El espejo y Blancanieves

 

logo CC1C def gran

El espejo y  BlancanievesEspejo de mi habitación...

Para muchos el glamour de dedicarse a la creación de moda es sueño imposible, un cuento de hadas. Éstos serán los primeros en entrar y mantenerse parafraseando a Jesús y el mundo de los cielos.

Como de cuento de hadas va el tema (aunque para algunos de nieve) escogeremos uno al azahar , perdón aún no estamos en las colecciones de novias, quería escribir azar: El cuento de Blancanieves.

El cuento de Blancanieves, (en alemán , Schneewittchen) es uno de los cuentos más conocidos de Grimm aunque no fueron los únicos que lo recogieron, hay otras versiones en que los enanitos son ladrones y que el espejo con el que dialoga la malvada madrastra es el sol o la luna.

Este cuento está cargados de símbolos y de caracterizaciones que nos vienen como anillo al dedo para explicar nuestro propósito.

Empezaremos por el único elemento mágico del cuento, el espejo. El espejo en un principio parece ser la conciencia, la reina mala envidia la belleza de Blancanieves y quiere hacer creer que ella es la máxima poseedora de la belleza aunque sabe para sus adentros que la más bella es Blancanieves.

Si el espejo es la conciencia pero hay más, no es la conciencia de la reina malvada ya que no es sólo su punto de vista sino que según el cuento de Grimm es un hecho constatado y aceptado por todos, por lo que el espejo de parlante será la conciencia colectiva. El todo el mundo al que no se le puede engañar siempre de nuestro amigo A. Lincoln.

A Blancanieves le llamaron así, porque su madre que murió en el parto de blancanieves se pinchó un día mientras se dedicaba a la costura (¡Vaya casualidad!) sentada cerca de una ventana  con el marco de ébano negro mientras nevaba. Citando el cuento de Grimm: “Mirando nevar se pinchó un dedo con su aguja y tres gotas de sangre cayeron en la nieve. Como el efecto que hacía el rojo sobre la blanca nieve era tan bello, la reina se dijo:-¡Ojalá tuviera una niña tan blanca como la nie-ve, tan roja como la sangre y tan negra como la madera de ébano!. Poco después tuvo una niñita que era tan blanca como la nieve, tan encarnada como la sangre y cuyos cabellos eran tan negros como el ébano. Por todo eso fue llamada Blancanieves.”

A Blancanieves los hermanos Grimm le atribuyeron tres colores: el blanco por sus carnes, el rojo por sus mejillas y labios y el negro por su pelo.

Recordemos que el blanco es el color de la pureza, el rojo es el color de su energía y empuje (puede debido a su juventud pero no sólo a ella) y el negro es el color de la inmensidad, de la soledad, de la muerte, de la desnudez. Los tres colores combinados en una sola persona nos da la personalidad que luego se reflejará en la fábula: Es pura, con energía y sobria.

Blancanieves reúne en su personalidad las tres cualidades que debe tener el creador de moda: no se deja contaminar ni influenciar ya que sabe que el acto de creación debe ser propio, tiene la energía suficiente para saber que lo que hace es justo e imponerlo y tiene la visión general cuyas premisas le ha permitido sacar la concusión de ese el silogismo complicado que es la propia evolución.

Teniendo esas tres cualidades sabe positivamente que va a ser original ya que nadie y sólo ella puede llegar a esa concretización ya que para cada persona las premisas del silogismo serán diferentes si conserva su pureza.

En contraposición a Blancanieves encontramos a su madrastra, la Reina malvada. Los Grimm la caracterizan como “una mujer bella pero orgullosa y arrogante, y no podía soportar que nadie la superara en belleza” o sea traducido “era una mujer ingeniosa pero orgullosa y arrogante, y no puede soportar que nadie la supere en Ingenio”. Si en nuestra parábola la belleza la tenemos que cambiar por ingenio.

La Reina malvada es la encarnación de todos los pseudo-creadores de moda Que no tienen los tres colores que caracterizan a Blancanieves, ellos empiezan con el amarillo (color de la envidia y del engaño) y a medida de pierden belleza (ingenio) o incluso belleza e ingenio van mezclando el amarillo con el morado para acabar vestidos como los curas en Semana Santa, recordemos que el morado es el color del sufrimiento.

A Blancanieves poco le importa  el qué dirán ya que sus creaciones son personales y responden a un acto de evolución propia, la reina mala sólo puede crear (saberse la más bella en la fábula) si sabe que el espejo mágico le dice que es la mejor, pero ella por dentro está vacía, no puede crear, no puede evolucionar, sólo es una fruta que se va pudriendo aún colgada del árbol.

La envidia es muy mala y el poder de la Reina mala lo utiliza para librarse de lo que cree que le molesta para volver a ser la más bella del reino. Pero en verdad no es Blancanieves es ella misma que pende del árbol mientras se va pudriendo y va pasando del amarillo irremediablemente al morado.

El Cazador tiene que obedecer a la reina mientras ésta mande pero se arrodilla y llora ante Blancanieves y la deja escapar. Al verdadero genio siempre se le tiene respeto. El cazador en vez de traer el hígado y los pulmones de Blancanieves le trae las vísceras de un pobre cerdito que pasaba por el bosque.

Cuando el cazador trae los pulmones y el hígado ( la esencia, la colección , las vísceras serán en este caso el talento puntual de la pobre blancnieves) la reina mala se los hace cocinar y se los come. La antropofagia de la madrastra no es más que el hacerse suyo el arte de Blancanieves, pero el arte puntual, uno de sus silogismos, una de sus creaciones que evidentemente no sabrá desarrollar ya que no es Blancanieves.

Blancanieves la han sacado del castillo, y el cazador le ha dicho que se adentre en el bosque dónde probablemente encontrará la muerte pero ella no perece se encuentra con los siete enanitos.

Los siete enanitos (recordemos que en otras versiones del cuento son ladrones) hacen un pacto con Blancanieves, ella lo hace todo y ellos se aprovechan de ella.  La pobre creadora ha tenido que adaptarse a una nueva forma de creación para los enanitos (a quien les gusta el oro y los diamantes ya es a lo único a que se dedican mientras ella trabaja).

El espejo mágico, la conciencia colectiva nunca se equivoca y la Reina malvada se entera que Blancanieves aún existe y que sigue siendo mucho más brillante que ella. Decide actuar directamente, la primera vez ahogándola , la segunda vez envenenándola. El poder lo puede todo por eso se llana poder, ¿no? (valgan las redundancias)

Los enanitos o ladrones, según la versión del cuento o de la vida real,  una vez muerta intentan estrujar al máximo su belleza (su ingenio, sus creaciones).

Al final del cuento aparece un joven príncipe, que después de conocerla y aunque esté muerta no puede vivir sin ella.Después de noegociar con los enanos (ladrones en otras versiones), se lleva su sarcófago de cristal.
En el camino los portadores de la urna tropiezan, y con la sacudida la dulce Blancanieves  escupe el trozo de manzana envenenada y vuelve a la vida, a esa otra vida siendo reina en el reino de la conciencia colectiva.

El fin de la historia es penosa para la reina malvada, quien ya completamente morada, debió padecer mucho bailando con los zapatos calentitos  de hierro al rojo vivo hasta la muerte. Es curioso el suplicio inventado por los Grimm, la Reina mala murió por dolor de piés, incomodidad que nos recuerda a algunos de los suplicios al que nos quieren obligar algunos diseñadores. En su último ataque de ira no rompió el espejo porque le dijeron que traía mala suerte…

Grimm publicaron sus “Cuentos para la infancia y el hogar” en dos volúmenes entre 1812 y 1815. Mucho antes y mucho después han existido Blancanieves, Reinas malas y sobretodo un espejo mágico al que no se le engaña, que recordemos que en otras versiones eran el sol y la luna (las dos únicas realidades o fuera de nuestro mundo). Desgraciadamente siempre seguirán habiendo Reinas malas y se harán famosas por su poderío y por su perfidia, pero por suerte saber que aún existen Blancnieves es lo que hace esta vida soportable.

Las Reinas malvadas no son salvadas por los príncipes azules y cuando caen del árbol, arrugadas y podridas se las comen los cerdos en el mejor de los casos, o estériles sin dar ningún fruto, sirven de abono para que nazca una nueva flor.

Bibliografía electrónica:

Cuento de Blancanieves de Grimm http://www.grimmstories.com/language.php?grimm=053&l=es&r=de

http://es.wikipedia.org/wiki/Blancanieves

Un comentario

  1. Me he decidido a leer todos y cada uno de los artículos escritos, me encanta tu blog. esta increíble y aunque solo soy un diseñador autodidacta en sus inicios espero llegar a ser mucho mas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.