La bragueta de botones

logo CC1C def gran

La bragueta de botones

 

En este post enseñaremos como patronar la bragueta de botones de un pantalón o de una falda tejana. Nos centraremos en la parte superior delantera del patrón del pantalón.

Trazaremos una línea recta desde la mitad delante del pantalón intersección línea de cintura hacia la punta de horquilla, haremos que esta línea recta repose sobre el trazado.

En el momento en que las dos líneas se separen marcaremos un punto. Esta cota determinará el largo de la bragueta.

En la ilustración que sigue la línea roja es la recta que determina el largo de la bragueta y el punto negro la altura en que las líneas divergen, o sea el largo de la bragueta.

Marcaremos en ese punto un piquete de montaje.

130913_01

Si el largo de la bragueta es excesivo acortaremos su recorrido marcando el piquete más hacia la línea de cintura, en caso contrario ahuecaremos más la punta de horquilla del delantero para ganar algo de recorrido

Hemos reproducido la ilustración anterior con un piquete más abajo retocando la punta de la horquilla del pantalón para ganar recorrido

130913_02

En el caso en que necesitáramos más recorrido deberíamos retocar el patrón dando un valor superior al recorrido del montante del pantalón o reduciendo la medida de entrepierna, o sea bajar la línea de entrepierna, acción que conllevaría el retoque de la altura de la punta de la horquilla de la parte trasera del pantalón y el incremento de la holgura de la horquilla de la parte posterior  (ver  el post “La horquilla del pantalón” del 130905).

El largo de la bragueta puede variar en función de si el pantalón es de cintura justa o baja o muy baja. Generalmente el largo de las braguetas suelen ir de los 13 a los 18 cm los pantalones de adultos.

En segundo lugar decidiremos el ancho de la bragueta acabada. El ancho de la bragueta suele ser de unos 4 cm, y los botones de la bragueta suelen ser de 1,4 o 1,5 cm de diámetro. El botón de la cintura por norma general es mayor, pero de ello hablaremos en otro post.

130913_03

Trazaremos la forma de bragueta deseada, para hacerlo trazaremos una línea paralela a la apertura de la bragueta al ancho que hayamos decidido de la  bragueta acabada y redondearemos en la parte inferior para ir a morir en el piquete que se encuentra al principio de la curva de la horquilla de la punta del delantero.

Calcaremos la forma de la bragueta acabada.

El despiece de la bragueta con botones consta de tres piezas.

a.- la pieza que hemos calcado que será la que pulirá la parte de los ojales

b.- una pieza que la patronaremos al pliegue de la costura de mitad delante que será la pieza de los ojales

c.-una pieza que la patronaremos al pliegue al lado opuesta de la costura de mitad delante que será la pieza de los botones.

 

130913_04

 

Los pantalones de hombres llevan los ojales en la parte derecha del patrón, o sea en la parte izquierda de los pantalones cuando los llevan puestos y las mujeres, tradicionalmente, al contrario.

 

Según cuentan los hombres y las mujeres abrochan sus vestimentas en forma invertida por una cuestión de pudor. Como tantas cosas de la vida incluso ésta está relacionada con la violencia y la muerte. El hombre llevaba la vaina y la espada a la izquierda y era con la mano derecha que desenvainaba, por ello el brazo que le quedaba libre para dar a la dama era el brazo izquierdo: de esta forma si era agredido o tenía que defender a la señora que le acompañaba podía blandir la espada sin dificultad.

Al pasear el hombre, dando el brazo izquierdo la mujer, ésta quedaba a izquierda del hombre, por lo que si la parte que solapaba y llevaba los ojales el galán estaba a de la dama y viceversa era imposible que ninguno de los dos pudieran ver por entre los botones más de lo que debieran… el pudor!

 

Hoy en día muchas marcas de vaqueros, Jeans  o Yins proponen la apertura de los pantalones de ambos sexos en el mismo lado, el que tradicionalmente era el del hombre, o sea los ojales en la hoja derecha del patrón que llevado queda a la izquierda del cuerpo.

 

130913_05

 

Una vez determinado en que hoja del delantero van las piezas pasaremos a marcar los ojales y botones: los botones se colocarán en el centro o incluso mejor un tanto desplazados hacia el pantalón. Los ojales serán más grandes que el botón para que éste pueda pasar con facilidad. Según el grueso de la tela haremos los ojales más o menos largos: a tela más gruesa el ojal deberá ser más largo.

Debemos calcular bien la posición de los ojales y de los botones para evitar que una vez abrochados se  vean más allá del borde de la bragueta. La fila de ojales debe empezar como mínimo a la mitad del diámetro del botón más 2,5 mm, holgura que se acrecentará con el medio diámetro del pie de los botones en el caso de que sean metálicos. La distancia de los botones puede variar de  4 a 5 cm en el caso de los pantalones yins.

 

En Pantalones de corte sastre encontramos que la pieza de pulido va re-punteada con la pieza de los ojales horizontalmente entre cada ojal para evitar que se abra la pretina ojalera,  en este caso la distancia de los botones suele incrementarse, llegando a ser de 5 a 6 cm.

 

En la siguiente ilustración damos un ejemplo de una bragueta de pantalón masculino yin que es la que utiliza una celebérrima marca muy afianzada en el mercado.

 

130913_06

 

En esta última ilustración mostramos el caso de una pretina ojalera con pespuntes típica de la sastrería. En este caso vemos que hay más espacio entre los botones para no dificultar el cierre o la apertura de la bragueta. La línea discontinua roja sería la línea de los pespuntes para unir la pretina ojalera al pulido de la bragueta.

130913_07

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *