que dedicaremos al retoque de la americana, y retoques del pantalón sastre.

 

Ahora sólo nos quedará coser las contrainglesas, fijar el pie de cuello y cerrar el cuerpo de la americana, pero de ello hablaremos en el próximo post.

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Loading ... Loading ...

Ensamblaje de los hombros de la americana sastre

Cómo cubrir un cuerpo

Ensamblaje de los hombros de la americana sastre

En este post enseñaremos como ensamblar los hombros de la americana sastre tradicional.

Este post forma parte de una serie de post que son una monografía de cómo patronar y montar a la sastre una americana sastre recta de mujer. La serie de post inicia con “Americana sastre femenina” y continúa con: “Plastrones de la americana recta sastre femenina”, “Puesta a punto de la americana mujer sastre femenina”, “El cuello picado”, “Armado de los plastrones”, “Colocación de los plastrones  1”, “Colocación de los plastrones  2”, “Casar líneas y cuadros”, “ Ensamblaje del delantero 1”, “Ensamblaje del delantero 2” , “Montaje de los bolsillos de vivos o de cartera 1”,   “Montaje de los bolsillos de vivos 2”, “ Ensamblaje de la vista” , “Ensamblaje de la vista 2”, “Montaje de la espalda”,  “Forro de espalda de la americana sastre”, ”Forro de espalda de la americana sastre 2”, “ Forro delantero de la americana sastre” y “Ensamblaje del delantero y espada de la americana”Todos ellos los podéis encontrar en el índice de la página.

La primera imagen de este post es la última del post anterior: “Ensamblaje del delantero y espalda de la americana”.

ensamblaje-hombros-americana_01

Para poder manipular los hombros pasaremos un hilván paralelo a la costura de los hombros retirado de unos 5 cm de la ubicación de la misma, hemos evidenciado este hilván con un trazo de color rojo discontinuo grueso. Sacaremos los hilvanes que sujetan el delantero con la vista y su forro y los hilvanes que sujetan la espalda con su forro.

ensamblaje-hombros-americana_02

Dejaremos el forro hacia abajo para que podamos manipular los delanteros con sus entretelas.

ensamblaje-hombros-americana_03

Encararemos los hombros e hilvanaremos por dónde deberemos coser. Hemos representado este hilván con una línea discontinua de color negro gruesa.

ensamblaje-hombros-americana_04

Una vez hilvanado, coseremos por el sitio en que corresponde. Esta costura no va abierta sino que la cargaremos hacia la espalda, cortaremos escalonadamente los grosores de las costuras del paño para que no hagan grueso así como las costuras del refuerzo de la espalda (área amarilla en las ilustraciones precedentes, en esta no se ve.

ensamblaje-hombros-americana_05

En la siguiente imagen hemos puesto a plano los hombros para ver cómo va cargada la costura.

Fijaremos los relargos de paño al cuerpo con un punto de cruz (en la imagen de color verde)  y los re-largos de los plastrones de la entretela  (punto de cruz de color rojo). Si no hubiéramos desguarnecido los plastrones deberemos recortar el plastrón pequeño más corto que el largo en el relargo (valga la redundancia) del hombro, fijaremos el plastrón pequeño al plastrón mayor como siempre con un punto de cruz.

Una vez cosido el hombro deberemos reconstruir los puntos que hubiéramos debido sacar para la costura.

Hemos evidenciado la costura del hombro con un trazado de color negro rojo y la costura de caja detrás mediante una línea discontinua de color negro gruesa.

ensamblaje-hombros-americana_06

Para mostrar esta última imagen hemos tenido que dibujar la americana sin estar cosida por los laterales…. Empieza a complicarse un poco el diagrama.

Para acabar este post colocaremos un pasamán en el escote de la caja de cuello detrás que se una con el de la caja de cuello delante. Su borde exterior lo fijaremos con un punto atrás, el que da al interior del refuerzo de la espalda con un punto de cruz fijado a éste sin pillar el paño de la espalda. En la parte central, allí dónde encontraremos la costura abierta del paño de la espalda, deberemos pillar el relargo de la costura para fijar mejor el pasamán.

ensamblaje-hombros-americana_07

El próximo paso será colocar el cuello que previamente picamos

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Loading ... Loading ...

Ensamblaje del delantero y espalda de la americana

Cómo cubrir un cuerpo

Ensamblaje del delantero y espalda de la americana

En este post enseñaremos como unir el forro  del delantero  con el de la espalda de la americana sastre tradicional.

Este post forma parte de una serie de post que son una monografía de cómo patronar y montar a la sastre una americana sastre recta de mujer. La serie de post inicia con “Americana sastre femenina” y continúa con: “Plastrones de la americana recta sastre femenina”, “Puesta a punto de la americana mujer sastre femenina”, “El cuello picado”, “Armado de los plastrones”, “Colocación de los plastrones  1”, “Colocación de los plastrones  2”, “Casar líneas y cuadros”, “ Ensamblaje del delantero 1”, “Ensamblaje del delantero 2” , “Montaje de los bolsillos de vivos o de cartera 1”,   “Montaje de los bolsillos de vivos 2”, “ Ensamblaje de la vista” , “Ensamblaje de la vista 2”, “Montaje de la espalda”,  “Forro de espalda de la americana sastre”, ”Forro de espalda de la americana sastre 2” y “ Forro delantero de la americana sastre”. Todos ellos los podéis encontrar en el índice de la página.

Partiremos de la última imagen del post “Forro de espalda de la americana sastre” y del último esquema del post “Forro delantero de la americana sastre”.

Una vez forrados por separado el delantero (delantero con costadillo)  y la parte de la espalda, sujetaremos con hilvanes el forro de los delanteros y del de la espalda de forma que nos dejen el suficiente espacio para coser el paño de los delanteros con el paño del detrás.

ensamblaje-delantero-espalda-sastre-01

ensamblaje-delantero-espalda-sastre-02

Encararemos, pasaremos un hilván para casar los cuadros en la línea de la costura. A lo mejor deberemos deshacer algún punto de cruz o sacar parte de algunos hilvanes para poder hilvanar las costuras. Coseremos con la máquina quitaremos el hilván y abriremos la costura del paño con la plancha.

Si no tenemos suficiente espacio para abrir la costura haremos un hilván más adentro en las piezas del delantero y de la espalda para que por un lado sujete el forro en su lugar y por el otro tengamos el espacio suficiente para abrir cómodamente la costura.

ensamblaje-delantero-espalda-sastre-03

Pondremos a plano la parte del forro de la espalda

ensamblaje-delantero-espalda-sastre-04

Doblaremos sobre el forro de la espalda el forro del delantero por el lugar dónde ha quedado la costura e hilvanaremos para sujetar los dos forros.  En la siguiente ilustración hemos representado este hilván mediante una línea discontinua de color negro.

ensamblaje-delantero-espalda-sastre-05

Coseremos a mano el forro del delantero con el de la espalda en todo su recorrido, podeos hacerlo mediante un punto atrás o un punto al canto, según como nos guste más.

Luego pasaremos un hilván paralelo a unos 4 cm al final de la pestaña del bajo de la americana que hemos representado por una línea discontinua de color blanco.

Quitaremos todos los hilvanes desde este nivel hasta el bajo de la americana tal y como mostramos en la próxima ilustración.

En el caso en que hubiera saltado algún hilván de la sisa volveremos a reconstruirlo.

ensamblaje-delantero-espalda-sastre-06

Marcaremos con alfileres o con un hilván una línea paralela al bajo de la americana a unos 2  ó  2,5 cm (mitad de la pestaña). Esta línea será la línea dónde doblará el forro. En la próxima ilustración hemos evidenciado esta línea con una línea continua de color blanco.

Mediremos desde esta línea la distancia hasta el borde del final de la pestaña, sujeta con punto de cruz al cuerpo de la americana. Luego, trazaremos una línea desde la línea continua blanca hasta el final del forro que tenga la distancia medida más un cm, el excedente lo recortaremos.

En la próxima ilustración hemos coloreado la capa del forro a un 50% para que podamos ver a través de éste dónde llegan los relargos de la  pestaña.

ensamblaje-delantero-espalda-sastre-07

Doblaremos por la línea continua blanca el forro del bajo de la americana. En la próxima imagen vemos la pestaña del forro del bajo de la americana doblado que tendrá una opacidad mayor que el forro de la americana que sigue en opacidad del 50%.

Pasaremos un hilván que empezará en el bajo del forro doblado de la americana  y se distanciará hasta el pie del punto de cruz en la mitad detrás para ir a morir otra vez en el bajo del forro doblado. Hemos representado este hilván mediante una línea de color verde ácido discontinua.

Esta línea será la que nos fijará la costura interior del forro.

ensamblaje-delantero-espalda-sastre-08

En la próxima imagen mostramos el forro opaco con el hilván del bajo (el que hace media circunferencia) y dónde acaba el relargo del forro doblado, representado por una línea de color verde ácido discontinua fina.

ensamblaje-delantero-espalda-sastre-09

Coseremos el forro de los delanteros con la vista, empezando a unos 5 cm a partir del hombro, bajaremos toda la costura del forro delantero hasta el bajo, en el pico del forro del delantero con el forro doblado (hilván verde curvado grueso) levantaremos las dos capas del forro y pillaremos sólo la interior con el relargo de la pestaña del paño de la americana, seguiremos del mismo modo por todo el hilván curvo y al llevar a la otra esquina subiremos de la misma forma en que hemos cosido el forro del delantero del forro con la vista.

Al pillar sólo la capa interior del forro doblado estaremos provocando un pliegue que empezara a 0 cm en las esquinas y que se desarrollará hasta 2,5 cm por dos, o sea 5 cm en el bajo a nivel de mitad espalda. Este procedimiento nos asegurará que el forro no tirará por falta de largo de espalda provocando feos en el paño.

Es muy importante, por lo que hemos dicho en el párrafo anterior, de que la puntada que pilla el forro del bajo de  la americana solo agarre la capa interior del mismo, si pillara las dos capas no tendríamos el pliegue del bajo con lo que podría tirar la americana.

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Loading ... Loading ...

Montaje de la espalda

Cómo cubrir un cuerpoMontaje de la espalda

En este post enseñaremos como preparar y entretelar la espalda de nuestra de una americana sastre.

Este post forma parte de una serie de post que son una monografía de cómo patronar y montar a la sastre una americana sastre recta de mujer. La serie de post inicia con “Americana sastre femenina” y continúa con: “Plastrones de la americana recta sastre femenina”, “Puesta a punto de la americana mujer sastre femenina”, “El cuello picado”, “Armado de los plastrones”, “Colocación de los plastrones  1”, “Colocación de los plastrones  2”, “Casar líneas y cuadros”, “ Ensamblaje del delantero 1”, “Ensamblaje del delantero 2” , “Montaje de los bolsillos de vivos o de cartera 1”,   “Montaje de los bolsillos de vivos 2”, “ Ensamblaje de la vista” y “Ensamblaje de la vista 2”.

En la primera imagen de este post mostramos las dos piezas que nos atañen. Las dos piezas de la espada de la americana sastre.

montaje-de-la-espalda-01

El primer paso será hilvanar derecho con derecho las dos hojas de la espalda de la americana y coseremos por la costura.

En la próxima imagen hemos representado el hilván mediante una línea continua de color verde  y la costura mediante una línea continua de color rojo.

montaje-de-la-espalda-02

Sacaremos el hilván. Luego abriremos la costura de la forma que hemos enseñado en los post precedentes: con el trapo húmedo y la plancha sin vapor. Para poder abrir las costuras hasta el fondo es muy aconsejable usar el cojín de plancha o en su defecto un plancha-mangas.

montaje-de-la-espalda-03

Una vez abierta la costura pasaremos un punto de cruz para sujetar los relargos de  las costuras abiertas al paño. El punto de cruz será flojo para que no marque en el paño exterior y sólo pillaremos un hilo del paño mientras que pillaremos el relargo completo.

En la próxima ilustración hemos representado el punto de cruz con trazados de color rojo.

montaje-de-la-espalda-04

Una vez realizado el punto de cruz colocaremos la entretela de la espalda.

Esta pieza tiene varias funciones: en primer lugar impide que se deforme la parte de la espalda de la americana, en un segundo lugar da una capa más en la parte alta de la espalda y por lo tanto impedirá que se marque la hombrera americana, así como los re-largos de los plastrones.

Esta pieza se cortará de una percalina de algodón rigurosamente al bies. Se corta al bies por varias razones: la primera para que se amolde a la espalda y sobre todo para que no tengamos que hacer un bajo. El bajo de la entretela de espalda es perpendicular al RH de la pieza de la americana, si el RH de la americana se convierte en pleno bies en la pieza y el bajo es perpendicular a éste, el bajo de la pieza de entretela seguirá siendo al pleno bies.

El pleno bies como sabemos no se deshilacha por lo que nos evitará de hacer un bajo a la pieza que quedará flotando o en su caso con puntos de cruz muy flojos.

El bajo que sería necesario si cortáramos esta pieza al RH no cedería y marcaría su grueso en el paño de la espalda una vez acabada la americana.

Para entretelar la espalda colocaremos la parte superior de la americana encima del cojín de plancha.

Recordemos que la espalda al vestirla quitamos 0.25 cm de la línea de construcción de la espalda y juntamos este punto a la línea de construcción de espalda a la altura del montante de espalda o si preferimos a medio recorrido entre la séptima cervical y la línea de sisa. Esta primera parte de la costurar de la espalda está trazada con una línea recta que podemos convertirla en lomo en la pieza de entretela o refuerzo de la espalda.

En su momento marcamos una línea horizontal en el patrón. Pues bien será esta línea, la de montante de espalda de la americana que nos servirá como bajo de esta pieza.

Posaremos el paño para que se amolde al cojín de sastre hasta el  nivel de la línea de montante, luego colocaremos encima  una banda de percalina cortada al bies cuyo ancho sea suficiente para cubrir el área requerida.

Dejaremos unos de los cortes de la banda como bajo y sujetaremos con un hilván en el margen de costura del paño de la espalda. Antes de pasar todos los hilvanes y para asegurarnos que el pleno bies queda en su sitio pasaremos un primer hilván por la costura de mitad de espalda.

En la próxima ilustración hemos evidenciado la pieza de percalina al bies con un área de color amarillo y los hilvanes correspondientes con un trazo discontinuo de color rojo.

montaje-de-la-espalda-06

Hay quienes dejan libre el bajo de esta pieza, hay  quienes pasan un punto de cruz. En el caso de pasar un punto de cruz debe ser muy, pero que muy flojo para que no marque a prenda acabada.

Hemos decidido mostrar el punto de cruz de la pieza aunque no somos partidarios del mismo, porque  si no se deja muy flojo este punto de cruz puede tirar una vez acabada la americana.

montaje-de-la-espalda-07

Luego gansearemos el bajo de la americana de la forma que mostramos en los post anteriores.

En la siguiente ilustración hemos representado la forma de gansear el bajo con la percalina a modo de recordatorio.

montaje-de-la-espalda-08

Luego doblaremos el bajo por la marca del hilván. Podemos sujetar con hilvanes la parte de la pestaña o bien acabarla ya con un punto de cruz teniendo en cuenta de no llegar hasta el canto para cuando debamos juntar la espalda con el costadillo.

montaje-de-la-espalda-09

En el próximo post enseñaremos cómo se forra la espalda. En sastrería tradicional se forran por separado la espalda y el costadillo-delantero antes de juntar el cuerpo.

Debido a su sencillez no mostraremos las fotos de este post y mostraremos la espalda acabada a este punto en el próximo post cuando hablemos de cómo forrar la espalda.

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Loading ... Loading ...

Montaje de bolsillos de vivo o de cartera

Cómo cubrir un cuerpo

Montaje de bolsillos de vivo o de cartera

Este post forma parte de una serie de post que son una monografía de cómo patronar y montar a la sastre la americana sastre recta de mujer. La serie de post inicia con “Americana sastre femenina” y continúa con: “Plastrones de la americana recta sastre femenina”, “Puesta a punto de la americana mujer sastre femenina”, “El cuello picado”, “Armado de los plastrones”, “Colocación de los plastrones  1”, “Colocación de los plastrones  2”, “Casar líneas y cuadros”, “ Ensamblaje del delantero 1” y “Ensamblaje del delantero 2”.

En este post partiremos de la última ilustración que presentamos  en el post “Ensamblaje del costadillo 1” que hemos reproducido a continuación. Presentamos junto a esta imagen que representa el revés de la prenda, una imagen que representa el derecho (en la parte derecha de la próxima ilustración).

Montaje_bolsillo_vivos_01

En el derecho de la pieza del delantero-costadillo hemos evidenciado con un trazado continuo de color negro la pinza cerrada, con otra línea continua de color negro hemos marcado la costura del costadillo. La apertura del bolsillo que hemos fijado en 16 cm lo hemos evidenciado con un trazo continuo de color rojo.

Hay muchas formas de montar un bolsillo de vivos. En este post enseñaremos una que no es la más rápida.

Esta forma tiene la particularidad de que podremos regular los vivos de la altura que queramos, podremos encararlos y casarlos fácilmente entre ellos y con el derecho del delantero.

