Montaje de la manga del sastre 1 Generalidades

Cómo cubrir un cuerpo

Montaje de la manga del sastre 1 Generalidades

Este post forma parte de una serie de post que son una monografía de cómo patronar y montar a la sastre una americana sastre recta de mujer. La serie de post inicia con “Americana sastre femenina” y continúa con: “Plastrones de la americana recta sastre femenina”, “Puesta a punto de la americana mujer sastre femenina”, “El cuello picado”, “Armado de los plastrones”, “Colocación de los plastrones  1”, “Colocación de los plastrones  2”, “Casar líneas y cuadros”, “ Ensamblaje del delantero 1”, “Ensamblaje del delantero 2” , “Montaje de los bolsillos de vivos o de cartera 1”,   “Montaje de los bolsillos de vivos 2”, “ Ensamblaje de la vista” , “Ensamblaje de la vista 2”, “Montaje de la espalda”,  “Forro de espalda de la americana sastre”, ”Forro de espalda de la americana sastre 2”, “ Forro delantero de la americana sastre”, “Ensamblaje del delantero y espada de la americana”, “Ensamblaje de los hombros de la americana sastre”, “Ensamblaje del cuello de la americana” y “Cosido de las inglesas”. Todos ellos los podéis encontrar en el índice de la página.

Reproduciremos la ilustración que dejamos en el post “Americana recta sastre femenina” en el que hicimos el patrón de la americana sastre femenina.

Aprovechamos la ocasión para dar la nomenclatura de la manga:

270215-la-manga-sastre-A4-b

El bajo es la parte de la manga que reposará encima de la muñeca.

La cabeza de la manga es la parte opuesta. La cabeza propiamente dicha, la de la hoja superior es la que llevará todo el embudo u holgura de la manga.

Las costuras de la manga se llaman de codo y de sangre. La de codo es la que pasa por el codo, la de sangre la que pasa por el interior del brazo, por donde pasan todas las venas (de ahí el nombre de costura de sangre). La costura de sangre siempre se retrocede de unos 2.5 o 3 cm hacia la parte interior de la ubicación de la verdadera línea de sangre (que vemos en trazo discontinuo en la hoja superior de la manga) para que quede oculta en el momento en que se lleva.

Referente a los RRHH de la manga debemos observar que no son paralelos a las líneas del trazado de la manga, porque la plomada del brazo no es recta. Si nos fijamos hay una diferencia entre el piquete 1 y el final del RH de la hoja superior de la manga.

El talón de la manga es la intersección de la costura de codo con la costura de la cabeza de hombro.

En la costura superior de la manga, la que contiene la cabeza encontramos tres piquetes a los que hemos dado los nombres de piquete 1, 2 y 3.

El piquete 1, el piquete del centro de la manga es el que nos da la plomada. Este piquete lo haremos coincidir con la costura de hombro de la americana.

El piquete del talón de manga (piquete 3) y el piquete de avance de costadillo (piquete 2) serán los que nos harán avanzar o recular la manga.

La costura entre el piquete 2 y el piquete 3 que en su mayor parte se desarrolla en la hoja inferior de la manga no lleva embudo u holgura y sigue en su mayor parte la horma de  la sisa del cuerpo (exceptuando el levantamiento de la curva desde la mitad del cuadrado de sisa hasta la línea de avance de costadillo). La falta de holgura en esta parte de la manga responde a la necesidad de que la manga quede pegada al cuerpo y que no haga ninguna arruga en la parte del sobaco, lo que en argot se llaman “nidos de la manga”.

La parte de la costura que recorre los piquetes 2 a 3 pasando por el piquete 1 que se desarrolla únicamente en la cabeza de la manga es la parte que lleva todo el embudo u holgura. La holgura de la manga tiene dos funciones, una la de albergar el redondo del hombro en la punta del acromion, dar forma abombada a la copa de la manga y consecuentemente  dejar que la tela de la copa pueda doblarse cómodamente para poder levantar el brazo.

Los piquetes 2 y 3 son los puntos de inflexión entre la parte del sobaco que es la parte que no tiene holgura y la parte de la cabeza que si la tiene para poder levantar el brazo.

La profundidad de sisa y el ancho del rectángulo de sisa tienen mucho que ver con la movilidad de la manga, y su embudo.

Más baja la profundidad de manga, más bajan los piquetes 2 y 3, al bajar éstos si no incrementamos el ancho del cuadrado de sisa y consecuentemente el ancho del perímetro de mangan no podremos levantar el brazo sin hacer feos y hacer levantar el delantero de la americana.

Por otra parte los piquetes 2 y 3 son los que determinan el avance o retraso del eje del brazo respecto el cuerpo.

Según para quien se monte la manga de la americana avanzaremos o retrasaremos el eje del brazo. Pongamos unos ejemplos: una americana hecha para un locutor televisivo, una hecha para un camarero y una tercera hecha para un maître de un restaurante. Montadas por un sastre que sepa su oficio las tres mangas serán diferentes debido a  las necesidades de las personas que las llevarán.

La americana del locutor televisivo que lo veremos sentado siempre delante de una mesa y con los codos apoyados sobre ésta, las mangas de su americana estarán avanzadas para que la copa se vea lisa y pulida en la posición descrita. Efectivamente el brazo estará avanzado respecto a la  posición en la que imaginamos a  la persona vistiendo una americana (de pie con los brazos estirados). Si avanzamos las mangas de esta americana, nuestro locutor al que vemos con una americana con las copas limpias, en el momento en que acabe el servicio televisivo y se levante y ponga los brazos estirados aparecerán una serie de arrugas en la copa de las mangas debido a que la manga en tal posición estará demasiado avanzada respecto al brazo.

La americana del camarero que deberá tener mucha movilidad en los brazos será interesante que tenga poca profundidad de sisa y que se incremente un poco el ancho de sisa para que la copa no haga arrugas al avanzar el brazo en 45 grados al servir y retirar los platos de la mesa.

En el caso de la tercera americana, la del maître, que generalmente estará de pie sin tener que hacer grandes movimientos con los brazos, nos interesará que las mangas de su americana estén bien aplomadas respecto al brazo estirado.

Por lo que hemos visto los piquetes 2 y 3 son de gran importancia para la apariencia y utilidad de las mangas de la americana que vayamos a montar.

En el caso de conformaciones deberemos retocar uno u otro de los piquetes para acondicionar la manga a la conformación del cliente. Sobre los retoques de la manga y de las conformaciones que nos fuerzan a retocar la manga del sastre hablaremos más adelante en otro post.

Danos tu opinión sobre este post. ¿Te ha gustado?

Cargando ... Cargando ...

 

2 Comentarios

  1. Buenas tardes, en primer lugar quería darle la enhorabuena y agradecer que comparta sus conocimientos con todos los que tenemos muchisimo interés en este apasionante mundo del patronaje y que hemos encontrado en este blog un lugar de consulta y de aprendizaje.
    En segundo lugar comentarle que he intentado varias veces el suscribirme para recibir los post por e-mail y me ha sido imposible, siempre aparece un mensaje de error. En espera de respuesta para poder suscribirme reciba un cordial saludo.
    Gracias
    • Hoy mismo controlo qué es lo que pasa si mañana no puede suscribirse, por favor dígamelo que con su permiso le suscribiré yo directamente con el correo electrónico con el que consta este post.
      Le recuerdo que en el caso en que no le muestre el mensaje de error, Ud deberá confirmar la suscripción con un e-mail que recibirá en su propio correo electrónico.
      En el caso en que mañana no funcione por favor, vuelva a ponerse en contacto. Lo solucionaremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *