Trazado del delantero del traje de caballero de 1855

Cómo cubrir un cuerpo

Trazado del delantero del traje de caballero de 1855

Este post es el tercero que dedicamos al traje masculino decimonónico, por lo que recomendamos para seguirlo visitar los dos post anteriores:”Traje de caballero de 1855. Las medidas” y “Trazado de la espalda del traje de caballero de 1855“. Podéis acceder a éstos clicando en los  títulos .

Trazado del delantero del traje de caballero de 1855

Tiraremos dos líneas a escuadra. La vertical representará la línea de mitad delante y la horizontal la línea de hombrera o cuello.

Desde la intersección de estas dos líneas,  en la línea de hombrera marcaremos un octavo de pecho. Trazaremos una perpendicular a partir de este valor. Esta línea será la línea del escote delantero.

Trazaremos una paralela de la línea de hombrera que diste de ésta el valor de la mitad de pecho.  Esta línea será la línea de sisa del delantero.

A partir de la línea de sisa del delantero subiremos una paralela del valor de un octavo de pecho que será la línea de omoplato.

A partir de la línea de sisa trazaremos una paralela  a una distancia igual al valor de la altura de la cresta ilíaca. Esta nueva línea será la línea de cintura.

131206_delantero_traje_XIX

A partir de la línea del escote delantero aplicaremos un cuarto de pecho para fijar el la caja del escote delantero sobre la línea de hombrera.

Aplicaremos la medida de pecho a partir de la línea de del escote delantero intersección línea de sisa sobre esta última alejándose de  la mitad delante.

Aplicaremos la mitad de pecho desde la línea mitad delante, siempre sobre la línea de escote.

Print

Juntaremos  la punta de caja de cuello con  el valor de medio pecho que hemos calculado desde la línea de mitad delante.

Desde la línea de cintura intersección línea de escote, trazad un arco cuyo radio sea igual a la distancia que separa este primer punto con la punta de la caja de cuello delantero.

Print

Tomaremos la pieza de la espalda que mostramos cómo patronarla en el post anterior: “Trazado de la espalda del traje de caballero de 1855” del que hemos puesto el link al inicio de este post.

Juntaremos la punta de la caja de la espalda con la punta de la caja del delantero y pivotaremos  la espalda para determinar el ancho del hombro del delantero. Copiaremos la  costura del hombro detrás en el delantero.

Print

Haremos otro arco cuyo centro estará en la línea de escote con la línea de sisa y cuyo radio será igual al ancho de pecho. Trazaremos este arco desde la línea de sisa hasta que se corte con la línea de cintura.  (Línea discontinua roja)

Trazaremos una línea recta que pase por los dos puntos que cortan el arco en las líneas de sisa y cintura respectivamente. (Línea continua azul)

Print

Haremos reposar la costura de espalda de la hoja de espalda encima de esta última línea y la punta inferior del cuadrado de ancho de espalda lo haremos coincidir con la línea de omoplato del delantero, como se muestra en la imagen. Marcaremos el punto dónde llega el patrón de la espalda sobre la línea de sisa del delantero (trazado de la espalda en rojo continuo).  Este punto marca dónde acaba la sisa del delantero

A partir de este punto daremos un dieciseisavo de pecho hacia ha espalda (punto azul)

Print

Posicionaremos ahora la espalda en el punto azul  (pieza de la espalda en línea continua azul) y luego pivotaremos toda la pieza de la espalda desde la línea de omoplato, de forma que la costura de espalda toque en la intersección de la pieza de la parte detrás con la línea de cintura detrás  con la línea del delantero dónde antes reposaba toda la línea de mitad de espalda.

Marcaremos el punto dónde debe llegar la punta del bajo del delantero en esta última posición de la pieza trasera. Lo hemos señalado con un punto amarillo

Este punto determina allí dónde acaba la costura del bajo del delantero.

Para dibujar el cruce de las costuras del costadillo, trazaremos un arco del valor de un cuarto de pecho cuyo centro esté en la punta del ancho espalda del trazado azul continuo, intersección línea de sisa (evidenciado con línea verde discontinua)

Print

La costura del delantero será desde el punto negro de la espalda roja en discontinua (línea de omoplato) hasta la intersección del trasero de color azul con el arco que hemos evidenciado de color verde discontinuo, y de allí al punto amarillo (que será la misma costura del último tramo del trazado azul de la espalda hasta el punto amarillo) como muestra la próxima ilustración.

Print

Borraremos líneas…

Para hacer la sisa, daremos un octavo de pecho a partir del segundo punto a partir de  la mitad delante hacia la espalda (punto rojo). Dibujaremos la sisa tal y como muestra la ilustración.