Por otra parte en el revés de la pieza podremos determinar el re-largo que queramos, lo cual nos permite escalar los gruesos de las costuras interiores para evitar que se marquen debido a su volumen en el derecho de la prenda.

Determinar la altura del vivo acabado, no sólo es una  cuestión estética: según el paño que trabajemos el vivo deberá ser más o menos ancho. En nuestro caso, al trabajar una lana gruesa, deberemos programar un vivo grueso, en nuestro caso nos hemos decidido por un vivo de 0.75 cm acabado.

Los vivos deberán ser más anchos que el corte del bolsillo, sabemos que el corte del bolsillo será de 16 cm por lo que cortaremos unos vivos de unos 20 cm para dejar unos 2 cm de margen por cada lado.

El ancho de cada vivo deberá tener el doble de la anchura decidida más la costura y el re-largo.

Mostramos en la próxima ilustración un esquema:

Montaje_bolsillo_vivos_02

En la imagen anterior vemos sobre un fondo gris que representa el paño de la americana una línea de color rojo, la línea roja representa la apertura del bolsillo.

Paralela a ésta, trazaremos una línea una por encima y otra por debajo. En la ilustración las hemos evidenciado  de color azul, la distancia entre la línea roja y la línea azul superior representará el ancho del vivo acabado de la parte superior y el valor de la costura del vivo. De la misma forma la distancia entre la línea roja y la línea azul inferior representará el ancho del vivo inferior de la americana y el valor de su costura.

Si nos fijamos la longitud de las tres líneas será igual.  Ya que el vivo deberá tener una longitud igual a la apertura del bolsillo, en nuestro caso 16 cm.

Trazaremos dos paralelas a las líneas azules una por encima de la línea azul superior, otra por debajo de la línea azul inferior ambas paralelas deberán tener la misma distancia que hay entre la línea roja y la azul superior o inferior. Hemos trazado esta línea con un  trazo discontinuo de color azul. Esta línea representa el doblez del vivo acabado.

Montaje_bolsillo_vivos_03

Trazaremos dos paralelas más exteriores a estas últimas líneas discontinuas a la misma distancia del ancho de los vivos, estas líneas las hemos representado con un trazo discontinuo de punto raya punto.

Montaje_bolsillo_vivos_04

Esta línea representará el lugar dónde el vivo una vez doblado recibirá la costura.

A partir de esta línea daremos un re-largo que será el que fijaremos más tarde con un punto de cruz en el interior del delantero-costadillo de la americana.

Dejaremos dos o tres centímetros. Dos bastarán en el caso en que el bolsillo no lleve tapeta, en el caso en que queramos poner una tapeta al bolsillo será interesante que el re-largo del vivo superior tenga al menos  3 cm, para poder escalar los gruesos del vivo y de la tapeta.

Montaje_bolsillo_vivos_05

Nosotros hemos dejado en nuestro esquema el mismo re-largo para el vivo superior que para el vivo inferior. Hemos evidenciado estas líneas con dos trazos continuos de color verde.

Ahora ya tenemos determinado los largos de las piezas de los vivos: será la distancia desde la línea roja hasta la línea verde superior por lo que se refiere al vivo superior y desde la línea roja hasta la línea verde inferior por lo que al vivo inferior se refiere.

Para determinar el ancho dejaremos unos 2 cm de cada lado de la apertura del bolsillo, en la próxima ilustración hemos representado las líneas que nos marcarán el ancho de los vivos con trazos continuos de color negro.

Montaje_bolsillo_vivos_06

Hemos cerrado el rectángulo que forman los vivos: rectángulo delimitado por las líneas verdes y las negras. También hemos prolongado la línea de color rojo que representa la línea de corte para separar las dos piezas de los dos vivos que coincide con la línea de corte del bolsillo de la americana.

Resumiendo, las piezas de los vivos las cortaremos de un largo igual al triplo del ancho del vivo acabado más el re-largo que queramos dejar, siempre superior a 2 y un ancho igual a la apertura del bolsillo más 4 o 6 cm (dos o tres por cada lado de la apertura)

Los vivos los podemos cortar al bies o al RH.

En el caso en que los cortemos al RH deberemos casar las líneas si el paño es rayado o de cuadros con las líneas del delantero que estén al RH.

En nuestro caso podremos casar desde el inicio del bolsillo hasta la pinza de pecho en la parte superior y toda la parte inferior del bolsillo.

Si cortamos los dos vivos juntos tal y como hemos explicado las líneas entre ellos casarán perfectamente entre ellos.

Para casar las líneas con el tejido del delantero-costadillo deberemos ver a partir de la comisura del corte dónde se sitúa una línea y marcarla en nuestro patrón, tal y como mostramos en la siguiente ilustración.

El medio centímetro de descenso de la apertura del bolsillo en su recorrido a no ser que la lista, o el cuadro en su caso, sea muy pequeño no causará problemas.

Montaje_bolsillo_vivos_07

En el esquema que hemos presentado vemos que hacemos coincidir la línea del corte con una línea. Hemos marcado encima del vivo la primera línea vertical a partir de la comisura.

Para facilitar el montaje del vivo deberemos entretelarlos con friselina autoadhesiva.

Tanto si los vivos están cortados al RH como si los vivos están cortados al bies la friselina la cortaremos al RH.

En la próxima ilustración vemos la pieza de los dos vivos entretelados con la friselina que la representaremos con un área de color amarillo.

Montaje_bolsillo_vivos_08

Hemos dejado un pico vuelto para que nos demos cuenta de cuál es el derecho y cuál es el revés ( el que hemos entretelado con la friselina amarilla).

De todas las líneas que nos sirvieron para el trazado sólo utilizaremos las dos que nos marcan las líneas para casar.

Deberemos marcar la línea de apertura del bolsillo en el caso en que no sea la misma que el de la línea horizontal y deberemos marcar dónde empieza y acaba el bolsillo.

En nuestro caso la línea horizontal del cuadro y la línea del bolsillo coinciden por lo que sólo marcaremos una línea.

Montaje_bolsillo_vivos_09

En la próxima ilustración hemos marcado la línea de corte del bolsillo (que coincide en nuestro caso con la línea de las líneas horizontales) y la línea de que deberemos casar con las líneas verticales y  el punto de inicio y fin del bolsillo.

Una vez llegados a este punto, partiremos los dos vivos teniendo en cuenta de no perder las marcas que nos sitúan el comienzo y el final del bolsillo.

No hemos cortado antes los dos vivos porque en el proceso de pegar la friselina, al utilizar la plancha es más fácil deformar una pieza pequeña que una pieza grande

En la próxima ilustración mostramos los dos vivos separados.

Montaje_bolsillo_vivos_10

Ahora será el momento de preparar los vivos encima del delantero-costadillo de la americana.

Colocaremos uno de los dos vivos encima del derecho del delantero-costadillo de la americana, haciendo coincidir los puntos de comienzo y final de la apertura, y casando las líneas.

Tal y como enseñamos en la ilustración siguiente.

La ilustración del delantero-costadillo representa el otro lado de la americana por lo que la raya del vivo la vemos en el otro lado.

Vemos que la línea del vivo vertical se desplaza de un pelín hacia la derecha, ello es debido a la inclinación del bolsillo, pero en el ancho del vivo no se va a notar.

Pasaremos un hilván paralelo a las bases del rectángulo del vivo, en la siguiente ilustración lo hemos representado con unas líneas discontinuas de color violeta, para sujetar el primer vivo en su sitio.

Montaje_bolsillo_vivos_11

 Luego colocaremos el segundo vivo, haremos coincidir los puntos de la apertura del bolsillo que  evidentemente coincidirán así como la línea vertical entre los dos vivos. Hilvanaremos tal y como hemos hecho en el primer vivo.

Debemos ser muy cuidadosos a la hora de hilvanar estas dos piezas ya que deben quedar totalmente juntas y el hilván debe ser lo suficientemente prieto para que cuando cosamos con la máquina, los dientes no tiren más de la tela del delantero-costadillo y nos provoque un desfase.

Marcaremos a caballo de las dos piezas el ancho del vivo, trazando dos paralelas a la línea de apertura del bolsillo.

Perpendicularmente a la línea de apertura del bolsillo trazaremos los puntos de comienzo i fin del vivo.

En la siguiente ilustración hemos marcado las líneas antes descritas con un trazo continuo de color rojo. Es muy importante trazar estas líneas de forma exacta, así como los ángulos del rectángulo que se formará. De ello depende el resultado final del vivo acabado.

En la próxima ilustración hemos evidenciado las esquinas con un punto de color rojo.

Montaje_bolsillo_vivos_12

Coseremos por las líneas rojas largas rematando exactamente en los puntos que hemos trazado anteriormente.

Hemos representado la costura por una línea discontinua de color negro grueso.

Montaje_bolsillo_vivos_13

El próximo paso será volver a abrir el bolsillo del delantero-costadillo. Realizaremos un corte, que acabado tendrá la forma que hemos descrito con un trazo de color verde continuo en la próxima ilustración.

Montaje_bolsillo_vivos_14

Para realizar este corte debemos proceder de la siguiente manera:

Primero introduciremos la cuchilla con punta de las tijeras en la mitad de la línea que representa la apertura del bolsillo. Pellizcaremos en una de las direcciones hasta que podamos cortar normalmente hacia uno de los lados. La “V” que deberemos cortar en los extremos debe llegar hasta la última puntada pero no debemos cortarla el hilo de la costura, la V debe describir más o menos un triángulo equilátero.

Una vez hayamos abierto uno de los lados procederemos de igual forma para la otra mitad de la apertura del bolsillo.

Deshilvanaremos los vivos.

El próximo paso será pasar los vivos hacia el interior, los dos triángulos se doblarán también hacia el interior.

Cuesta un poco pero con paciencia se hace.

Acto seguido pasaremos un hilván por el derecho del delantero-costadillo a lo largo de los vivos para fijarlos en la parte de atrás, mientras que pasamos el hilván deberemos estar atentos de que los vivos sean de la misma altura en todo su recorrido y que los dos vivos tengan el mismo ancho.

Luego acomodaremos las V para que queden bien dobladas y las sujetaremos con otro hilván.

Montaje_bolsillo_vivos_15

Este es el aspecto del revés del delantero.

Montaje_bolsillo_vivos_16

En la imagen anterior vemos el re-largo de los vivos en la parte del revés de la pieza. La línea discontinua nos marca el hilván del vivo visto desde el revés de la pieza.

Montaje_bolsillo_vivos_17

Cerraremos los dos vivos con un punto de cruz en la parte del delantero.

Plancharemos con el trapo húmedo y la plancha sastre dando presión a los vivos para que se asienten en la forma correcta.

Finalmente sujetaremos los dos re-largos de los vivos con un punto de cruz.

Recortaremos el vivo superior si hiciera falta para que quede dentro del área en que hemos pegado la friselina, de esta forma será más difícil que se pudieran marcar las puntadas en el caso en que los bolsillos estuvieran llenos.

Montaje_bolsillo_vivos_18

Luego colocaremos hoja del fondo de bolsillo del vivo inferior, para ello la sujetaremos con un hilván la pieza doblada  en su parte superior de más menos un cm, con el doblez para la parte del delantero-costadillo para que quede pulido el interior del bolsillo y luego coseremos su recorrido superior.  Hemos evidenciado esta costura con una línea discontinua de color blanco.

El ancho de este primer fondo de bolsillo debe ser casi igual a la del vivo podemos hacerlo de un cm o un cm y medio más corto que el ancho de los vivos.

El largo de este primer fondo de bolsillo no deberá pasar del nivel del dobladillo del bajo de la americana, en nuestro caso hemos dejado un dobladillo de 5 cm por lo que deberá acabarse antes de los 10 cm del final de la pestaña del delantero.

Montaje_bolsillo_vivos_19

Una vez cosida la costura al borde superior del fondo colocaremos la tapeta.

La tapeta suele tener unos 4 ó 5 cm de altura y un recorrido algo menor que la apertura del bolsillo, para que sea cómoda esconderla en el caso en que queramos meterla dentro del bolsillo. Un centímetro menos que el recorrido total de la apertura del bolsillo será suficiente.

Las tapetas de los bolsillos irán entreteladas con entretela sastre o con friselina y es recomendable hacer la parte interior con forro para que resbale.

Una vez terminadas las tapetas, las situaremos en su posición exacta contando a partir de la apertura del bolsillo los cm que hayamos calculado para su altura, el resto nos servirá para fijarlo en el relargo del vivo superior.

Cortaremos el relargo de la tapeta si fuera demasiado largo, hilvanaremos y pasaremos unas puntadas para fijarlo desde el derecho de la pieza atravesando todas las capas. Estas puntadas deben quedar siempre dentro de la costura del vivo para que no se vean.

Desguarneceremos la tapeta de sus capas para que a la hora de fijarla no provoque gruesos, luego,  fijaremos las capas mediante un punto de cruz.

Montaje_bolsillo_vivos_20

Luego, colocaremos el segunda hoja del fondo de bolsillo que deberá ser sensiblemente más corta y más estrecha que la primera para poder sujetar ésta a aquélla.  El primer paso será el de hacer la costura para fijar el fondo en la costura del vivo tal y como hemos hecho con el primera foja del fondo de bolsillo.

Montaje_bolsillo_vivos_21

Acto seguido, ayudados por una tiza marcaremos dónde acaba la tapeta. Coseremos los dos fondos cerrando el bolsillo, aconsejamos de redondear los bordes para evitar que en las esquinas de los bolsillos sean difíciles de limpiar.

Montaje_bolsillo_vivos_22

Una vez cerrado el fondo de bolsillo, fijaremos la hoja superior del fondo de bolsillo a la inferior y la inferior a la pieza del delantero mediante puntos de cruz.

Montaje_bolsillo_vivos_23

Cuando fijemos la primera hoja del fondo de bolsillo que hemos colocado deberemos fijarla con punto prieto de cruz a las costuras abiertas, a la pinza de pecho y en todo el área de los plastrones, siempre con cuidado que la puntada no se vea desde el derecho.

En las otras zonas el punto de cruz no debe ser prieto sino muy lacio, de otra manera se marcaría en el derecho.

Para conseguir esta doble sujeción cuando lleguemos de un punto de cruz flojo a una zona que podamos sujetarla bien daremos dos puntadas seguidas, como si rematáramos una costura. Una vez sujeto el hilo podemos dar más tensión en los próximos puntos hasta encontrarnos en la próxima zona en que el punto deba ser “flojo”, para cambiar la tensión del punto deberemos sujetar otra vez  la basta con un doble punto y seguir con la puntada floja.

El próximo paso será el de colocar la vista, pero esto lo dejamos para otro post.

En el próximo post mostraremos con fotografías todo este proceso que ahora hemos explicado mediante ilustraciones.

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Loading ... Loading ...

Ensamblaje delantero costadillo 2

Cómo cubrir un cuerpo

Ensamblaje delantero costadillo 2

Tal y como prometimos en el post anterior “Ensamblaje del delantero costadillo 1“, en este post vamos a mostrar en imágenes lo que enseñamos a través de ilustraciones en el anterior.

Recordemos que este post forma parte de una monografía de la americana recta sastre femenina, los post precedentes los encontraréis con sus links en el post anterior y para acceder a éste sólo tenéis que pinchar en el enlace que hemos evidenciado en el párrafo anterior.

Este post forma parte de una serie de post que son una monografía de cómo patronar y montar a la sastre la americana sastre recta de mujer. La serie de post inicia con “Americana sastre femenina” y continúa con: “Plastrones de la americana recta sastre femenina”, “Puesta a punto de la americana mujer sastre femenina”, “El cuello picado”, “Armado de los plastrones”, “Colocación de los plastrones  1”, “Colocación de los plastrones  2”, “Casar líneas y cuadros” y “Ensamblaje delantero costadillo 1”.  Todos ellos los podéis encontrar en el índice de nuestro blog en el epígrafe “N.- Patrón de la americana”

El orden de las tareas a realizar que comentamos en el post anterior pueden intercambiarse según muchos factores, por ejemplo, en este post veremos que enganchar la friselina del costadillo para el bolsillo lateral de vivos o cartera será la última operación que realizaremos.

Aunque debamos descoser algunos puntos de cruz, nos puede interesar intercambiar los procedimientos, en este caso para no encender la plancha para la fijación de la friselina de sólo un lado.

ensamblaje-delantero-costadillo

En la imagen anterior mostramos la pestaña del bajo hilvanada antes de coserla del derecho

ensamblaje-delantero-costadillo

En la imagen anterior mostramos el mismo momento del proceso del revés

ensamblaje-delantero-costadillo

Mostramos la pestaña ya cosida y con la costura abierta.

En  las próximas dos ilustraciones mostramos el costadillo hilvanado al delantero, en la primera la parte interior, en la segunda la parte superior.

ensamblaje-delantero-costadillo

ensamblaje-delantero-costadillo

Hay mucha gente que en vez de hilvanar sujeta con agujas. Todos lo hacemos y no vamos a decir que no se pueda hacer. Es más al máximo uno o dos alfileres para sujetar si la costura es muy larga o ninguno si es corta.

Sin embargo en algunas ocasiones es mejor el hilván. En el caso de los cuadros o las líneas pasar un hilván no cuesta tanto y podemos situar la tela como queremos. Sé que se puede regular el tejido mientras se va cosiendo sin alfileres pero aconsejo en este caso pasar un hilván.

Antes de proseguir quiero hacer presente que muchos fijan con alfileres las telas transversalmente a la costura y hacen “moto cross” con los alfileres sin sacarlos al coser. Es cierto que si la aguja da en el alfiler, al ser redondo lo desplaza la mayoría de veces pero algunas no. Si se rompe una aguja sobre un alfiler es peligroso porque rebota y sale disparada. La gente que llevamos gafas para coser (suele pasar cuando se cumplen algunos más de 18) ya tenemos una protección pero de todas formas es peligroso para nuestros ojos.

Por otra parte si procedemos de tal forma descentramos el pie de la máquina y nos cargamos los dientes.

Si queréis coser con los alfileres por favor, sacadlos antes de que el pie llegue a ellos.

Toda precaución es poca, la ley de Murphy se cumple inexorablemente.

Coseremos la costura lateral y abriremos las costuras, primero planchándolas cerradas, luego abriéndolas por el lado del revés con la ayuda del trapo mojado y la plancha, tal y como ya hemos explicado. Necesitaremos un planchamangas o un cojín de sastre para fácilmente la forma de las caderas.

Al planchar la costura deberemos sacar los hilvanes que sujetan los plastrones en el recorrido de la costura lateral

ensamblaje-delantero-costadillo

Solo desharemos los puntos que nos impidan de abrir la costura correctamente.

Una vez  abierta la costura, doblaremos encima de esta el plastrón y marcaremos con la uña.

ensamblaje-delantero-costadillo

Cortaremos por esta marca, tal y como indicamos en la próxima fotografía

ensamblaje-delantero-costadillo

y esconderemos la punta del plastrón dentro de la costura.

ensamblaje-delantero-costadillo

Sujetaremos las costuras con un punto de cruz para que se mantengan siempre abiertas. Aprovecharemos este punto de cruz para fijar los plastrones a la costura lateral.

ensamblaje-delantero-costadillo

Al mismo tiempo que sujetamos las costuras, engancharemos en la pieza del costadillo un trozo de friselina termo adhesiva que siga la misma inclinación que la de la pieza del delantero y de un largo suficiente para que pueda albergar los vivos de la americana.

Recordemos que los vivos de un bolsillo de americana tienen un largo acabado de 16 cm por lo que la apertura del bolsillo que se abre un cm antes de la pinza de pecho tendrá un recorrido de 16 cm y con la misma inclinación que la que tiene el bolsillo de la pieza del delantero.

Podemos ver en la próxima y última imagen de este post la costura abierta con el punto de cruz y con el trozo suplementario de la friselina.

ensamblaje-delantero-costadillo

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Loading ... Loading ...

Ensamblaje delantero costadillo 1

Cómo cubrir un cuerpoEnsamblaje delantero costadillo 1

En este post enseñaremos como ensamblar el costadillo al delantero de la americana sastre recta de mujer. Este post forma parte de una serie de post que son una monografía de cómo patronar y montar a la sastre la americana sastre recta de mujer. La serie de post inicia con “Americana sastre femenina” y continúa con: “Plastrones de la americana recta sastre femenina”, “Puesta a punto de la americana mujer sastre femenina”, “El cuello picado”, “Armado de los plastrones”, “Colocación de los plastrones  1”, “Colocación de los plastrones  2” y “Casar líneas y cuadros”.  Todos ellos los podéis encontrar en el índice de nuestro blog en el epígrafe “N.- Patrón de la americana”

En la primera imagen mostramos el delantero con la pinza de entalle cosida, la apertura del bolsillo cerrada con friselina y los plastrones y el pasamán colocados

Ensamblaje_delantero_costadillo_01

Recordemos que en este modelo decidimos de no dar la pestaña de relargo a la parte inferior del delantero para mostrar cómo se realizaría el montaje si el bajo no tuviera la forma tradicional.

A pesar de que hemos colocado el pasamán recto comiéndonos el abombado de la parte inferior vamos a mostrar cómo proceder en el caso en que el bajo desde la entrega del plastrón hasta la costura lateral no forme una línea recta.

El pasamán que hemos colocado es el que marca la forma del bajo, la costura del lado será común, el relargo de 5 cm. Trazaremos una línea paralela al bajo marcado por el canto exterior del pasamán igual al valor del relargo que hayamos decidido, en este caso de 5  cm desde la costura lateral hasta dónde finaliza el plastrón.

En la próxima ilustración hemos evidenciado esta área con un trazo continuo de color rojo.

Ensamblaje_delantero_costadillo_02

A este paralelepípedo le añadiremos el relargo del bajo y la costura para ensamblarlo con la vista tal y como mostramos en la próxima imagen.

Ensamblaje_delantero_costadillo_03

Recortaremos la nueva pieza casando los cuadros.

Ensamblaje_delantero_costadillo_04

Coseremos la pestaña desde la entrega del plastrón hasta la costura lateral, una vez cosida la pestaña la plancharemos primero a plano por cada uno de los lados con el trapo húmedo y la plancha sin vapor.

Luego abriremos la costura siempre con el paño húmero y secaremos bien para marcar el paño en la posición de costura abierta.

Una vez secado daremos la vuelta al trabajo y plancharemos, siempre con  el paño húmedo del derecho de la ropa y secaremos.

Con el paño evitaremos en la parte del delantero las marcas del planchado.

Ensamblaje_delantero_costadillo_05

El bolsillo de vivos empezará un cm antes de la pinza de pecho y tendrá un recorrido de 16cm, por lo que parte del bolsillo se abrirá en el costadillo.

Para facilitar el clavado de los vivos fijaremos friselina termo adhesiva suficiente para  completar el recorrido de la pinza. En el cómputo del recorrido de la apertura del bolsillo, evidentemente no debemos contar el valor de las costuras.

Engancharemos la friselina tal y como mostramos en la siguiente ilustración. Con un trazo discontinuo de color negro hemos marcado el recorrido del bolsillo en la pieza del costadillo. Si nos fijamos la friselina debe cubrir este recorrido y alargarse de unos dos cm más. El ancho de la pieza de friselina será igual que a la pieza del delantero.

Ensamblaje_delantero_costadillo_06

Recortaremos la parte del plastrón que recorre la costura lateral justo por dónde estará la costura.

Nos guiaremos descontando la costura del paño, Tal y como mostramos en la próxima ilustración.

Ensamblaje_delantero_costadillo_07

Encararemos las dos piezas delante con delante e hilvanaremos  haciendo coincidir los cuadros desde la parte inferior de las piezas hasta el nivel en que se abre el bolsillo. A partir del bolsillo hasta la sisa intentaremos de hacer casar las líneas, podemos forzar un poco el casado ya que con la plancha podremos encoger/alargar el paño ya que es de lana.

Ensamblaje_delantero_costadillo_08

Coseremos la costura tal y como mostramos en la próxima ilustración.

Ensamblaje_delantero_costadillo_09

Abriremos la costura tal y como hemos indicado anteriormente para la apertura de la costura de la pestaña. Dando la forma, sobretodo de la cadera, dejaremos la costura abierta tal y como mostramos en la próxima ilustración.

En la imagen que sigue es imposible dar idea del volumen de las caderas y mantener un diagrama de fácil entendimiento, por lo que hemos representado la costura con una línea recta y para ello hemos tenido que falsear el dibujo. Dentro de unos años repetiré  este post con una holografía… si aún estoy por aquí.

Ensamblaje_delantero_costadillo_10

Fijaremos todas las costuras abiertas con un punto de cruz tal y como mostramos en la próxima ilustración.

Ensamblaje_delantero_costadillo_11

En el próximo post os mostraremos las fotografías de la americana que estamos montando  pasando del mundo de las ilustraciones a las fotografías.

 

Casar líneas y cuadros

Cómo cubrir un cuerpo

Casar líneas y cuadros

En este post hablaremos de cómo hacer casar las líneas y los cudaros en la americana sastre recta de mujer dentro de la serie de post que iniciamos con “Americana sastre femenina”, “Plastrones de la americana recta sastre femenina”, “Puesta a punto de la americana mujer sastre femenina”, “El cuello picado”, “Armado de los plastrones” “Colocación de los plastrones  1” y “Colocación de los plastrones  2”.  Todos ellos los podéis encontrar en el índice de nuestro blog en el epígrafe “N.- Patrón de la americana”

Quisiera hacer un inciso sobre el delantero de la americana, para que más adelante, en un post sucesivo, cuando enseñemos a cortar la americana directamente encima del paño sin patrón no se cree confusión entre las partes :

El costadillo técnicamente forma parte del delantero. En sus orígenes las chaquetas contaban sólo de dos partes: la espalda y el delantero. La espalda llegaba hasta la línea de sisa y el delantero comprendía las actuales dos piezas que hoy llamamos delantero y costadillo. La línea de avance de costadillo servía para acomodar las conformaciones: la conformación obesa y robusta presentaban una gran pinza, la conformación normal una pinza que generalmente rondaba entre los 1.5 y los 3,5 cm y la conformación junior disminuía e incluso en algunos casos desaparecía.

En la próxima imagen vemos un diagrama de corte de los últimos años del 800.

casasr-cuadros-y-líneas-del-cuerpo-00

Tradicionalmente el sastre cortaba, y aún hay quien lo hace, el paño directamente aplicando las medidas. Poco a poco a medida que había más demanda de chaquetas y muchos de los operarios de sastrería se establecieron como sastres empezaron a reproducir en papel el corte que les servía para despiezar el paño. Por comodidad rompieron el patrón del delantero sacando una pieza, el costadillo. Para las conformaciones copiaban el delantero actual y a partir del borde de la costura de esta misma pieza, en el avance de costadillo contaban el valor de obesidad en la cintura y colocaban la nueva pieza del costadillo a partir del valor de obesidad, marcaban con una tiza en el paño la parte del bajo, de la costura de costado, sisa y a partir de la punta de sisa con la línea de avance de costadillo abrían la gran pinza que se patrona para las americanas de los obesos.

Por comodidad, acabó separándose el  costadillo del delantero: dejando un re largo suficiente se podían preparar delanteros la misma talla que en el momento de la prueba se podían ajustar a varias conformaciones, por otra parte los pieceros (personas que se encargaban de la manipulación de cada una de las piezas) podían acelerar su trabajo al trabajar con piezas más pequeñas. Si el piecero se cargaba la pieza,  el paño a sustituir del delantero (sin el costadillo)era menor: el sastre se ahorraba un tercio de la tela. Por último en el caso de calcular mal la pinza de obesidad, el cliente no se daba cuenta al ver aparecer una costura que no esperaba a mitad de los vivos del bolsillo.

Si nos referimos al sastre de las mujeres, el costadillo servía para entallar y seguir el cuerpo de la mujer que en aquel entonces vestía el corsé “sablier”. El corsé sablier o reloj de arena repartía ecuánimemente las “carnes” de la señora  por lo que en el costado y en la mitad delante se tenía que trazar una pinza importante (algunos métodos la calculaban con un octavo de pecho) por lo que necesitaban de la costura de avance de costadillo para vestir la diferencia entre cadera y  cintura.  Cuando la mujer dejó de llevar el “sablier” y pasó a vestir el “droit devant” el costadillo ya se había emancipado. Y desde entonces, como joven que sale de la casa paterna, se ajunta con el actual delantero, pero conserva su fuero de independencia. 

He querido hacer este pequeño inciso histórico por dos motivos: uno para alertar a la gente que quiera o por su trabajo deba dar vida a modelos de hace más de un siglo y por otra parte para explicar si veis diagramas antiguos de corte que no os sorprenda de ver el costadillo aún en “casa de los padres”.

Ahora explicaremos de cómo cortar el resto del paño del cuerpo para que las líneas casen.

Hablamos en el post “Colocación de los plastrones 1” De cómo cortar los dos delanteros para que la línea de mitad delante coincidiera en ambos lados.

En este post enseñaremos la forma de casar las líneas de las piezas en uno de los lados del paño doblado al  lomo, una vez las piezas dispuestas de forma en que casen las líneas, encararemos las piezas de la forma en que enseñamos para el delantero.

En la primera imagen de este post mostramos las piezas cortadas en un paño de cuadros, sobre esta ilustración explicaremos cómo hacer casar las líneas. Luego veremos cómo hacer casar las líneas en el montaje.

casasr-cuadros-y-líneas-del-cuerpo-01

Si nos fijamos en el dibujo podemos ver que:

a.- Las líneas verticales del dibujo siguen el RH

b.- Una línea vertical pasa por la mitad delante (hemos evidenciado la línea de botonera o mitad delante con una flecha. La línea de mitad delante recordemos en el trazado está a 1.5 cm más adentro que el canto de la americana.

c.- La vista está encarada con el delantero tanto en las líneas horizontales como en las verticales, por lo que la línea de mitad delante o de botonera está sobre una de las líneas verticales que define un cuadro.

d.- Vemos que las líneas por encima de la pinza de pecho siguen rectas  desde la solapa hasta la sisa

e.- El antiguo entalle del delantero lo partimos en dos partes, una la superior que la juntamos desde la punta del pecho hasta la costura del hombro, la otra (la inferior) la juntamos desde el nivel del bolsillo hasta el bajo.

Si nos fijamos en la ilustración las líneas situadas por debajo del bolsillo siguen desde la mitad delante hasta la costura del lado  (que corresponden a la parte inferior de la pieza de entalle del delantero)

La parte superior del antiguo entalle no seguirán el antiguo RH del entalle del delantero, sino que habrán quedado en un falso bies por lo que harán espiga tanto en la costura del bolsillo como en la pinza de pecho

Mostramos en la siguiente ilustración el delantero con la pinza cerrada.

casasr-cuadros-y-líneas-del-cuerpo-02

Al cerrar la pinza del pecho vemos que no quedan alineadas con la mitad delante.

A la hora de casar las líneas tendremos en cuenta la costura de avance de costadillo del delantero sólo desde la apertura del bolsillo hasta el bajo.

Si volvemos a mirar el primera ilustración de este post veremos que las líneas horizontales casan en todo el cuerpo excepto en la parte superior al bolsillo de la costura de avance de costadillo de la pieza del delantero.

casasr-cuadros-y-líneas-del-cuerpo-03

Hemos evidenciado líneas iguales con flechas de doble punta rojas.

Ahora ya tenemos casadas todas las líneas horizontales.

Las líneas verticales de la vista están casadas con las líneas verticales del cuerpo ya que lo hemos cortado siguiendo las mismas líneas en el paño:

Si ponemos la vista encima del delantero veremos que la cuadrícula sigue en las dos piezas.

casasr-cuadros-y-líneas-del-cuerpo-04

Ahora faltará hacer casar las líneas verticales entre el delantero el costadillo y la espalda.

casasr-cuadros-y-líneas-del-cuerpo-05

En el caso de la americana todas las piezas tienen forma. Podemos tener la precaución de que en  la parte más ancha una pieza que esté en contacto con la pieza sucesiva en sentido horizontal tenga la misma posición respecto a las líneas verticales más exteriores y cercana de la costura de la pieza anterior  (como indicamos con las flechas de color azul), sin embargo sólo en el recorrido perpendicular a las líneas bases horizontales la línea se mantendrá derecha.  la línea no es perpendicular a las líneas bases de construcción de la americana, la espiga que realizarán las líneas verticales al entallarse serán simétricas y convergerán en el mismo punto en el caso en que el entalle sea igual y simétrico.

Una vez cortada de esta forma la americana en este caso, la prenda en general, la mayoría de líneas casarán.

Con los dibujos en las prendas estampadas y los jacquards se cortan de la misma manera si son estampados o labrados de dos direcciones. Pero sobre ello ya profundizaremos en otro post.

En el ensamblaje del costadillo al delantero enseñaremos a cómo intentar casar las espigas de las líneas verticales en los entalles asimétricos.

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Loading ... Loading ...

Colocación de los plastrones 2

Cómo cubrir un cuerpo

Colocación de los plastrones 2

Este post es la continuación del blog anterior: “Colocación de los plastrones 1” y el quinto  de la serie  que dedicamos a la americana sastre. Si no habéis leído el post anterior os aconsejo que lo leáis para no perderos.

La serie completa de los post sobre el sastre femenino es: “Americana sastre femenina”, “Plastrones de la americana recta sastre femenina”, “Puesta a punto de la americana mujer sastre femenina”, “El cuello picado”, “Armado de los plastrones” y “Colocación de los plastrones  1”.  Todos ellos los podéis encontrar en el índice de nuestro blog en el epígrafe “N.- Patrón de la americana”

La última ilustración de “Colocación de los plastrones 1” es la misma que la que abre este post.

Acabamos diciendo que teníamos que fijar los hilvanes.

colocacion-plastron-07

Una vez que coincida la copa de pecho y el quiebre pasaremos una serie de hilvanes, los hemos evidenciado con una línea discontinua de color naranja.

El primero partirá de la punta de pecho hasta la mitad del recorrido del hombro, el segundo seguirá la línea de quiebre pero retrasado de un par de centímetros. Luego pasaremos otro hilván por el hombro. Uno por la sisa  que seguirá bordeando toda la forma del plastrón pequeño hasta el quiebre y para finalizar otros dos hilvanes: uno paralelo a la mitad delante y el otro retrasado de unos dos centímetros de la pinza de pecho hasta el bajo de la pieza de paño, tal y como mostramos en la imagen anterior.

Mostramos en la siguiente fotografía los hilvanes del dibujo anterior

colocacion-plastron-f22

Liberaremos el labio delantero de la pinza cortando un trozo de la friselina auto adhesiva y colocaremos la costura encima de la entretela como mostramos en la siguiente ilustración.

colocacion-plastron-08

Luego fijaremos el plastrón al paño, así como los labios de las pinzas que hemos abierto tal y como se muestra en la próxima ilustración.

colocacion-plastron-09

Podemos ver en la siguiente imagen los pasos descritos enla fotografía del delantero de la americana.

colocacion-plastron-f23

El próximo paso será el de colocar el pasamán encima del quiebre. El pasamán vendrá colocado mediante un hilván pillando tanto los plastrones como el paño. El canto exterior del pasamán deberá coincidir con la línea de quiebre.

colocacion-plastron-f24

Sujetaremos el pasamán con un punto de cruz en la parte interior y podemos dar un punto atrás antes de empezar picar el cuello en el otro canto del pasamán o picar directamente el cuello empezando el picado pillando el pasamán.

En la fotografía que sigue sólo hemos dado el punto de cruz para sujetar el pasamán. Pero en el esquema hemos incluido el punto atrás.

colocacion-plastron-f25

colocacion-plastron-10

En la próxima imagen y fotografías  mostramos la solapa picada.

colocacion-plastron-11

colocacion-plastron-f26

colocacion-plastron-f27

Cuando se pican las solapas, se procederá de la misma forma en que se opera en el cuello: enrollando la solapa en la mano izquierda para que hilera a hilera se le vaya dando forma.

Si nos fijamos en las dos fotografías anteriores vemos que la solapa una vez picada ya tiene la forma y tiende a enrollarse hacia afuera.

Precisamente esta es una de las virtudes de las solapas picadas a mano, ellas mismas toman la forma y no hace falta marcarlas con la plancha. Por otra parte si la prenda de moja, si se cuelga bien para que se seque la solapa mantiene la forma del picado. Tampoco se despegará la friselina termo adhesiva porque no se utiliza.

El próximo paso será descontar los centímetros que hayamos dado a la americana desde la costura del cuello hasta el bajo. En nuestro caso recordemos que eran dos centímetros. Marcaremos los dos centímetros sobre la entretela sastre. La mejor forma de marcarlo es mediante un lápiz de punta blanda.

Luego colocaremos el pasamán, siempre tendido de modo que el borde más exterior esté situado a dos centímetros del final del paño. La tensión del pasamán deberá crecer en la solapa. En el recorrido de la solapa el pasamán deberá tener entre un cm y un cm y medio menos que el recorrido de la marca. En la parte inferior del delantero que empieza donde acaba el último botón es interesante de tender el pasamán con una tensión parecida o igual a la de la solapa para evitar que la “orejas” (las partes romas  del bajo de la americana en la mitad delante) de la americana se levanten.

Para fijar el pasamán primero lo hilvanaremos, luego pasaremos un punto atrás en la parte más exterior y en la parte interior lo fijaremos con un punto de cruz.

colocacion-plastron-12

colocacion-plastron-13

El proceso en las fotografías será:

colocacion-plastron-f28

colocacion-plastron-f29

Una vez pasado el punto atrás y el punto de cruz, plancharemos los canto en que hemos puesto los pasamanes, con el trapo mojado y luego secaremos siempre con el trapo encima. Si no disponemos de una plancha sastre daremos presión para prensar las dos telas y el pasamán.

Con esta operación tenderemos la lana y la entretela, y destenderemos el pasamán dando al conjunto de paño, entretela y pasamán una consistencia sólida que no cederá en el canto de la americana.

En las americanas que no están entreteladas a mano, según el tejido puede deformarse en el canto o en la base del cuello o hacer “orejas”, la americana construida de esta forma no cederá y no hará orejas si está bien aplomada.

Por último recortaremos el exceso de la entretela sastre, aquélla que queda más allá del pasamán.

colocacion-plastron-14

colocacion-plastron-f30

Esta operación es muy delicada ya que el recorte debe muy exacto, debe dejar el canto del pasamán limpio. El problema está en que el punto al canto está al canto (por eso se llama así) y permite a duras penas pasar las tijeras.

Digo que la operación es muy delicada porque es muy fácil “morder” el paño que en jerga sastre quiere decir cortar el paño.

Si mordemos el paño supone o empezar otra vez el posado del plastrón en un nuevo delantero de paño o bien retocar el delantero estrechándolo. La primera es costosa a todos los niveles, la segunda, permitidme, una “marranada”.

Para evitar de morder el paño os aconsejo dos cosas:

La primera utilizar unas tijeras pequeñas, las típicas de cortar los hilos, cuyas cuchillas son de un tamaño de unos 4,5 cm y el largo total de las mismas no excede de los 9 cm.

El segundo consejo es utilizarlas al contrario. Generalmente la parte roma (no puntiaguda) es la que queda hacia arriba; pues bien, en este caso la parte roma es la que tocará el paño dejando la parte puntiaguda sin contacto con el paño. La redondez de la tijera nos permitirá poder cortar el paño sin que la cuchilla de la tijera se meta en el entramado del paño.

Una vez terminado el recorte de la entretela sobrante, daremos una buena planchada de toda la pieza del delantero, siempre con el trapo mojado, la plancha sin vapor (mejor si disponemos de una plancha de sastre)  y con la ayuda del cojín plancharemos toda la forma del pecho. Secaremos el paño y lo colgaremos en un maniquí de su talla para que se enfríe.

El próximo paso será completar el delantero con el costadillo y hacer el bolsillo.

Pero esto lo dejamos para el próximo post.

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Loading ... Loading ...

Colocación de los plastrones 1

Cómo cubrir un cuerpo

Colocación de los plastrones 1

En este post hablaremos de cómo colocar los plastrones que preparamos en el último post.

Antes de empezar queremos recordar que este post es el quinto de una serie de post que venimos publicando como monografía de la americana sastre recta femenina que empezamos con el post “Americana recta sastre femenina” y siguieron “Plastrones de la americana recta sastre femenina”, “Puesta a punto de la americana mujer sastre mujer”, “El cuello picado” y “Armado de los plastrones”.  Todos ellos los podéis encontrar en el índice de nuestro blog en el epígrafe “N.- Patrón de la americana”

Si os interesa el tema del montaje tradicional de la americana y por casualidad habéis aterrizado en este post os aconsejamos la lectura de toda la serie.

colocacion-plastron-01

En la primera ilustración de este post os mostramos un plastrón ya ensamblado y el patrón del delantero de la americana.

Veréis que no hemos dado la pestaña en el bajo de la americana para el relargo. Presentamos la americana sin pestaña para mostrar cómo se montaría una americana cuyo bajo tuviera una forma distinta a la tradicional y no fuera posible dar el relargo de la pestaña porque el bajo no fuera recto.

Para ilustrar mejor el procedimiento hemos montado paralelamente una americana, por lo que conjuntamente con las  ilustraciones dibujadas incluiremos fotografías del montaje de una americana.

Hemos cortado exactamente la americana que patronamos en el post “Americana Sastre Femenina” con una tela de lana 100% de cuadros.

Permitidnos antes de entrar en tema mostraros el picado del cuello y la preparación de los plastrones.  Estas fotografías pueden servir para aclarar los post anteriores o bien para hacer un resumen de ellos si se entendieron en su día.

colocacion-plastron-f01

En esta primera fotografía vemos una mitad de cuello picada. No hemos recortado dos cuadrados como se dijo en el post para poder aprovechar mejor las telas. Cuando se cortan varias americanas y en muchas de ellas se utilizan las mismas fornituras es interesante economizar y poder sacar las piezas de los picos y o retales existentes.

En la siguiente fotografía veremos el cuello completamente picado. Recordemos que la primera parte la parte que se va a picar se enrolla en la mano izquierda, una vez acabado medio cuello se gira el trabajo y se enrolla la parte que falta picar para asirla otra vez enrollada con la mano izquierda.

colocacion-plastron-f02

Mostramos en la siguiente el lado del fieltro en el que se puede ver el efecto del picado encima del fieltro del cuello, al natural tiene mucho más relieve, negro sobre negro, en la fotografía cuesta un poco de ver el efecto.

colocacion-plastron-f03

En la siguiente foto vemos uno de los plastrones pequeños antes de cerrar la pinza.

colocacion-plastron-f04

La pinza, como dijimos podemos cerrarla con una beta al RH de algodón o bien un pasamán. En la próxima ilustración mostramos a la derecha de la imagen un pasamán de algodón y a la izquierda de la misma una beta de algodón.

colocacion-plastron-f05

En este caso, como vemos en la próxima imagen, nos hemos decidido por la cinta de algodón.

Colocamos la cinta más allá del ápice de la pinza.

colocacion-plastron-f06

Pondremos la pinza en la parte que toca los dientes de la máquina y empezaremos a cerrar la pinza.

colocacion-plastron-f07

colocacion-plastron-f08

Vemos en la siguiente fotografía el zigzag por detrás del pie, fijémonos cómo al cerrar la pinza se forma el volumen de la cazuela de pecho. Mirad el volumen que se forma detrás de la pata de la máquina de coser.

colocacion-plastron-f09

Una vez acabado de coser el plastrón mostrará la siguiente forma en el derecho y al revés de la pieza.

colocacion-plastron-f10

Luego, cerraremos de la misma forma la pinza de los plastrones grandes o mayores.

colocacion-plastron-f11

Colocaremos el plastrón pequeño sobre el plastrón grande y pasaremos un hilván por el quiebre y otro por donde hemos cosido la pinza y luego, desde la punta de seno,  lo prolongaremos hasta la mitad de la costura del hombro.

colocacion-plastron-f12

Empezaremos el zigzag concéntrico a partir de la punta de pecho. Iremos cosiendo  en espiral hasta que en el desarrollo de ésta nos encontremos con uno de los bordes del plastrón pequeño.

colocacion-plastron-f13

colocacion-plastron-f14

Luego, seguiremos cubriendo el área del plastrón pequeño con costuras paralelas al quiebre. Recordemos que el relargo del hombro no lo picaremos.

El picado a mano se realiza de la misma forma que el que hemos mostrad  pero picando a mano. En el caso de picar los plastrones a mano no tenemos que tener la precaución de que la puntada sólo pille un punto en el revés, como ya dijimos ya que este picado no se verá en el exterior. Si hacemos el picado a mano con la máquina de coser sólo se realiza el cerrado de la pinza. En el caso de no disponer de una máquina de coser con puntada de zigzag podemos hacer cuatro costuras paralelas: una al canto de la beta que sujetará un labio de la pinza, una segunda a un cuarto del recorrido de la cinta que sujetará siempre el mismo lado y las dos últimas una al otro canto de la cinta y la otra al primer cuarto del canto de la costura anterior. Las dos últimas sujetarán el otro labio. Se puede juntar la pinza también con un punto de cruz a mano.

colocacion-plastron-f15

Hasta aquí llegamos en los post anteriores.

A partir de ahora ilustraremos tanto con dibujos como con fotografías el resto del polst.

La lana que hemos elegido para la americana es de cuadros, como ya hemos apuntado antes.

De esta forma mostraremos como cortar haciendo coincidir las líneas horizontales y verticales. Lo que se llama hacer “casar las líneas”.

Para cortar el paño del delantero pondremos el patrón encima del paño y daremos el costuraje deseado, en nuestro caso hemos decidido dar dos cm de costura. En el delantero es mejor dejar un costuraje un poco largo, pensemos que la vista irá picada y mientras que se pica se le dará la forma de la vuelta, por lo que la tela se moverá. Aconsejamos una costura de mínimo 1.5 en la costura delante del delantero de patrón.

colocacion-plastron-02

Podemos dar directamente el relargo a la tela marcando el tejido con la tiza o bien sacar un delantero incluyendo las costuras.

En las siguientes imágenes mostraremos cómo colocar el patrón encima de una tela de cuadros. En la imagen que sigue vemos el orillo de la tela en la parte derecha de la imagen.

Colocaremos la línea de mitad delante de forma que siga una de las líneas (no debéis confundir la línea de mitad delante que es donde están marcados los botones con la línea del canto del delantero que es dónde acaba el patrón ni con el borde de la costura de mitad delante). Desde la mitad delante hasta el borde de la costura en este caso habrá una diferencia de 1.5 cm +2 cm o sea 3.5 cm.

Si nos fijamos, hemos prolongado la línea de mitad delante hasta final del patrón (en la imagen vemos esta prolongación representada por una línea discontinua que atraviesa la solapa  y sique hasta la costura superior del patrón).

Fijaremos la línea de mitad delante encima de una línea que marque la tela, para ello deberemos previamente doblar el patrón por esta línea. Si nos fijamos en la fotografía el papel está doblado por la línea de mitad delante. De esta forma nos dará la posibilidad, doblando el papel de ver que la línea de la tela coincide con la del patrón.

Una vez la línea de mitad delante esté bien colocada fijaremos el resto del patrón mediante alfileres.

En este caso, al encontrarnos con una tela de cuadros deberemos hacer casar las líneas verticales y horizontales. La línea de la cintura  y la línea de mitad delante las hemos hecho coincidir con las líneas más claras del tejido.

En la imagen hemos evidenciado los dos sentidos  de los RRHH (rectos hilos) Hemos evidenciado con una línea discontinua de color blanco que cada uno de los RRHH entrega en una línea clara del tejido.

colocacion-plastron-f16

En la próxima imagen vemos cómo doblando el patrón vemos que la línea de mitad delante sigue la raya de la tela.

colocacion-plastron-f17

Marcaremos con tiza la tela y marcaremos con una cruz el revés de la tela. Luego recortaremos sólo capa de encima de la tela doblada. Cortaremos sólo una capa porque en la segunda las líneas pueden o no estar “alineadas” con la primera.

Retiraremos los excedentes de la tela sin tocar el paño de la tela cortada.

Tendremos una imagen muy similar a la que sigue:

colocacion-plastron-f18

Quiero pedir escusas por la calidad de las fotos ya que se han hecho a medida que se montaba la prenda, con la cámara de un móvil, sin trípode ni ángulos correctos por lo que veréis que algunas líneas están deformadas. De todas maneras me parece que cumplen su cometido si cerráis un ojo. Los cambios de color obedecen a que han sido con luz de día o con luz artificial, según la foto.

En esta fotografía vemos el paño superior y el inferior de la tela.

Vemos que algunas de las líneas no coinciden. Este es el momento de acomodar la hoja de encima a la hoja de debajo o de disponer esta segunda de forma en que las líneas sean paralelas o perpendiculares al orillo.

Una vez dispuestas las dos capas como se debe, cortaremos la segunda pieza y marcaremos la pinza.

Para marcar la pinza en las dos capas a la vez y de forma exacta hemos pasado unos puntos flojos.

colocacion-plastron-f19

Luego hemos cerrado las pinzas desde su vértice hasta el labio inferior, hemos recortado el excedente de la pinza y hemos abierto la costura ayudándonos para la forma del pecho del cojín de sastre (hay quien también le llama huevo de plancha).

La parte de la pinza que hemos sacado por patronaje en la apertura del bolsillo, evidentemente quedará abierta.

Para cerrarla colocaremos una banda de unos 4 o 5 cm de friselina termo adherente tal y como mostramos en la siguiente imagen.

colocacion-plastron-f120

El paño marcado con el costuraje deseado, en nuestro caso recordemos es de 2 cm, lo podemos ver en la siguiente ilustración

colocacion-plastron-03

Notamos que no damos costura al bolsillo y que no vaciamos previamente la pinza, por ello hemos pasado los puntos flojos.

En la próxima ilustración mostramos la pinza cosida, vaciada (hemos dejado una costura suficiente para que no se deshilache  y la última parte no la hemos cortado, la hemos abierto y condenado con la plancha, que recordemos la plancha siempre con el  paño húmedo y al poder ser ayudándose de una janette (planchamangas) o bien un cojín de sastre.

colocacion-plastron-04

El cojín de sastre (o huevo de plancha) es una forma para planchar dura, un tanto ovalada que sirve para amoldar las formas redondeadas del cuerpo humano para poderlas trabajar con la plancha .

colocacion-plastron-f121

Mi pobre cojín de sastre está un poco viejo…ya somos dos…. 

En las próximas imágenes enseñamos cómo colocar la friselina que luego recortaremos siquendo la forma del paño:

colocacion-plastron-05

colocacion-plastron-06

Ahora ya tenemos preparado el delantero para recibir el plastrón.

Colocaremos el plastrón encima del revés del paño haciendo coincidir la punta de pecho y el quiebre.

colocacion-plastron-07

Y lo fijaremos con hilvanes.

El resto del procedimiento lo veremos en la segunda parte de este post, de otra forma este post sería demasiado largo.

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Loading ... Loading ...

 

 

,