Para el cuello delante marcaremos un punto a mitad de recorrido entre la línea de hombrera y la línea de omoplato en la línea de escote (punto naranja). Marcaremos un segundo punto un dieciseisavo más hacia la línea de mitad delante (punto verde). Trazaremos el cuello, línea continua verde.

Print

Para calcular el largo del delantero, sumaremos la distancia que hay desde la punta de la caja de escote delantero hasta la intersección de la línea de sisa y costura de sisa,  y de este punto hasta la intersección de la línea de hombrera con la línea de escote (en la imagen líneas rojas). La suma del recorrido de las dos líneas lo pondremos a partir de la intersección línea de hombrera con línea de mitad delante, línea azul en el trazado.  Desde este punto retrocederemos un cm.  A partir de éste trazaremos el bajo.

Dibujaremos el delantero definitivo partiendo de la punta de cuello pasando por la intersección de la línea de delante con la línea de sisa, a partir de ahí daremos un desarrollo de un centímetro o centímetro y medio para volver a la línea del delante en su intersección con la línea de cintura. Desde ésta hasta el bajo entraremos un centímetro como vemos en la ilustración.

Haremos el trazado del bajo del cuerpo trazando una línea desde la punta de la costura del delantero hasta la intersección de la costura de lado con el bajo de la cintura de la parte posterior, como vemos en la imagen.  Debajo de la sisa, allí dónde se encuentra la cresta ilíaca subiremos de un centímetro o un centímetro y medio.

Las faldas de los trajes alargan los delanteros de tres a cuatro centímetros, por lo que deberemos disminuir el largo de los cuerpos de tres o cuatro centímetros, si no tenemos en cuenta este plus, la cintura de los delanteros quedará baja.

Print

En la próxima ilustración mostramos el delantero y la espalda del traje.

Si medimos la cintura del patrón, entre las dos piezas, veremos que en el caso de un cliente de conformación normal sobran unos  6 cm.

En el siglo XIX este plus se superaba mediante “pellizcos”, o “suçons” como le llamaban en francés.  Estos pellizcos eran pequeñas pinzas que entallaban allí dónde los trazados quedaban largos. Los podemos encontrar en los cuellos de algunos abrigos, por ejemplo.

Eran muy utilizados para centrar las cinturas de los trajes.  Si quitaban del  lado comprometían la costura del costadillo e inclinaban más la parte de atrás provocando feos en la costura del entalle del costadillo que vestía los omoplatos.

Si quitaban este plus por delante, la parte baja del delantero subía y el modelo se abría en las puntas del delantero. La mejor solución eran los pellizcos.

Los pellizcos se hacían de forma regular en todo el perímetro de la parte delantera del cuerpo.

Sobre este tema ya volveremos en otro post en el momento en que realicemos el montaje de las prendas de mangas según el método de sastrería tradicional.

En el caso en que la cintura pasara de la línea de punta de caja, lo que hacían era pivotar el delantero desde la punta de caja para hacer entrar al cliente de complexión más robusta en la cintura (conformaciones robustas y obesas). Para más información buscar en el menú “Drop” y “Conformaciones”

Print

Lo más importante en esta clase de trajes es que quedaran pegados a la cintura, por eso eran tan meticulosos con el corte de la parte superior de la espalda.

Si la prenda no seguía a la perfección la forma de la espalda, el arqueamiento de la columna quedaba holgado de la parte de detrás del cuerpo y se abría en la parte delantera.

Por esta razón en sastrería se conocen como “pièces à taille” o sea “prendas de cintura”.

El trazado que acabamos de mostrar es para una conformación normal y de un arqueamiento normal de espalda.

Para rectificar el patrón en la costura de la espalda se tomaban las medidas “Ancho del omoplato delante”  y “altura de omoplatos”, medidas que ya hemos comentado en “Traje de caballero de 1855. Las medidas” del que hemos dado el link al principio de este post.

Este post continua en “Traje de caballero de 1855: trazado de la manga del traje

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Cargando ... Cargando ...

2 Comentarios

  1. Hola! Llevo desde esta mañana entusiasmado con este blog, es maravilloso.
    El ver como se patrona paso a paso es muy útil y este en concreto del frac espectacular, de hecho lo he encontrado porque quería hacerme una levita.
    Lo que me lleva a la duda de cómo habría que coserla, montarla.
    Estaría muy bien verlo cómo se cosía y así poder llevarla a cabo, como no tengo mucha idea de patronaje seria muy útil

    • Alex en los últimos post de este blog estamos enseñando a montar una americana sastre de mujer a mano, el procedimiento sastre es exactamente el mismo que con el que se armaban y cosían las levitas y fracs. La entretela de la cola no tiene que ser sastre, con un percalín de algodón sesgado (al bies) te funcionará perfectamente.
      Gracias por tus palabras.
      gxordi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *